ENTREVISTA AL DR. RAFAEL NAVARRO, DE IMO GRUPO MIRANZA

“Estamos llevando a cabo proyectos de investigación con terapias génicas y visión artificial para la DMAE”

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad crónica. Actualmente, es la primera causa de pérdida de visión en mayores de 65 años y afecta a alrededor de 700.000 personas en España

Doctor Rafael Navarro.

Doctor Rafael Navarro.

3
Se lee en minutos
P.E.

El doctor Rafael Navarro, oftalmólogo experto en esta patología degenerativa de la retina, de IMO Grupo Miranza y director de I+D del mismo grupo, informa en esta entrevista sobre la enfermedad y los proyectos de investigación en curso.

 ¿Qué es la DMAE?

La DMAE es una enfermedad multifactorial, cuyo principal factor de riesgo es la edad. Esto significa que muy pocas personas se ven afectadas antes de los 50-60 años. Asimismo, sabemos que hay una cierta predisposición genética: de 3 a 6 veces superior si se tiene un familiar de primer grado afectado.

¿Cómo se puede saber si se padece DMAE?

La visión con DMAE, generalmente, se asocia a una mancha en el centro, que va creciendo, hasta provocar una limitación visual importante, conforme la enfermedad avanza. Este síntoma se produce porque la patología afecta a la zona central de la retina, la mácula. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este trastorno visual es característico de las personas que padecen una DMAE severa. En la mayoría de los casos, la detectamos porque el paciente acude a consulta por notar una pérdida de visión. De hecho, una alteración visual frecuentemente ligada a la enfermedad es percibir las líneas torcidas o distorsionadas. Otros pacientes, nos transmiten que notan disminución de sensibilidad al contraste y dificultad de adaptación a los cambios de luz, por ejemplo, cuando pasan de espacios exteriores a interiores. Para nosotros es muy importante diagnosticarla a tiempo, ya que los tratamientos son más eficaces en los casos menos avanzados. Por eso, insistimos mucho en que las personas, sobre todo a partir de los 50 años, realicen revisiones oftalmológicas periódicas.

¿Cuáles son los tratamientos indicados?

Existen dos tipos de DMAE: la forma húmeda, que se trata desde hace años con inyecciones periódicas de unos fármacos, llamados antiangiogénicos. Estos se aplican en el ojo del paciente afectado, permiten frenar la enfermedad y, en muchos casos, que el paciente mantenga e, incluso, recupere visión. Lamentablemente, el otro tipo de DMAE, la forma seca, no tiene tratamiento. Sin embargo, evoluciona más lentamente que la DMAE húmeda y la única terapia que podemos prescribir, actualmente, es la toma de ciertos suplementos antioxidantes que protegen la mácula. Esto ayuda a enlentecer su evolución pero no es un tratamiento eficaz. En este sentido, están surgiendo nuevas líneas de investigación para la DMAE seca, de las que IMO Grupo Miranza forma parte o comenzará a participar en breve.

¿Cuáles son los proyectos de investigación puestos en marcha?

Son estudios clínicos que consisten en abordar la enfermedad con distintas estrategias terapéuticas y según el perfil clínico del paciente. Uno de ellos es una terapia génica para un tipo de DMAE seca, asociada a una alteración genética puntual y lo estamos llevando a cabo junto a nuestro Departamento de Genética. No obstante, la idea es ampliarlo a otros grupos de personas afectadas, conforme avance el proyecto. Consistirá en reemplazar el gen alterado por otro sano y esperamos que de muy buenos resultados. Por otro lado, tenemos otro proyecto en marcha, en este caso, dirigido a personas con una visión muy baja, también debida a la DMAE seca. Consistirá en implantar un chip debajo de la retina, que generará un impulso eléctrico que, a su vez, estimulará la retina. El objetivo es que el paciente sea capaz de percibir imágenes, a través de una microvideocámara instalada en sus propias gafas. Los estudios preliminares han sido muy prometedores, ya que algunos pacientes han vuelto a leer tras la implantación. Por último, también tenemos previstos otros estudios relacionados con inyecciones intraoculares para distintos tipos de DMAE: para frenar la evolución de la forma seca y para mejorar los existentes, en el caso de la forma húmeda. Esperamos que todos estos proyectos de IMO Grupo Miranza, nos ayuden a mejorar la visión y calidad de vida de nuestros pacientes, en un futuro no muy lejano.

Prevención de la DMAE

 Lamentablemente, la DMAE no se puede prevenir, ya que se debe, en gran parte, al proceso natural de envejecimiento, así como a otros factores hereditarios. No obstante, ciertos hábitos de vida pueden retrasar su aparición, como los siguientes:

1. Evitar el tabaquismo

2. Tener un estilo de vida activo

3. Seguir una dieta equilibrada, rica en antioxidantes, y ácidos grasos omega 3.

 Para más información, visitar

www.imo.es/DMAE o solicita visita al experto en DMAE.

Noticias relacionadas

 

Información patrocinada por IMO Grupo Miranza Barcelona |T. 934 000 700 | imo.es | informacion@imo.es