Corrupción

El exalcalde de Boadilla, ante el juez: "Me utilizaron, ya no tengo relación con PP"

"Ni se me ha ofrecido nada, ni he pedido nada, me limité a trabajar", dice en relación a la adjudicación a una empresa de la trama

El exalcalde de Boadilla, ante el juez: "Me utilizaron, ya no tengo relación con PP"
3
Se lee en minutos
EFE

El exalcalde del PP de Boadilla del Monte (Madrid) Juan Jesús Siguero ha confesado en el juicio del caso Gürtel que siente que le pudieron "utilizar" cuando siendo concejal de Hacienda su antecesor en la Alcaldía, Arturo González Panero, le urgió en 2005 a tramitar una adjudicación a una empresa de la trama.

"No sospeché nada, ni lo pude imaginar", ha dicho Siguero, que ha negado que González Panero le dijera que él supiera que el proyecto de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) del Ayuntamiento iba a ser destinado a Easy Concet, una empresa de Correa, y ha añadido: "He acabado estigmatizado y etiquetado, sin saber qué pinto aquí y no tengo ya ninguna relación con el PP".

La Audiencia Nacional ha reanudado este jueves el juicio a 24 acusados de formar parte de la trama desarrollada en Boadilla del Monte entre 2001 y 2009 que logró comisiones a políticos del PP en forma de dinero y regalos a cambio de adjudicaciones de obras, parcelas y servicios del Ayuntamiento causando un perjuicio al consistorio que la Fiscalía cifra en cuatro millones de euros.

La fiscal pide 76 años y 7 meses de prisión para el líder de la trama, Francisco Correa; 64 años y 7 meses para su número 2, Pablo Crespo; 40 años y 9 meses para el entonces alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, el Albondiguilla, y 2 años y medio para su sucesor, Juan Jesús Siguero, entre otras penas para el resto de acusados.

El PP comparece en el juicio como presunto responsable civil como partícipe a título lucrativo por los 204.198 euros que obtuvo supuestamente de los beneficios del entramado en Boadilla.

Juan Jesús Siguero ha recordado que siendo concejal de Hacienda en 2003 el entonces alcalde, Arturo González Panero, le dijo que tenía que poner en marcha uno de los proyectos estrella de la campaña electoral como era la implantación de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) en el municipio. Ha añadido que la administradora de empresas de Gürtel la también acusada Isabel Jordán se presentó en el Ayuntamiento para realizar una presentación a todos los concejales de este servicio que ya le habían adjudicado a una empresa de Correa en Majadahonda (Madrid).

Siguero ha explicado que en aquella época el Ayuntamiento de Boadilla carecía de técnicos capaces de redactar los pliegos para la OAC proyectada y le dijeron que se "buscara la vida", por lo que para tener una base le pidió a un concejal de Majadahonda los pliegos de condiciones de la Oficina que también fue adjudicada a una empresa de Correa y que era la única que funcionaba junto con la de Madrid.

El acusado ha indicado que se intercambió correos con uno de los empleados de Easy Concept, el también acusado Javier Nombela, en el proceso de adaptación de los pliegos de la OAC de Majadahonda a la de Boadilla pero ha asegurado que igualmente realizó consultas similares con otras empresas que se interesaron por el proyecto. "En aquel momento no sospeché nada", ha recalcado Siguero, aunque ha reconocido de que pudo haber sido "utilizado", un sentimiento del que se ha dado cuenta transcurrido el tiempo después de estallar el caso Gürtel y tras las confesiones de 17 acusados, entre ellos González Panero. Y ha asegurado que no obtuvo beneficio alguno: "Ni se me ha ofrecido nada, ni he pedido nada, me limité a trabajar".

Noticias relacionadas

De todas formas ha recordado que los pliegos de condiciones pasaron los filtros municipales y finalmente se presentaron al concurso dos empresas, una Easy Concept, a la que le fue adjudicada por unanimidad de los miembros de la mesa de contratación, integrada por el alcalde, concejales del equipo de gobierno y de la oposición y funcionarios de Secretaría, Intervención y servicio jurídico" que era la más barata.

Finalmente ha relatado que cuando en 2009 González Panero dejó la Alcaldía al salir a la luz el caso Gürtel el partido le pidió ser alcalde a pesar de que él no quería porque se siente más gestor y no le gusta la notoriedad y que rescindió el contrato de la OAC con Easy Concept pues no se estaba prestando bien el servicio. Por otra parte ha negado que como tesorero del PP de Boadilla realizara contrataciones o pagos para campañas electorales ya que de ello se encargaba el correspondiente comité del partido.