Partido Popular

El PSOE negociará con el PP la ley de secretos tras aceptar la mano tendida de los de Feijóo

  • Los populares se muestra dispuesto a dialogar para evitar que ERC o EH Bildu introduzcan sus exigencias en la futura norma

  • Los socialistas ven con buenos ojos la participación de los conservadores ya que el texto necesita de "amplios consensos"

El PSOE negociará con el PP la ley de secretos tras aceptar la mano tendida de los de Feijóo

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El horizonte que se empezaba a dibujar con el PSOE buscando el apoyo del PP para sacar adelante la nueva ley de información clasificada tras el rechazado de todos sus socios empieza a materializarse. Los conservadores han tendido la mano a Pedro Sánchez para aprobar la nueva norma, siempre y cuando no negocie nada con ERC o EH Bildu, y los socialistas no ven con malos ojos sentarse a dialogar con los populares. "Hay cuestiones que forman parte de la estructura del país que necesitan amplios consenso y me parecería bien que el PP participara en esta negociación y de un eventual acuerdo", ha asegurado el portavoz parlamentario del PSOE, Patxi López.

Aún con el enfadado por no haber sido informados previamente sobre el proyecto de ley con el que el Gobierno pretende sustituir la actual legislación de secretos oficiales, en el PP han ofrecido abrir una negociación dado que se trata de "una cuestión de Estado" y "trascendental". "Nos vuelve a sorprender que el Gobierno prefiera que, en una cuestión de Estado, la pueda pactar con los partidos que están contra el Estado y no con los partidos de Estado", ha aseverado el coordinador general del PP, Elías Bendodo, en una rueda de prensa este miércoles.

Acto seguido ha recalcado que están a la espera de que el PSOE descuelgue el teléfono y les llame porque están dispuestos a "tender una vez más la mano para colaborar con el Gobierno" y evitar así que partidos como ERC o EH Bildu puedan introducir sus exigencias en un asunto tan sensible. Sobre el plazo de 50 años, prorrogables otros 15 años, para mantener clasificada la información considerada como 'alto secreto', Bendodo ha apuntado que eso vendrá "en la letra pequeña" que se negocie y ha añadido que "habrá cuestiones que deben ser en ese plazo y otras que deben ser ampliadas". "Es una cuestión que estaríamos dispuestos a sentarnos a hablar, es una cuestión de Estado y, por tanto, el PP quiere participar en la decisión de esta cuestión tan importante", ha concluido.

Sentarse a dialogar

Los socialistas ven con buenos ojos llegar a acuerdo con el PP, sobre todo después de constatar que tanto Unidas Podemos como el resto de socios habituales en el Congreso se han manifestado en contra del texto de la ley. El portavoz en la Cámara Baja del PSOE aplaudió que "el PP por primera vez en esta legislatura parezca que quiere negociar algo en serio". Y uso un argumento muy similar al esgrimido por Bendodo al afirmar que el anteproyecto de ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado lunes toca "parte de la estructura del país" y que esto necesita de "amplios consensos". "Me parecería bien que el PP participara de esta negociación y de un eventual acuerdo", ha subrayado López. Fuentes de la dirección del PSOE señalan que, a priori, resultaría más sencillo lograr el apoyo de los conservadores, pero que con el PP "uno nunca sabe".

Noticias relacionadas

Aún así, las mismas voces sostienen que intentarán primero una acuerdo con los socios del Ejecutivo, a los que López quiso mandar un claro mensaje al reivindicar que este anteproyecto no se puede reducir al plazo de 50 años para la información más delicada, ya que también recoge otras tres clasificaciones, fijando la más baja un plazo máximo de 6 años. "Lo importante es que por primera vez en democracia avanzamos, cambiamos una ley del régimen franquista para adaptarla a parámetros europeos, mucho más democráticos y transparentes", ha apuntado.

No obstante, el acercamiento del PSOE al PP no gusta en Unidas Podemos, lo que podría provocar una nueva crisis en el seno del Gobierno de coalición. La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, afirmó el pasado martes que los de Alberto Núñez Feijóo solo buscan con su apoyo la "ruptura" del Gobierno y de la estabilidad política.