Ir a contenido

CLÍNICAS Y CENTROS TRIORA

Detectar a tiempo una adicción es clave para superarla

Los expertos recomiendan pedir ayuda profesional cuando se detectan síntomas en una persona cercana

Cambios en el estado de ánimo, conflictos familiares o irresponsabildad laboral, posibles indicadores

Uno de los centros Triora, especializado en el tratamiento de adicciones.

Uno de los centros Triora, especializado en el tratamiento de adicciones.

La adicción es una enfermedad crónica que se cuela en la vida de las personas afectando al funcionamiento y a la estructura del cerebro, por lo que en muchas ocasiones, impide que el individuo sea consciente de tener un problema y de las consecuencias negativas del mismo.

Por este motivo, para ayudar a alguien con problemas de adicción es fundamental el poder detectarla a tiempo, y una vez que el entorno ha localizado el problema, el siguiente paso es buscar ayuda profesional.

“La adicción es una enfermedad multifactorial” explica el doctor Joaquín Descals , psiquiatra y  director médico de Triora Barcelona y de la Clínica Triora Alicante “por lo que existe un factor congénito (genes), un factor ambiental y un factor psicológico que determina si la persona que está consumiendo alguna sustancia adictiva o desarrollando una conducta adictiva, pueda llegar a manifestar la enfermedad de adicción”.

Síntomas de una adicción

Hablamos de adicción cuando se pasa del uso al abuso y del abuso a la dependencia. "En el momento que el consumo de sustancias toma demasiado protagonismo en la vida de la persona, y se empiezan a eludir las responsabilidades personales, es el momento de estar alerta”, aseguran los expertos de Triora adicciones.

Una de las principales áreas que se ven afectadas son las relaciones familiares y sociales. “La persona adicta tiende a un mayor grado de aislamiento, con cambios en el grupo de amigos. Empieza a tener dificultades con los hijos hasta el punto de molestarles y comienzan a darse conflictos con la pareja. De repente se vuelve más huraño, se encierra y, cuando sale, lo hace sin ningún tipo de control", detalla el Dr. Descals de Triora Barcelona.

El doctor Joaquín Descals, psiquiatra y  director médico de Triora Barcelona.

Otro de los síntomas son las alteraciones en el desempeño normal de las responsabilidades laborales. El adicto deja de asistir con regularidad al trabajo y busca excusas para ello. Está más distraído, su rendimiento baja y deja citas colgadas sin ninguna excusa hasta el punto de que comienza a ser amonestado por ello.

Negar la existencia de la adicción, así como todos los problemas derivados de ésta, es uno de los síntomas más claros. Además, se dan cambios en el estado de ánimo, con apariciones bruscas de episodios de irritabilidad o de depresión, junto a una tendencia a pasar más tiempo a solas y desinterés por realizar actividades.

Conforme va avanzando la enfermedad de adicción se empiezan a hacer más evidentes los cambios en el aspecto físico, como puede ser el descuido del aseo personal y la aparición de sangrados nasales, secreciones nasales, ojos irritados o pupilas dilatadas.

La importancia de la ayuda profesional

En el momento en que detectamos alguno de los signos mencionados anteriormente, el primer paso es intentar hablar con esa persona. Desde las clínicas y centros Triora recomiendan que a la hora de iniciar esa conversación es fundamental mostrarle nuestra preocupación no juzgándole sino tendiéndole la mano, ofreciéndole nuestra ayuda, porque muchas veces él no quiere ser consciente o no es capaz de ver lo que le ocurre.

Triora

“Hay que tener en cuenta que nos enfrentamos a una persona muy manipuladora y que va a anteponer el consumo a cualquier otra cosa, pero, sabiendo que estas interferencias se producen, tenemos que ser capaces de ayudarla a reflexionar, a que entienda lo que le está pasando”, explica el experto. Otra de las opciones, es la de la intervención familiar, cuando los seres queridos del adicto se reúnen sin él para acordar una misma línea de discurso y hacer más efectiva la ayuda.

Una vez dado este primer paso, es indispensable buscar ayuda profesional. El Dr Descals subraya que, “para solucionar un problema de adicción indudablemente hay que buscar ayuda profesional en un centro terapéutico, donde el paciente, tras reconocer la existencia del problema, toma conciencia de lo que le ocurre y comienza un programa de trabajo personal guiado   por un equipo médico-terapéutico que le permitirá recuperar el sentido a su vida”.

A lo hora de elegir el centro, hay que tener en cuenta varios factores, uno de ellos es la metodología que utiliza, en este sentido, el grupo Triora ha desarrollado un modelo de tratamiento integral, el Modelo Triora, un exclusivo tratamiento, con resultados probados, que aborda la recuperación de la persona a través de componentes médicos, psicológicos y físicos trabajando el cuerpo, la mente y la recuperación de los valores perdidos durante la adicción.

Para ayudar a un familiar con una adicción se puede contactar con Triora Barcelona (València 243-245 Piso 2º 2-1 ) a través de la web www.triora.es o el teléfono 930 156 201.

Temas: Adicciones