Plataformas en 'streaming'

Junts enmienda la ley audiovisual para que Netflix ofrezca contenido en catalán

PDeCAT, EAJ-PNV y EH Bildu también se han pronunciado a favor de la pluralidad lingüística

Imagen de archivo del logo de Netflix en una de sus sedes. EFE/EPA/CHRISTIAN MONTERROSA

Imagen de archivo del logo de Netflix en una de sus sedes. EFE/EPA/CHRISTIAN MONTERROSA

5
Se lee en minutos
El Periódico

Las enmiendas al Proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, cuyo plazo de presentación finaliza hoy, plantean una mayor protección para las lenguas cooficiales y que las retransmisiones de tauromaquia sean consideradas "contenido perjudicial" para garantizar la protección de los menores.

El PDeCAT ha registrado 147 enmiendas, de las que 37 son para garantizar que las lenguas cooficiales tengan una protección específica y 67 para que la futura ley respete las competencias de la Comunidades Autónomas.

Junts per Catalunya ha presentado 80, con especial énfasis en "blindar el catalán en las plataformas audiovisuales"; el Grupo Vasco 58, con el objetivo de salvaguardar las competencias autonómicas y proteger la pluralidad cultural y lingüística del Estado, mismos puntos que preocupan a EH Bildu, como reflejan sus 88 enmiendas.

Además, los grupos parlamentarios de Unidas Podemos, Euskal Herria Bildu, Republicano y Plural, junto a la CUP y Nueva Canarias han presentado una enmienda conjunta para pedir que espectáculos en los que se maltrate o dé muerte a animales, como la tauromaquia, tengan la consideración de "contenido perjudicial" para garantizar la protección de los menores.

Junts pide un 7,5% de cuota para las lenguas cooficiales

Entre las enmiendas de Junts está que la ley establezca un porcentaje concreto, del 7,5%, como cuota de contenido en lenguas cooficiales, en lugar del 6% del borrador, que establece un 30% de cuota de producción europea en los catálogos. De ese porcentaje, el 50% debe ser en lengua oficial o cooficiales (15% del total) y de esa subcuota, un 40% en lenguas cooficiales (6% del total).

Una obligación que quieren que afecte a todos los prestadores de servicios de comunicación audiovisual y no solo para los establecidos en España, como señala el texto.

"No se ha blindado ningún porcentaje para el catalán, el gallego o el euskera en Netflix, HBO Max o Disney Plus, por poner algunos ejemplos", resalta la diputada Pilar Calvo.

También pide aumentar del 5 al 10% la contribución a la producción de obra europea para asegurar la preservación de la diversidad lingüística y cultural. Fondos que saldrían de la recaudación tanto de televisiones privadas como de plataformas.

Junts propone que el 70% de esa contribución, que está destinada a las lenguas cooficiales, se reparta equitativamente entre el catalán, el gallego y el euskera.

Otras enmiendas piden que se mantengan las competencias de organismos como el Consell de l'Audiovisual de Catalunya respecto al control y supervisión de los contenidos emitidos en streaming o en plataformas de intercambio de vídeo en Catalunya.

Más sensibilidad con las lenguas cooficiales

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Ferran Bel, ha pedido al Gobierno "más sensibilidad con las lenguas cooficiales" y ha manifestado su confianza en que en los trabajos de la ponencia se pueda blindar la protección del catalán, el euskera y el gallego.

Desde el punto de vista de la producción, se introduce una enmienda para fijar un porcentaje mínimo del 2,1% de los ingresos totales de las plataformas de vídeo a demanda para financiar obra audiovisual en lenguas cooficiales.

El PDeCAT propone establecer unos incentivos a las plataformas de vídeo a demanda con sede fuera del Estado para que les sea ventajoso económicamente tener un mínimo del 60% de series, películas o documentales de su catálogo disponible en versión doblada y subtitulada en alguna o algunas de las lenguas cooficiales.

En relación con la financiación de las televisiones públicas autonómicas, se propone que del total de las aportaciones de los prestadores del servicio de televisión y de los prestadores de intercambio de videos para financiar a RTVE, la mitad se ceda a estas televisiones en proporción a los ingresos generados en cada comunidad autónoma.

El PDeCAT ha presentado además varias enmiendas para proteger las competencias autonómicas en materia de control de las televisiones públicas.

Grupo vasco, preocupado por la pluralidad lingüística

Entre sus 58 enmiendas, EAJ-PNV pretende que se establezca una cuota en el catálogo de las plataformas para obras audiovisuales en una lengua oficial que no sea el castellano.

El texto establece un 30% de producción europea; la mitad de este en lengua oficial o cooficiales y el 40% de esa mitad en lenguas cooficiales. EAJ-PNV pide que se reserve al menos un 10% para cada lengua de las CCAA y que el reparto sea proporcional a la población.

Sobre la producción de obra europea, aboga por un reparto diferente del seis por ciento de los ingresos que se tendrá que destinar a este concepto. Frente al 70% para producciones independendientes en lengua oficial o cooficiales sin establecer reparto, piden que al menos un 15% sea para lenguas oficiales distintas al castellano.

Otras de las propuestas de cambios del Grupo Vasco están destinadas a mantener las competencias autonómicas en la prestación del servicio de comunicación y en limitar lo que consideran una "excesiva intromisión" del Proyecto de Ley en "la gobernanza de los prestadores públicos del servicio de comunicación audiovisual autonómicos".

EH Bildu: Más cuota de catálogo para lenguas cooficiales

EH Bildu va más allá y pide que la ley establezca que las plataformas ofrezcan en sus catálogos al menos un 40% de obras europeas (el texto habla de un 30%). Y un mínimo de la mitad de ese porcentaje será para lenguas oficiales, con un 40% de ese porcentaje para las lenguas de las Comunidades Autónomas.

También suben del 6 al 10% de los ingresos de prestadores públicos televisivos la cuota que deberá servir para financiar obra audiovisual europea.

De ahí, un 70% será para obras audiovisuales de productores independientes. Y un cuarenta por ciento de esa cantidad, para proyectos en lenguas oficiales de las Comunidades Autónomas.

Las televisiones tradicionales destinarán un ocho por ciento de sus ingresos (en lugar de un seis) a la financiación de obra audiovisual europea.

Enmienda contra la tauromaquia

"Las retransmisiones, avances, anuncios, resúmenes o promociones de espectáculos en los que se maltrate o dé muerte a animales tendrán la consideración de contenido perjudicial", señala la enmienda conjunta relativa a la tauromaquia.

Noticias relacionadas

Los firmantes resaltan que en el proyecto de Ley no hay ninguna mención "a la protección frente a la exposición de la violencia de la tauromaquia" cuando el Comité de Derechos del Niño de la ONU ha recomendado a los países donde se celebran festejos taurinos que se prohíba la participación de menores de 18 años como toreros y como público.

Y recuerdan que durante seis años, entre 2006 y 2012, coincidiendo con los mandatos de Zapatero, la corporación de RTVE dejó de emitir corridas de toros en horario infantil ateniendo a recomendaciones de Naciones Unidas, pero se retomaron ese año, con el Gobierno del PP.