Escándalos de espionaje

La directora del CNI comparecerá el jueves en el Congreso en la comisión de gastos reservados

Paz Esteban podrá dar explicaciones sobre el 'Catalangate' y también los pinchazos a Sánchez y Robles

El servicio de inteligencia insiste en que no es el único responsable de los móviles del presidente y del resto de Gobierno

Paz Esteban, la jefa del CNI, en una foto de archivo de febrero de 2020.

Paz Esteban, la jefa del CNI, en una foto de archivo de febrero de 2020. / Emilio Naranjo / Efe

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Paz Esteban, directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), comparecerá el próximo jueves a las nueve de la mañana en la comisión de gastos reservados del Congreso, que lleva sin reunirse desde 2019. El Gobierno ha considerado que el mejor lugar para dar explicaciones sobre el supuesto espionaje a una sesentena de dirigentes independentistas catalanes y vascos es esa comisión. Ese órgano, en el que participará por primera vez EH Bildu, es la encargada de ejercer el control parlamentario que exige la ley sobre las actividades del CNI.

Los partidos independentistas colocaron en la picota a Esteban ya hace dos semanas, cuando un estudio de Citizen Lab denunció el pinchazo de los terminales de los soberanistas con el programa Pegasus y los afectados señalaron directamente al CNI. En estos días, a través de varias filtraciones, el servicio de espionaje español ha negado que se hiciera de forma masiva y ha insistido en que siempre se ha realizado con el obligado control judicial.

Pero a Esteban se le ha añadido más presión en las últimas horas, ya que también se ha señalado al organismo que dirige como responsable del grave fallo de seguridad sufrido por los móviles de Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles, que también resultaron infectados en 2021 por Pegasus, según información del propio Ejecutivo.

El móvil, entregado el viernes

Noticias relacionadas

Respecto a este asunto, fuentes del entorno del CNI señalan que el servicio de inteligencia (del que depende el Centro Criptológico Nacional, que detectó la brecha de seguridad) no es el único responsable de los móviles del presidente y del resto de Gobierno. Como ya hicieron la víspera fuentes de Defensa, el ministerio del que depende el CNI, recuerdan que en la Moncloa también hay un Departamento de Seguridad Nacional y otro Departamento de Seguridad, que "también son responsables de la seguridad cibernética del jefe del Ejecutivo". Al frente de Seguridad Nacional está el general Miguel Ángel Ballesteros.

El Centro Criptológico "recibió" el teléfono de Sánchez el pasado viernes y se le realizó "un forense", en el argot de los expertos, un análisis en profundidad del aparato para detectar posibles intromisiones. El CNI no quiere detallar con qué regularidad realiza ese examen al móvil del jefe del Ejecutivo aunque remarca que "para hacerlo" deben llevar el terminal al Criptológico.