Rifirrafe en las redes sociales

Un restaurante de Girona acusa al parlamentario de Junts Jaume Alonso-Cuevillas de intentar hacer un 'sinpa'

  • El exabogado de Puigdemont y miembro del Parlament se enzarza en una pugna en Twitter con el Mimolet

Jaume Alonso-Cuevillas, en una imagen de marzo de 2019.

Jaume Alonso-Cuevillas, en una imagen de marzo de 2019.

1
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

Al parlamentario catalán de Junts per Catalunya Jaume Alonso-Cuevillas le ha salido el tiro por la culata. El que fuera diputado del Congreso de los Diputados ha lanzado este miércoles un afilado dardo en forma de tuit contra el restaurante Mimolet de Girona, uno de los restaurantes con mejor fama de la capital gerundense.

A través de su cuenta de Twitter, el exsecretario segundo del Parlament catalán ha criticado el "precio desproporcionado" del mismo, tras decir que había estado comiendo ese mismo día -el miércoles 7- ahí. Pero, además, denunciaba que la "atención [es] muy mejorable". Sin embargo, no ha dudado en alabar su "calidad excepcional".

Hasta ahí, todo correcto. Si hubiese que destacar algún 'pero', se podría remarcar lo desproporcionado de los 'zascas' en tan poco espacio: en un tuit de solo cuatro frases y 14 palabras, la mitad de las frases son críticas y solo una es de alabanza, puesto que la primera es descriptiva.

El tuit de Jaume Alonso-Cuevillas, escrito el día 7 y borrado menos de 24 horas después.

/

Una botella de vino

Noticias relacionadas

Pero las duras palabras de Alonso-Cuevillas, lejos de ser objetivas, obedecían a una venganza personal, según ha denunciado a través de la misma red social el jefe de sala del citado restaurante, Álvaro Ureña, que no ha dudado en hacer público que las críticas a Alonso-Cuevillas venían motivadas por el hecho de que se le ha pillado intentando hacer un 'sinpa': "[...] ha querido marcharse sin pagar parte de lo consumido", asegura Ureña en su tuit, además de acusar de hacer "faltado al respeto a una compañera" y tildarle de "prepotente".

Al parecer, y según ha desgranado Ureña a través de más tuits, Alonso-Cuevillas ha intentado hacer un 'sinpa' parcial, puesto que lo que quería dejar de pagar, supuestamente, era "una botella de vino" que, siempre según Ureña, se bebió "el solo". Y concluye con una advertencia: "No vuelvas. Nunca".

La respuesta de Álvaro Ureña, jefe de sala del restaurante Mimolet, a Jaume Alonso-Cuevillas.

/