En verano

Sánchez pide quitarse la corbata y el PP le reclama que deje el Super Puma

El presidente da la rueda de prensa de fin de curso sin la prenda de adorno y recomienda a sus ministros y al sector privado que prescindan de ella para usar menos aire acondicionado

Pedro Sánchez anima a quitarse la corbata para ahorrar energía. / DAVID CASTRO / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió este viernes a los ministros y al resto de responsables públicos que no usen corbata cuando no sea necesario, al entender que es un gesto que contribuye al ahorro energético. En plena guerra económica con Rusia, el jefe del Ejecutivo quiere que cunda el ejemplo y que también los trabajadores del sector privado se olviden de ella para reducir el gasto en aire acondicionado.

Sánchez apareció en la rueda de prensa de balance del curso político sin la prenda de adorno y, al acabar su intervención inicial, llamó la atención sobre su decisión. "Me gustaría que vieran que no llevo corbata, eso significa que podemos todos también ahorrar desde el punto de vista energético", dijo medio riendo. El jefe del Ejecutivo explicó que había solicitado ya a sus ministros que no se la pongan y quería extender esa petición a los responsables públicos y los trabajadores de las empresas privadas. "Así estaremos colaborando al ahorro energético, que tan necesario es en nuestro país", continuó.

Sánchez, en el Super Puma, abandona este viernes el Palacio de la Moncloa.

/ El Periódico

La idea fue ridiculizada por el PP pocas horas después. Fuentes de la dirección exigieron a Sánchez que deje de intentar "distraer la atención de los ciudadanos" del nuevo dato de inflación [10,8%] y, si quiere ahorrar energía, se olvide del helicóptero que usa para sus trayectos cortos. Los populares le afearon que cogiera el Super Puma poco después de hacer su alegato anti-corbata para ir a la base militar de Torrejón de Ardoz, desde donde partió hacia los Balcanes para una visita oficial.

"Se ha montado en un helicóptero para recorrer los 25,8 kilómetros [...] Le ha ahorrado al presidente del Gobierno apenas 10 minutos respecto a ese mismo traslado realizado por carretera. Por tanto, tenía tiempo de sobra para desplazarse en coche gastando unos 5 litros de gasóleo y no los alrededores de 180 kilos de queroseno quemados en el Super Puma del Ejército del Aire", aseguró el PP en una breve nota.

Noticias relacionadas

Los populares, en todo caso, no introdujeron en sus cálculos el combustible que también habrían gastado los coches y motos que siempre acompañan a los presidentes del Gobierno en sus desplazamientos por carretera ni tampoco, al calcular el tiempo, incluyeron las demoras por los habituales atascos de la 'operación salida'.

Sebastián ya marcó la línea

Una medida análoga la defendió en julio de 2011 el exministro de Industria Miguel Sebastián, cuando subió a la tribuna del Congreso de los Diputados sin corbata. La iniciativa, sin embargo, molestó sobremanera al entonces presidente de la Cámara Baja José Bono (PSOE), que le reprochó la decisión. Sebastián justificó este gesto desde la tribuna apelando a la necesidad de hacer un esfuerzo con la temperatura de los edificios para "no despilfarrar" energía.