Soluciones para Catalunya

Félix Bolaños avisa que "el proceso soberanista está terminado"

  • El titular de Presidencia reitera en una entrevista que el cumplimiento de la ley por parte de las instituciones catalanas contrasta con "la tensión insoportable que se vivía hace cuatro años y que no llevaba a ninguna parte"

4
Se lee en minutos
El Periódico

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, ha afirmado en una entrevista concendida a la agencia Efe que "el proceso soberanista está terminado" y gracias a ello se está abriendo en Catalunya la "etapa de las soluciones" con una relación "institucional" y de colaboración entre ambos gobiernos y "que transita por el orden constitucional". El ministro valora el cambio que se aprecia en las relaciones entre el Ejecutivo español y el Govern, y también se muestra convencido de que la coalición del Gobierno de Pedro Sánchez no se romperá y llegará hasta el final de la legislatura pese a los choques con Unidas Podemos en asuntos como la reforma laboral.

El titular de Presidencia reconoce que el cumplimiento de la ley por parte de las instituciones catalanas permite un "trabajo coordinado" para intentar "mejorar la condiciones de vida de los catalanes", lo que, señala, contrasta con "la tensión insoportable que se vivía hace cuatro años y que no llevaba a ninguna parte". En su entrevista, Bolaños apunta da prioridad al diálogo. "Tenemos que hablar; tenemos que ser conscientes de que partimos de posiciones muy diferentes y que probablemente el proceso de diálogo va a ser muy complejo, pero tenemos que abordarlo. Es la única manera de hacerlo. No hay otra", afirma de forma contundente.

De momento, Bolaños no ha querido confirmar si habrá una nueva cita de la mesa de diálogo para primeros de 2022 (algo que sí dijo Patricia Paja, portavoz del Govern), señalando que las reuniones se celebrarán "cuando correspondan" y los gobiernos consideren que puede haber un avance. Insiste en afirmar que "el diálogo es la única forma de superar las tensiones y un período negro para Cataluña que fue el que produjo el enfrentamiento del proceso soberanista. Creo que el proceso soberanista está terminado. Lo que se está abriendo es una nueva etapa, la etapa de las soluciones que vienen de la mano del diálogo, de encarar el problema, de buscar una política útil y valiente".

Podemos y la reforma laboral

Preguntado sobre la reforma laboral y el enfrentamiento con Unidas Podemos por este tema, Bolaños reconoce que el debate sobre si debe ser derogada o no "es algo nominalista que no lleva a ninguna parte" y que lo importante es trabajar por un consenso. Respecto a la coalición del PSOE con el partido morado, Bolaños está convencido de que se mantendrá hasta las elecciones generales, que reitera que serán cuando tocan, a finales de 2023 y coincidiendo con el semestre de presidencia española de la Unión Europea.

También apunta que no cree que la propuesta del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, de aumentar las cotizaciones sociales afecte a la negociación de la reforma laboral, recuerda que la de las pensiones tiene su propia mesa de diálogo, y señala que se trata de una fórmula para garantizar la sostenibilidad del sistema.

Ante la polémica por la presencia de Enrique Arnaldo como magistrado de Tribunal Constitucional a propuesta del PP asume que en la negociación ha tenido que haber cesiones por todas las partes. "Quedémonos con lo importante, que es fortalecer las instituciones, renovarlas, porque eso es bueno para la democracia", añade antes de reiterar su deseo de que el acuerdo se extienda también a la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Sobre lo que está acontenciendo en las filas de PP. Bolaños reconoce que lo que le preocupa del pulso entre la dirección nacional del PP y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, es que el partido de Pablo Casado no tenga ningún proyecto para España más que el "no a todo y todos los días. Me encantaría que entre reyerta y reyerta encontraran algo de tiempo para articular un proyecto para España y para ser una oposición útil a los españoles", subraya el titular de Presidencia.

La ley audiovisual

Preguntado sobre la Ley Audiovisual, Félix Bolaños, afirma que se van adoptar medidas de apoyo a las lenguas cooficiales en la futura Ley Audiovisual pero no da por seguro que eso pase por la fijación de una cuota concreta tal y como viene reclamando ERC. Esquerra no presentó enmienda a la totalidad de ese proyecto tras llegar a un acuerdo para fijar la cuota de las tres lenguas cooficiales (catalán, euskera y gallego) en la futura Ley Audiovisual. Bolaños recalca que "no hay un porcentaje. LLo que hay -añade- es un compromiso del Gobierno de apoyar y defender las lenguas cooficiales".

Noticias relacionadas

"Tan español es el castellano como el catalán, el gallego o el euskera. Como tenemos claro eso y queremos defender la cultura, la lengua y la identidad catalana y la vasca y la gallega y del resto de territorios de nuestro país, lo que vamos a hacer es garantizar que la producción audiovisual tenga algunas medidas para que se defiendan esas lenguas cooficiales", explica Bolaños.

Insiste en que eso es lo que va a hacer el Gobierno y que lo hablará no sólo con ERC, sino también con otros grupos parlamentarios para conseguir sacar también adelante la Ley Audiovisual.