Polémica en Twitter

Jaume Alonso-Cuevillas pide perdón y firma la paz con el restaurante que le acusó de hacer un 'sinpa'

  • El parlamentario de Junts asume que, a pesar de las "descalificaciones gratuitas", debía haber sido "más prudente y responsable" en sus comentarios.

Jaume Alonso-Cuevillas pide perdón y firma la paz con el restaurante que le acusó de hacer un 'sinpa'

Aniol Resclosa

2
Se lee en minutos
El Periódico

"Pido disculpas por haber provocado una polémica que empecé yo mismo con un tuit que no debería haber publicado". En un par de publicaciones en su cuenta personal de Twitter, la misma red donde había vertido anteriormente su crítica, el parlamentario catalán de Junts Jaume Alonso-Cuevillas ha querido pedir este viernes perdón y zanjar la polémica acerca de una disputa acerca del servicio durante una comida en el restaurante Mimolet de Girona.

En un mensaje escrito el pasado miércoles, exabogado de Puigdemont había denunciado el "precio desproporcionado" y la "atención muy mejorable" del restaurante gerundense, sin dejar, por eso, de alabar su "calidad excepcional".

Este mensaje fue respondido inmediatamente por el jefe de sala del Mimolet Álvaro Ureña, en el que aseguraba que esa crítica furibunda venía motivada por haber querido marchar sin pagar una botella de vino que el político se bebió solo, además de acusarlo de haber "faltado al respeto a una compañera" y tildarle de "prepotente".

Ante la fuerte polémica que se creó inmediatamente en las redes sociales, Cuevillas decidió borrar el mensaje y este viernes, dos días después, ha querido mostrar su arrepentimiento.

Noticias relacionadas

"Una agradable comida en el restaurante Mimolet de Girona, en modo alguno debía convertirse en una pelea pública con uno de sus empleados. Lamento las descalificaciones gratuitas, pero asumo que fui yo quien debía haber sido más prudente y responsable", se ha sincerado el parlamentario de Junts prometiendo que en el futuro volvería al restaurante: "Disfrutaré de sus servicios como he hecho siempre, con cariño y generosidad".

Desde el Mimolet tampoco han querido hacer más sangre del asunto y el mismo jefe de sala ha aceptado las disculpas de Cuevillas asumiendo también que él tampoco estuvo certero en las formas: "Gracias por la disculpa Jaume. Yo también lo pido por las formas en las que me expresé. La respuesta fue en caliente y acepto que debería haberlo gestionado mejor", ha respondido Ureña.