Las cuentas catalanas

El Govern retira la inversión del macroproyecto de Hard Rock para atar a la CUP

  • El documento que debatirán las bases anticapitalistas resume las negociaciones para que la militancia decida si el partido debe presentar una enmienda a la totalidad

Los diputados de la CUP, en la sala de prensa del Parlament.

Los diputados de la CUP, en la sala de prensa del Parlament. / Quique García / EFE

3
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern se ha comprometido, según ha podido confirmar este diario, a retirar del proyecto de presupuestos para el 2022 la inversión prevista de 120 millones de euros en el macroproyecto del Hard Rock en Tarragona. Asimismo, el Executiu promete también no presentar la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno para el 2030 hasta después de la consulta ciudadana prevista. No había en el anteproyecto ninguna otra inversión olímpica y la consulta se mantiene con un fondo de 800.000 euros. Ambas concesiones se hallan en la última oferta que el gabinete de Pere Aragonès ha trasladado a la CUP, justo antes de que empiecen las asambleas anticapitalistas que decidirán si el partido presenta una enmienda a la totalidad y si continúa negociando o sale de la ecuación. Un compromiso que se especificará en la ley de presupuestos mediante dos disposiciones adicionales.

Y no serán las únicas. También, mediante la misma fórmula, el Govern plasmará, si hay acuerdo con los 'cuperos', en la ley de las cuentas catalanas que, en cuanto venza la concesión del servicio del 061, se hará cargo directamente de la gestión y pasará a ser totalmente pública.

El apoyo del bipartito a estos proyectos de gran envergadura era uno de los escollos principales en la búsqueda de un acuerdo para los presupuestos, una vez ratificada la negativa del Govern a impulsar una reforma fiscal que propiciara una subida de impuestos. Hasta ahora, el Govern había afirmado que se ceñiría al contenido del pacto de investidura en su negociación con los anticapitalistas y que dejaría fuera asuntos como, precisamente, el macroproyecto tarraconense y el olímpico por no hallarse en el texto forjado tras las elecciones del 14-F.

Pese a todo, en el documento enviado a las bases anticapitalistas, la dirección de la CUP recalca su insistencia en que el Govern se eche atrás "de forma explícita, clara y pública" en los macroproyectos, para vender la reculada como una victoria, y exigen que la inversión prevista para el Hard Rock se dedique a proyectos de reindustrialización y al pacto nacional para la industria.

Retirada de acusaciones

Y es que ha habido otros avances de última hora. En materia de Interior, el Govern ofrece la retirada de les acusaciones particulares que la Generalitat había presentado en siete casos a raíz de los alborotos del 30 de enero del 2018, ante la investidura fallida del 'expresident' Carles Puigdemont. Asimismo, se propone el inicio de un proceso sistemático de todos los procedimientos abiertos en que la Generalitat se presenta como acusación particular en el caso de que haya lesiones, pero revisará su papel en el caso de que no se pueda demostrar la autoría.

Todas estas propuestas se hallan recogidas en el documento que la CUP ha enviado a sus afiliados en el contexto del debate interno entre la militancia, que hasta el momento -sin conocer la oferta- se decantaba mayoritariamente por bloquear las cuentas. Precisamente, el incremento en inversiones sociales, la retirada de los macroproyectos y la internalización del 061 pueden allanar el camino a un pacto e impedir el temor de la CUP a que el Govern acabe apostando por el PSC y los 'comuns'.

Noticias relacionadas

Pese a esto, la cúpula de la CUP avisa a su militancia de que el Govern no ha dado un giro a la izquierda como llevan exigiendo desde el primer minuto del mandato del 'president' Pere Aragonès y critican que, "a última hora y a toda prisa", con especial énfasis tras el amago de presentar una enmienda a la totalidad, el Executiu haya lanzado medidas que avanzan en el cumplimiento del acuerdo que siempre han tachado de "insuficiente".

Sea cual sea el resultado de la consulta, hay margen de tiempo para seguir negociando hasta el 22 de noviembre, cuando termina el plazo para la presentación de enmiendas que puedan bloquear las cuentas. El resultado de la votación se conocerá el martes 16, dando así seis días de margen a una negociación que todavía puede alargarse.

Temas

Govern CUP