Ponencia política del partido de Borràs y Turull

Junts propone ahora una segunda vuelta del 'procés' castigando a la economía española

  • Abre la puerta a salir del Govern y anuncia que sus 'consellers' presentarán "planes" para llegar a la independencia desde el ejecutivo

  • Turull podría volver a proponer a los dos candidatos fieles a Borràs que no obtuvieron ni el 50% de los votos para entrar en la dirección

Junts propone ahora una segunda vuelta del 'procés' castigando a la economía española
3
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Coincidiendo con el día en que el partido tenía una patata caliente interna (dos de los miembros de la ejecutiva se han quedado de momento fuera por falta de apoyos), Junts ha hecho pública la ponencia política que debatrá en la segunda parte del congreso, tras haber escogido los cargos. El texto es explosivo porque prevé una "segunda vuelta" del referéndum del 1-O, para llevar a cabo "un punto de inflexión" y "culminar" el proceso de independencia. Un proceso sin plazos pero de ruptura mediante la desobediencia civil, el ataque a los intereses económicos del Estado. Ello lleva también a abrir la puerta a salir del Govern si este no camina hacia esta dirección. Esquerra ha mostrado poca sopresa y poca indignación ante tal amenaza, que pocas horas después ha sido diluida por el portavoz del partido.

La ponencia, como era de prever, carga contra la estrategia de ERC de la mesa de diálogo, que considera que ha sido no solo inútil sino contraproducente para el independentismo: "desmovilizando al propio movimiento y señalando internacionalmente que el conflicto catalán está en vías de resolución".

Encarar la represión, sin plazos

En contraposición al diálogo ¿Qué propone exactamente Junts? Un período de "preparación" de la independencia al que no pone, esta vez, plazos. "No será corto ni fácil", se afirma. Se dedicará entre otras cosas a prepararse para los costes "que habrá que asumir en términos represivos". Los factores que según Junts pueden acelerar este plan son el referéndum escocés, las sentencias europeas sobre Puigdemont, o la situación económica española. Y ahí se queda.

En cuanto a volver a "activar" la declaración de independencia, Junts solo afirma que se hará "en el momento adecuado", tras una movilización permanente y un acuerdo político. La decisión final, proponen, la decidiría una "asamblea de representantes".

Lesionar la economía española

Este plan se concretará con un mandato a todos los cargos del partido, incluido por tanto el Govern, a los que advierte que su "obligación" es llevar a cabo políticas que reduzcan el peso del Estado en Catalunya y aumenten el apoyo al independentismo. Todo ello para afectar negativamente a los intereses económicos del Estado, según se afirma en el texto, dado que según Junts "la palanca económica" es fundamental, junto al desgaste reputacional de España. Para ello proponen la soberanía energética catalana y la "desconexión económica".

Salir del Govern, una opción

Siempre según este mandato, el partido evaluará el pacto con ERC en el Govern. De hecho, está acabando una auditoría al respecto para ver si sirven para lograr un avance hacia la independencia. Por ello "los consellers [de Junts] en el Govern presentarán un plan para caminar hacia la independencia desde el Govern". En el próximo debate de política general se presentará un texto con medidas concretas de cada conselleria de Junts que faciliten lo que denominan la "desconexión económica y política" respecto al Estado. Una vez se haga balance del pacto con ERC en la Generalitat, no se descarta tomar ninguna medida y "Junts planteará a sus bases la posibilidad de continuar o no en el Govern o tomar otro tipo de iniciativas adecuadas a la situación".

Noticias relacionadas

Pero horas después de lanzar este texto, Esquerra evitó escandalizarse y se limitó a recordar que el Govern es independentista y republicano y sería sorprendente que Junts saliera del mismo. El propio portavoz del partido, tras reunir a la ejecutiva, se limitó a afirmar que todo depende del texto final que se apruebe en el congreso de julio.

¿Torrents, repescado?

Y mientras se discutía sobre la estrategia de Junts, el partido trataba de salir al paso del voto de castigo a dos de sus candidatos a formar parte de la dirección, David Torrents y Ester Vallès. Torrents era además candidato a secretario de organización. Pese a que no pasaron el corte mínimo de votos, el partido no descarta que Jordi Turull vuelva a presentar a ambos nombres. En todo caso será, afirman, una propuest que mantendrá los equilibrios con el sector de Borràs. Un sector indignado por el toque de atención interno, que atribuyen a una maniobra del entorno de Turull.