Respuesta al Gobierno

Aragonès insta a Sánchez a plantear ya una propuesta para la "resolución del conflicto político"

El 'president' reclama al Ejecutivo "arriesgar" y advierte de que "a principios de 2022 debe celebrarse una nueva ronda de la mesa de diálogo"

Aragonès insta a Sánchez a plantear ya una propuesta para la "resolución del conflicto político"
3
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha instado este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a "arriesgar" y a poner ya sobre la mesa una propuesta para la "resolución del conflicto político entre Catalunya y el Estado español", sin intentar "dilatar" el proceso de negociación.

En una entrevista con Efe, Aragonès ha salido al paso de las declaraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en la rueda de prensa de balance de 2021 garantizó que habrá más reuniones de la mesa de diálogo, pero abogó por esperar "unas semanas", para seguir trabajando en la pandemia y en la recuperación económica, que, en su opinión, es lo que "ahora mismo importa a la ciudadanía".

Aragonès ha advertido a Sánchez de que "a principios de 2022 debe celebrarse una nueva ronda de la mesa de negociación, con propuestas concretas sobre la mesa" y con acuerdos que permitan "avanzar" en la "desjudicialización" del conflicto y en la articulación de una nueva "relación entre Catalunya y España".

Sánchez, ha avisado el 'president', "no puede escudarse en que ahora hay elecciones en Castilla y León, o en que hay cualquier otro elemento coyuntural, para no afrontar con una propuesta la resolución del conflicto entre Catalunya y el Estado español".

Un referéndum

Lo que propone el Govern para "desbloquear el conflicto político" es, por un lado, un referéndum para que la ciudadanía de Catalunya decida si quiere disponer de un Estado independiente y, por otro, "acabar con la represión".

"Veremos cuál es la propuesta del Gobierno español", ha señalado Aragonès, que ha avisado a Sánchez de que "el conflicto no se resolverá dejando pasar el tiempo, sino con propuestas y con valentía, arriesgando".

La Generalitat, ha subrayado, ya está "arriesgando" al apostar por un proceso de negociación lleno de "dificultades": "Nuestra posición es honesta: queremos una salida negociada al conflicto, pero no se puede aprovechar esta posición honesta para dilatar una resolución que debe llegar tarde o temprano. Y en este 2022 ya deberíamos empezar a ver los primeros frutos", ha insistido.

Para Aragonès, no sería aceptable retrasar la próxima reunión de la mesa de diálogo -reactivada en septiembre- con el argumento de que la prioridad es la lucha contra la pandemia de coronavirus.

"Si el Gobierno es capaz de gestionar la pandemia y, a la vez, aprobar la propuesta de reforma laboral y los Presupuestos Generales del Estado, también puede seguir trabajando en la resolución del conflicto político en Catalunya. Esto no es excluyente, debe poder hacerse todo a la vez", ha razonado.

En la próxima reunión de la mesa de diálogo "a principios de año", según el presidente catalán, habrá que "visualizar claramente el compromiso de las dos partes en este proceso de negociación"."El Gobierno del Estado debe moverse", ha recalcado Aragonès, para quien los indultos a los presos del 'procés' fueron "un paso adelante", aunque "hay que continuar avanzando".

Después de que en su discurso institucional del pasado domingo, con motivo de la festividad de Sant Esteve, advirtiera de que si la negociación con el Gobierno encalla, habrá que buscar "alternativas", Aragonès no ha querido "especular" sobre qué iniciativas podría emprender la Generalitat.

Noticias relacionadas

"Ahora la prioridad es avanzar en la negociación. No renunciamos a ninguno de los caminos democráticos para conseguir la independencia de Cataluña, pero la apuesta en este momento es el proceso de negociación. Y necesitamos que haya avances en este sentido", ha remarcado.

Aragonès no quiere aún "pasar pantalla": "Jugaremos hasta el final la pantalla de la negociación. Y si al final este camino no tuviese salida, lo que no haremos es renunciar a nuestro proyecto político, que es la independencia de Catalunya".