14 ago 2020

Ir a contenido

    IMAGEN VIRAL

    La impactante foto de un oso polar desnutrido alerta sobre el cambio climático

    La fotógrafa Kerstin Langenberger, autora de la instantánea, compartió la publicación en su Facebook con la intención de concienciar al mundo de este problema medioambiental

    Imagen del oso polar desnutrido compartida por Kerstin Langenberger.

    Imagen del oso polar desnutrido compartida por Kerstin Langenberger. / KERSTIN LANGENBERGER / FACEBOOK

    Pocas imágenes provocan tal escalofrío como la de un oso polar desnutrido e impotente en una minúscula placa de hielo rodeada de agua. Esta es la instantánea que captó la fotógrafa Kerstin Langenberger en Svalbard, un archipiélago en el océano Glacial Ártico.

    Langenberger es una fotógrafa especializada en la vida silvestre del Ártico, pero también es una importante académica con estudios en recursos ambientales. Combinando estas dos facetas, la autora de la foto decidió colgar dicha imagen en su cuenta de Facebook (que cuenta con casi 9000 seguidores) y expresar su preocupación ante el cambio climático.

    For tourists and wildlife photographers, the main reason to come to Svalbard is to see polar bears. And yes, usually we...

    Posted by Kerstin Langenberger Photography on Jueves, 20 de agosto de 2015

    Kerstin Langenberg explica que, a pesar de que mucha gente se desplaza hasta zonas glaciares para poder fotografiar hermosos osos polares en plenitud de salud, la realidad es que hay muchos animales sufriendo las consecuencias del calentamiento global y el deshielo.

    CONSCIENCIA GLOBAL

    El ejemplo de este oso polar es solo uno más de los animales que quedan aislados y no pueden nutrirse, dejando imágenes tan impactantes como esta. La fotografía no ha dejado indiferente a nadie y se ha 'viralizado' por la red hasta llegar a ser compartida más de 30.000 veces. 

    Más allá de lo escalofriante de la instantánea, la fotógrafa espera que sirva para hacer tomar conciencia de la necesidad de cuidar el planeta con nuestros actos diarios, aunque aparentemente resulten lejanos a este oso polar desnutrido