09 jul 2020

Ir a contenido

vuelven las negociaciones

Continental espera tener una solución para la reindustrialización de las instalaciones de Rubí en un mes

Los sindicatos avisan de que si no se acuerdan las condiciones de las salidas con la empresa pronto "irán a la guerra"

ACN

Pancartas y camisetas colgadas al exterior de la planta Continental de Rubí.

Pancartas y camisetas colgadas al exterior de la planta Continental de Rubí. / norma vidal

Continental Automotive espera "llegar a una solución" por el proceso de reindustrialización de las instalaciones de Rubí a finales de junio o principios de julio, apuntan fuentes de la empresa. El fabricante de neumáticos y otros componentes está dialogando con "varios interlocutores" para vender la planta

Según los sindicatos, el cambio de manos se puede producir antes de finales del 2021, fecha en la que el fabricante alemán anunció que se marcharía de Rubí. Si no se encuentra un comprador, se reducirá gradualmente la producción hasta el cierre total de la fábrica, que da trabajo a 760 personas. Después de retomar las negociaciones esta semana, los sindicatos avisan de que si no acuerdan las condiciones de las salidas pronto irán "a la guerra".

Ligero acercamiento

Representantes de la multinacional y los trabajadores de la planta vallesana volvieron a comenzar las negociaciones con la mediación del Departamento de Trabajo este lunes, en una reunión donde se constataron las propuestas alejadas de unos y otros. En esta mesa se debe pactar el plan de reindustrialización para la planta de Rubí y empezar a negociar las condiciones de salida de aquellas personas que queden fuera con prejubilaciones e indemnizaciones.

Este jueves se han vuelto a encontrar y se ha constatado un ligero acercamiento, según fuentes sindicales, que prevén poder cerrar una propuesta conjunta en poco más de un mes. "Si en un mes y pico no cerramos el acuerdo iremos a la guerra porque no vamos a permitir que la empresa nos maree y dilate el tiempo de negociación", dijo a la ACN el secretario general de CCOO de Industria del Vallès Occidental-Catalunya, José Rueda.

Los representantes sindicales también piden que las personas que quieran marchar de Continental antes de finales del 2021 lo puedan hacer con las condiciones que fijará el acuerdo.

La empresa explicó a los trabajadores algunos de los avances en el proceso de venta pero dice que son "incipientes" para darlos a conocer públicamente. Los sindicatos creen que es esencial encontrar un comprador que inicie un nuevo proyecto en las instalaciones de Rubí y que se comprometa a emplear a más del 80% de la plantilla.

Fuentes de Continental han indicado que harán una nueva contraoferta por las prejubilaciones e indemnizaciones en la próxima reunión con los sindicatos y representantes del Departamento de Trabajo, fijada para el 9 de junio. Ambas partes tienen previsto encontrarse dos veces por semana.

Proceso de reestructuración

A finales de 2019, Continental Automotive comunicó que tenía la intención de reindustrializar la planta vallesana y de vender las instalaciones en seis meses. La cúpula argumentó que la planta de Rubí, que produce complementos analógicos y controles, ya no se consideraba una localización "estratégica". 

Si no se encuentra un comprador, se reducirá paulatinamente la producción hasta acabar con el cierre total de la planta, nunca antes de diciembre de 2021. La empresa dio marcha atrás y renunció a presentar un Expediente de Regulación de Empleo ( ERE) para la plantilla en febrero. Los trabajadores han ido a la huelga como protesta por las incertidumbres del proceso de venta y no descartan futuras movilizaciones.

La operación de reindustrialización forma parte de un proceso de reestructuración de la multinacional a escala mundial, que prevé recortar más de 5.000 puestos de trabajo hasta el 2028 para hacer frente a la transformación del sector hacia los modelos eléctricos.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA