Ir a contenido

    Honduras: galería garbancera

    Vídeo del artículo de Ferran Monegal Honduras, galería garbancera.

    Como todos los años, más o menos por estas fechas, los capataces de Supervivientes han bajado a la zona de jaulas de Tele 5 y allí han seleccionado a una serie de criaturas que aguardaban, ansiosas, en espera de destino. De la mucha fauna televisiva que había esperando viajar a La isla de los mosquitos hondureña se han decantado por un repertorio de ejemplares pintorescos y garbanceros. De los elegidos, distingamos a Raquel Mosquera, señora peluquera que lleva más de 20 años amenizando los Sálvame y los Deluxe. También Saray Montoya, del clan de los Farrucos, estrella de los Gipsy Kings (Cuatro); o María Lapiedranostrada porno-star de Mollerussa que ha sido premiada y metida en el concurso por haber mantenido en alto la programación de toda Tele 5, entera, gracias a los cacaos amorosos y bragueteros con Gustavo, a quien probablemente también veremos aterrizar en Cayo Cochinos un día de estos.

    Pero quizá la incorporación más sugerente es la de Maite Zaldívar, dama que cuando estuvo encerrada en la cárcel de Alhaurín de la Torre por el caso Malaya de Marbella conformó con otras dos finísimas reclusas, la exalcaldesa Marisol Yagüe y la ex teniente de alcalde Isabel García Marcos, el apasionante trio llamado Las Chaneles. ¡Ah! Esperamos grandes cosas de la señora Zaldívar, que ya ha comenzado a lanzar perdigones cuando le ponen imágenes de Isabel Pantoja («Con esa no discuto ni la hora») y sobre todo con las de Julián Muñoz, al que llama «Mi ex-difunto», o sea, en un rapto de cariño lo asimila a los muertos vivientes de The walking dead. De los pollastres que han desembarcado en Honduras hay depositadas grandes esperanzas en Alberto Isla, que ha hecho las paces con Chabelita y ella le espera, situada en el plató, mientras Jorge Javier Vázquez le va tirando de la lengua para que amenice el aquelarre y se potencie el show.

    Soy de la opinión de que Tele 5 está haciendo una meritoria labor de oenegé con toda esta fauna que pulula por la cadena. Hay que protegerlos. Fuera de la tele ya no pueden vivir de ninguna manera. Informa el diario El Comercio de Gijón que a Alberto Isla le pagan 20.000 euros por semana. A Zaldívar y Mosquera, 12.000 a cada una. La tropa de relleno, entre 1.500 y 3.000 euros por cabeza. Con esta combinación de euros y garbanzos que les dan, no hay pájaro que deje la jaula. Ni a empujones.