El tablero político

Así están las encuestas de las elecciones generales en España

Así están las encuestas de las elecciones en Catalunya

Así están las encuestas de las elecciones europeas en España y Europa

Así están las encuestas de las elecciones en Galicia

ESPECIAL MULTIMEDIA | Toda la información sobre la ley de amnistía

Media encuestas elecciones generales España

Media encuestas elecciones generales España

Jose Rico
Francisco José Moya
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Toda la información sobre la ley de amnistía en este especial de EL PERIÓDICO.

Cinco meses después de las elecciones generales del 23 de julio, el año que ha cambiado el mapa político autonómico y municipal, pero no el nacional, encara su recta final con el PP en su mejor momento demoscópico en mucho tiempo y la izquierda digiriendo todavía los efectos de las negociaciones poselectorales. Las concesiones del PSOE a ERC y Junts para formar Gobierno, la ruptura entre Sumar y Podemos y la influencia de Vox en la estrategia del PP marcaron los últimos estertores de un 2023 que acabó con la suma de las derechas por encima de la mayoría absoluta, las izquierdas a la baja y las pugnas catalana y vasca en todo su apogeo.

El promedio de todas las encuestas sobre las elecciones generales publicadas desde los últimos comicios mantienen al PP en primera posición con una ventaja sobre el PSOE de 6,3 puntos. Antes de sellar los acuerdos con los independentistas, ley de amnistía incluida, esa diferencia era de 2,4 puntos, lo que significa que en dos meses la brecha ha aumentado cuatro puntos, y cinco desde los comicios, cuando Feijóo venció a Sánchez por solo 1,3 puntos.

Ahora mismo, el PP obtendría el 36,3% de los votos y Sánchez lograría el 30% de los sufragios. Respecto a antes de la investidura, los populares han ganado dos puntos, los mismos que han perdido los socialistas. Y desde las urnas, el crecimiento del PP es de 3,3 puntos y el retroceso del PSOE, de 1,7 puntos. Convertida esa media en escaños, el PP conseguiría hoy 151 diputados (ocho más que en las elecciones) y el PSOE se quedaría con 115 (seis menos que en los comicios).

Los cálculos realizados por EL PERIÓDICO a partir de una fórmula empleada por Ivan Serrano, investigador del IN3 (Internet Interdisciplinary Institute) de la UOC, corresponden a la media ponderada de los principales sondeos publicados. La ponderación se realiza, como en otras fórmulas de este tipo, en función del tamaño de la muestra (cuanto más grande, mayor valor) y de la fecha del trabajo de campo (cuanto más reciente, más significativa). Hay que tener en cuenta que algunas encuestas, como las del CIS, solo ofrecen estimaciones de voto, pero no de escaños, lo que influye en los promedios de cada variable.

Las convulsiones internas en Vox y Sumar están debilitando sus expectativas electorales al comienzo de un 2024 que también examinará en las urnas el estado de salud de sus marcas. La extrema derecha de Santiago Abascal mantiene una ligera ventaja de una décima y un escaño sobre la coalición de Yolanda Díaz, aunque ambos perderían fuelle respecto a los comicios de julio. Vox conseguiría el 11,2% de los votos y 28 diputados, un punto y cinco diputados menos que en las urnas. Pese al bajón, los ultras mantendrían su condición de tercera fuerza política en el Congreso porque Sumar también retrocedería con fuerza, hasta el 11,1% de las papeletas y 27 parlamentarios, un punto y cuatro escaños menos que en las elecciones.

Aquella cita con las urnas dejó empatada la batalla entre ERC y Junts, aunque con tres décimas de ventaja de los republicanos en votos. Desde entonces se ha extremado todavía más la igualdad entre ambas formaciones, con una sola décima de diferencia a favor de Esquerra, pero manteniendo cada uno los 7 escaños que cosecharon hace cinco meses. Por lo que respecta al pulso vasco entre EH Bildu y el PNV, los dos partidos repetirían prácticamente sus resultados de julio con un escaño de ventaja para la izquierda abertzale.

Estos promedios permitirían a Feijóo alcanzar la Moncloa solo con el apoyo de Vox, pues ambas fuerzas sumarían 179 escaños, nueve más que en las urnas, siete más que antes de la investidura y tres por encima de la mayoría absoluta. Por su parte, la suma de los socios de Sánchez sería de 142 escaños, diez menos que en las elecciones y ocho menos que antes de la reelección del líder del PSOE.