Apertura del año judicial

Lesmes lamenta el "discurso político que aboga por la desjudicialización" del 'procés'

  • Critica que se hable "de la necesidad de huir de los jueces" como si hubieran sido los responsables de "los conflictos"

  • Se basa en la propuesta de sentencia del TJUE sobre euroórdenes para negar una humillación europea a la justicia española

 S.M El Rey Don Felipe VI junto a Carlos Lesmes antes del acto de apertura del Año Judicial. 

 S.M El Rey Don Felipe VI junto a Carlos Lesmes antes del acto de apertura del Año Judicial.  / David Castro

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +
Cristina Gallardo
Cristina Gallardo

Periodista

ver +

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, no quiso dejar pasar la oportunidad que ofrece la apertura del año judicial para lamentar "ese reciente discurso político que aboga, sin mayores precisiones, por la desjudicialización” del 'procés'.

"Se habla así, sin rubor alguno, de la necesidad de huir de los jueces que garantizan la aplicación de la ley como fórmula de solución pacífica y ordenada de las controversias, como si fueran éstos los que hubieran provocado los conflictos con sus actuaciones en defensa de la legalidad", se quejó.

Tras valorar positivamente, que "la acción política precisa en ocasiones de la adopción de medidas excepcionales para solucionar, o mitigar al menos, algunos de los graves problemas que aquejan a nuestra nación, en especial los de naturaleza territorial, existe el riesgo de que de materializarse esa anunciada desjudicialización lo que se acabe produciendo es una huida de la ley o del principio de igualdad en la aplicación de la ley a todos los ciudadanos".

Y triunfaría "la indisimulada pretensión de impunidad de determinadas categorías de sujetos frente al resto de los ciudadanos por el simple hecho de su capacidad de influencia política". "No es admisible que una autoridad pública invoque su origen democrático para infringir la ley", insistió.

Europa

Lesmes no quiso desaprovechar la oportunidad de sacar pecho por la labor desarrollada por los jueces españoles y quiso recordar "las palabras de un antiguo miembro del Gobierno", en referencia al exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, que habló de una "supuesta humillación" de la justicia española en Europa, "en relación con la interpretación y aplicación de la Orden Europea de Detención y Entrega realizada por el juez instructor" del 'procés, Pablo Llarena.

"Tal vez ignoraba aquel dirigente político al realizar tan desafortunadas declaraciones que el Derecho Europeo se interpreta en última instancia y con carácter vinculante por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, al que se acudió a través del procedimiento prejudicial para que resolviera la controversia", ironizó Lesmes.

A partir de ahí se remitió a la propuesta de sentencia del TJUE dada a conocer en julio por el abogado general Jean Richard de la Tour, de la que dijo que "no corrobora precisamente esa supuesta humillación de la Justicia española". Añadió que "antes al contrario, el Abogado General afirma que son esas decisiones preliminares, tan celebradas aquí por algunos, las que contravienen los principios de confianza y de reconocimiento mutuo que constituyen la piedra angular de la cooperación judicial en el seno de la Unión Europea".

Noticias relacionadas

Se refería así a la negativa belga a entregar al 'exconseller' Lluís Puig por entender que el Supremo español no era el tribunal competente para juzgarle, lo que vulneraba sus derechos. Este criterio fue descartado por De la Tour.

Lesmes lamentó que "el escenario político de estos últimos años está debilitando y erosionando las principales instituciones de la justicia española" y, en concreto, el CGPJ y el Supremo, cuando el Estado de Derecho no debe ser preservado solo por los jueces.