El distrito de Venice, con sus playas y sus canales, se ha convertido en los últimos cinco años en uno de los barrios de Los Angeles con más hipsters por metro cuadrado. Lo que no hace mucho era una zona desestructurada y violenta, en la que con frecuencia se oían disparos en las calles, es ahora un área donde se mezclan startups, productoras de anuncios, jóvenes surferos y algún que otro superviviente de la época hippie.

La nueva cultura del café ha proliferado con fuerza en este vecindario, que alberga ahora mismo alguna de las cafeterías modernas más en boga. La gente va a tomarse su café de turno y a trabajar o a tener reuniones. Todo muy “chill”, muy relajado y cordial, como ha pretendido ser siempre Venice, incluso en sus peores épocas. Estos cuatro locales están entre lo más estimulante y recomendable que ofrece el vecindario.

 

Deus Ex Machina

Lo que en su día fuera una tienda de flores sin el menor encanto en la esquina de Lincoln Blvd y Venice Blvd, es hoy lugar de encuentro de moteros, amantes del café y de la ropa estilosa y carísima. Deus, es una tienda originaria de Australia donde además de café y ser lugar de reunión de directores de anuncios y gente de la industria del cine, vende tablas de surf, motos customizadas, que te pueden costar la friolera de 20.000 € y ropa muy atractiva. También hacen eventos el último viernes de cada mes con dj incluido. No se puede ser más cool.

 

Intelligentsia

Intelligentsia fue probablemente uno de los pioneros en el mundo barista. Además de jactarse de tener uno de los mejores cafés, este lugar es conocido por su diseño industrial. La idea es que los baristas y los clientes estén casi entremezclados. Un espacio abierto con mucho metal y hormigón. Afirman que tiene café que no puedes encontrar en ningún otro local y de practicar un modelo de negocio sostenible. Aunque recientemente como pasa con casi todas las empresas que empiezan a despuntar, son absorbidas en parte por una corporación (sniff).  Sin embargo esto no parece hacer disminuir la clientela que en ocasiones hace colas para tomar un café aquí. Aunque en Venice, lo de hacer cola, se está convirtiendo en un símbolo de que un lugar es “trendy”. Tienen también sucursales en Chicago, Nueva York y van a abrir una en Austin en breve.

 

Menotti´s

Está situado en el corazón de Venice, a un minuto andando del famoso Venice Board Walk. Es un café pequeñito, algo espartano pero diseñado con gusto. Tras la pequeña barra tienen una colección de vinilos que no están de adorno, el mismo que te hace el café cambia de disco cuando procede. Prestan especial atención al origen de los granos de café que eligen. No hay mucho sitio para sentarse y no tienen wifi como los demás, quizás debido al tamaño del local.

 

Blue Bottle Coffee

Este lugar se sitúa como Intelligentsia, en Abbot Kinney Bloulevard, una de la calles de Venice más visitadas de todo el país. Tan pequeñito como Menotti´s, no supera los 65 metros cuadrados, se vanaglorian de usar una de las máquinas de café mejores del mercado, la famosa Kees van der Westen.  Sus orígenes están en San Francisco pero gracias al éxito obtenido, hoy en día están repartidos por la geografía norteamericana e internacionalmente tienen un local en Japón. Afirman tener a la gente más trabajadora y amable del mundo barista, una mezcla de científicos, artistas, diseñadores y expertos en café.