Entrevista

Jordi Soriano, el señor de 'Mercuri': "¿Si Manuel Bustos cobró? No creo. ¿Y alguien del gobierno del PSC? Probablemente… Seguro"

El exconcejal del PP incriminado por presuntos sobornos echa en falta la imputación de algunos excargos socialistas de Sabadell, incluido el exalcalde

Jordi Soriano, exconcejal del PP de Sabadell y acusado de haber cobrado sobornos en el caso ‘Mercuri’

Jordi Soriano, exconcejal del PP de Sabadell y acusado de haber cobrado sobornos en el caso ‘Mercuri’ / ELISENDA PONS

7
Se lee en minutos
Jordi Ribalaygue
Jordi Ribalaygue

Redactor

Especialista en Barcelona y área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

"Soriano es un señor. Un 'gentleman'". El elogio de Manuel Bustos quedó grabado en una conversación telefónica interceptada por los Mossos d'Esquadra y transcrito en el sumario del 'caso Mercuri'. Con su elegancia proverbial intacta, el exconcejal del PP en Sabadell y aliado del gobierno en minoría del exalcalde socialista sigue esperando a ser juzgado por las dos derivadas que lo incriminan, incluida la causa primigenia del macroproceso por corrupción, nacido por la denuncia de su excolaborador Nicolás Giner.

El denunciante lo acusó de cobrar de empresarios que codiciaban obras en la ciudad y repartirse los beneficios con miembros del gobierno municipal, lo que nunca se ha acreditado porque, a pesar de que algunos implicados confesaron haber pagado comisiones, el dinero no ha aparecido. Una década más tarde, a Soriano lo persigue aún el símil con el Dios romano que bautiza la trama, intercesor entre la tierra y el paraíso, devenido en Sabadell en supuesto nexo entre constructores y el ejecutivo del exedil encarcelado.  

¿Es usted Mercuri?

No. Ojalá lo hubiese sido. Al menos, me hubiese compensado.

¿Hubiera querido ser un cobrador de sobornos?

Ha habido daños colaterales que nadie ve. Todo ha seguido igual durante 10 años... Si al menos me hubiese enriquecido, mi familia no hubiera pasado problemas económicos.

Si no es usted, ¿quién es entonces Mercuri en esta historia? Hay empresarios que han reconocido que pagaron...

Estoy seguro de que es Giner. Sabemos de algunos empresarios a los que se dirigió, pero posiblemente no todos. Los pagos se los hicieron a él. A mí no me llegaron ni tampoco al alcalde, el más perjudicado. Creo que se le usó [para presentar la denuncia] y tiene inmunidad.

Giner también consta como investigado por recaudar mordidas...

Sí, pero no han entrado en sus cuentas como han hecho conmigo y otras personas. Sigue llevando un coche bueno, lo ha cambiado...

Giner y otra persona, Eusebio Romero, hacían supuestamente de correo de los sobornos que se cree que usted cobró. ¿Qué trabajos le hacían?

Nicolás me hizo cuatro o cinco veces de escolta cuando recibí amenazas de ETA. Es todo el vínculo con él. A Romero lo tenía visto y me reclamó 60.000 euros de una cantidad que Giner había cobrado. Le dije que no me los pidiera porque no había recibido nada.

Si sabía de esos pagos, ¿por qué no los denunció?

No era conocedor directamente. Siendo concejal, pasé una lista al alcalde de empresas o personas que me llamaron porque no se les adjudicaba nada y habían pagado, no me identificaban bien a quién. Entre todos, sumaban 870.000 euros. A Melquíades Garrido [presidente del Gremio de Constructores de Sabadell y tío de Bustos] le contaron que me habían pagado. Le expliqué al alcalde que no era cierto y le planteé si debía iniciar alguna acción. Me dijo que hablaría con su tío. 

Es el único político en la pieza principal del caso. ¿Echa en falta a alguien?

Me sorprende que haya nombres que no salgan. Es ilógico que quien era teniente de alcalde de Urbanismo, Joan Carles Sánchez [alcalde de Sabadell entre 2013 y 2015], no salga por ningún sitio, cuando algunas personas decían que habían llevado una bolsa con dinero a su casa. Tendría que haber dado explicaciones. El exconcejal de Servicios Centrales, Joan Manau, también estuvo en la adjudicación del cementerio.

Para que hubiera un dios Mercuri en Sabadell, alguien debía adjudicar las obras... Yo no tenía ese poder

¿Y echa en falta que Manuel Bustos esté imputado por soborno en la pieza principal?

Debería estarlo para aclararlo. Creo que, si yo le hubiera propuesto algo, me hubiera echado del despacho. Pero, para que hubiera un dios Mercuri en Sabadell, alguien debía adjudicar las obras... Yo no tenía ese poder. 

¿Hubo gente del gobierno de Bustos o del PSC que sí cobró?

Creo que sí. Hubo mucha familiaridad con empresas a las que se le adjudicó mucha obra. ¿Si el alcalde cobró? No lo creo. ¿Y alguien de dentro del gobierno? Posiblemente... Seguro.

¿Se atreve a dar nombres que cree o que le llegase que cobrasen?

No es que me llegasen, aunque era fácil que la gente fuera hablando... Giner comentó que había llevado 400.000 euros a casa de Joan Carles Sánchez. Una aberración. Pero que lo sepa como para afirmarlo, no. Más que de cargos electos, tengo suspicacias de técnicos del ayuntamiento.

¿Se considera un cabeza de turco?

Sí. Se me ha utilizado para cargarse a Bustos. Interesaba en la oposición, la Generalitat de Convergència y dentro del PSC. Era un buen alcalde y hubiera acabado en Madrid. Me dijo que, si no fuera del PP, me hubiese llevado con él. Según me explicó, Artur Mas le pidió información de personas del PP, porque tenía buena relación con Alicia Sánchez-Camacho y Dolors Montserrat. Se negó y, según sus palabras, le dijeron que de esa se acordaría.

Los Mossos detectaron que el concesionario del cementerio de Sabadell, Torra, abonó 34.800 euros en su cuenta personal por unos supuestos asesoramientos mientras se tramitaba y se aprobaba la privatización del servicio. ¿Los cobró?

Sí. Vengo del sector asegurador, tenía relación con el despacho de abogados que asesoraba a la funeraria e hice un trabajo sobre previsiones de mortalidad. Era interés de la ciudad adecuar el cementerio y lo hice con ánimo de ayudar, pero cometí un error. Lo veo ahora.

Un empresario declaró durante la instrucción que llevó 60.000 euros en metálico en el maletero de un vehículo y que se los entregó a usted en el garaje del hotel Juan Carlos I.

Fue en un almuerzo en un restaurante del hotel. Somos amigos y me dejó 60.000 euros para devolver un préstamo. Compré una casa en el Pirineo, la arreglé y unos vecinos me demandaron porque me pasé 15 centímetros de altura. Se acordó pagarles, pero no tenía disponibilidad. 

¿Se los dio en efectivo?

Sí.

Un empresario me dio 60.000 euros en metálico para devolver un préstamo. Me los dejó porque somos amigos

Él declaró que se los dio en persona para asegurarse que usted los recibía para hacer gestiones y obtuviera obras.

Si lo dijo así... No tenía necesidad de pagarme para que le echara una mano. Si hubiese podido, lo hubiese hecho por amistad.

¿Solía mediar a favor de empresarios?

Más que mediar, daba mi opinión sobre qué empresa debería de hacer tal trabajo y cuál no según su solvencia.

¿Se aprovechaba de ser socio del gobierno municipal?

No. Se dijo que Giner sí que lo utilizó. Yo tenía buena relación con el alcalde y no la ocultaba. Pero no usé la baza de que sin mí no podía tirar adelante, porque no lo creía así. 

Los Mossos incautaron unas libretas en casa de Romero en que aparecen anotaciones muy explícitas. Se lee: "De los honorarios, los pol. cobrarán una parte. De los 120.000 euros, hay que apartar 30.000 euros para pol.". "Promotor pagará 3% de la obra + 1% para Jordi aparte, nadie debe saberlo". ¿Qué le sugiere?

Que a mí se me quería pagar, pero aquí ha habido mucho engaño. Antes del caso, un empresario que pagó me contó que le habían dicho que yo recibía una parte. Le dejé claro que no cobraba. Por entonces, también me contaron que habían visto a Giner con dos personas en un bar. La conversación fue subiendo de tono, le reclamaron que pagase, uno se abrió la chaqueta y enseñó una pistola... También pensaban que yo cobraba.

Otro empresario declaró que usted le pidió dinero para unas vacaciones de su familia, Bustos y Joan Carles Sánchez. Aseguró que le pagó y no se lo devolvió.

Nunca me dio dinero ni se lo pedí. Hice un crucero con mis tres hijos y sus parejas. El alcalde me contó que había hecho el mismo crucero tres semanas antes.

¿Qué ganaba el PP pactando con Bustos?

Contrapartidas de poder, seguro. Había un pacto de gobernabilidad no firmado y había intención de formalizarlo, pero se truncó. Se habló de que una vicepresidencia de la Federació de Municipis [que Bustos presidió] recayera en el PP. Cuando había algún tema farragoso, Bustos llamaba a Camacho, Jordi Cornet [exsecretario general del PP] o Dolors Montserrat. Luego me telefoneaban para que le diera apoyo.

El sumario revela que Bustos y su tío Melquíades le montaron un acto en una sala municipal en 2011 para convencer al PP de que usted debía volver a ser el candidato. ¿Por qué les interesaba tanto que repitiera?

De su apoyo para el acto me enteré más tarde. Sabían que el pacto de gobernabilidad hubiera seguido solo si yo me presentaba, pero el PP optó por otro alcaldable. Mantengo aprecio por Bustos, aunque me dolió que no me defendiera para salvar su cuello.

Noticias relacionadas

¿Tirará de la manta en el juicio para tratar de evitar la cárcel?

No, esto es lo que hay. No me he guardado nada.