Desde Roma

Díaz exige a Sánchez que "lidere" el compromiso de derogar la reforma laboral que pactaron en diciembre

  • La vicepresidenta segunda pide a los socialistas que "expliciten" su postura sobre las medidas enviadas a la UE sobre el mercado laboral

  • La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, rechaza que se trata de un problema por los contenidos y defiende que es necesaria la "coordinación"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a las vicepresidentas primera y segunda, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso, el pasado día 20.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a las vicepresidentas primera y segunda, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso, el pasado día 20. / DAVID CASTRO

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

La brecha abierta en el Gobierno de coalición continúa supurando. PSOE y Unidas Podemos llevan varios días enfrentados a cuenta de la derogación de la reforma laboral. No logran ponerse de acuerdo ni siquiera en qué están discutiendo. Los socialistas aseguran que se trata de un problema de "coordinación" en el seno del Ejecutivo. Los morados aseveran que el problema es más de fondo, sobre los contenidos del desmontaje de la ley del PP de 2012. En esta dinámica de roles, Yolanda Díaz evita entrar en el juego de sus socios y rechaza la oferta de ser ella quien lidere la derogación de la reforma laboral. No es suficiente para cerrar la crisis. El problema, recalca desde el pasado sábado, son los contenidos. Tanto es así que ha asegurado que su deseo es que sea Pedro Sánchez quien "lidere" este proceso. Eso sí, cumpliendo con el "compromiso" que ambos acordaron en diciembre de 2020 para desmontar la ley del PP de 2012.

"Llevamos demasiado tiempo intentado derogar la reforma laboral del PP. Esta es mi convicción profunda. Este es el compromiso del Gobierno de España. Lo que me gustaría es que cumplamos con este compromiso, que lidere este compromiso el presidente del Gobierno y que acabemos con la precariedad", ha sentenciado Díaz en una rueda de prensa en Roma tras reunirse con el secretario general de la Confederazione Italiana del Lavoro (CGIL), Maurizio Landini.

En un intento de aplacar a Díaz, los socialistas reconocieron este martes que es la ministra de Trabajo quien debe liderar la mesa de diálogo social para derogar la reforma laboral. Pero los morados ven aquí una trampa. Aseguran que el problema no va de nombres, sino de qué medidas impulsar. "Lo que es sorprende es que ahora vuelvan a mostrar diferencias sobre el alcance de la reforma", ha afirmado Díaz recordando que el pasado diciembre acordó con Sánchez el componente 23, uno de los paquetes de reformas que el Gobierno ha comprometido con Bruselas a cambio de recibir los fondos europeos y que hace referencia al mercado laboral.

Aclaración de sus socios

Ante su sorpresa, Díaz ha pedido al ala socialista del Ejecutivo que aclare "el perímetro, el alcance" de la reforma que plantean. Sobre todo, porque su ministerio lleva trabajando desde marzo con los agentes sociales sobre la base de medidas que el Gobierno ha remitido a Europa. "Hasta ahora lo hicimos con normalidad todas las semanas", ha defendido.

"Como hay, parece, una discrepancia en los contenidos, me gustaría que en el seno del Gobierno expliciten qué piensan sobre la prioridad de los convenios de empresa, sobre la vigencia de los convenios colectivos, qué piensan sobre la subcontratación o sobre los mecanismos de flexibilidad interna", ha planteado. En resumen, decir "cuál es el problema sobre los trabajos que se vienen desplegando".

"No se trata de la metodología. La metodología que estamos desplegando ha sido la misma que nos ha llevado a alcanzar 12 grandes acuerdos sociales", ha defendido Díaz. A este respecto, ha recalcado la necesidad de establecer de manera clara cuáles son los objetivos de los socialistas y confirmar su adhesión al acuerdo de Gobierno y al pacto que alcanzó con Sánchez. "Insisto. Deroguemos la reforma laboral, que la encabece el presidente del Gobierno y que transmitamos a la sociedad española que el Gobierno progresistas quiere modos de vida con la gente dentro y con la calidad y el trabajo dentro", ha hecho hincapié.

La palabra del presidente

Noticias relacionadas

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, a su llegada a un acto en el Instituto Cervantes, en Madrid, ha confiado en que a lo largo de la mañana de este miércoles se pueda "solventar" el conflicto que sufre la coalición desde hace casi una semana. Y ha dejado claro que no comparte las declaraciones de Díaz desde Roma. "No se trata de contenido, que está escrito. Está escrito el acuerdo, lo estaba en el acuerdo de coalición y por supuesto que es un asunto que lidera el presidente del Gobierno". Rodríguez ha reiterado en que Pedro Sánchez ya prometió acabar con la reforma del PP en su investidura, en enero de 2020, de modo que es un "compromiso" suyo que además reprodujo en la clausura del 40º Congreso Federal del PSOE. 

La también ministra de Política Territorial ha incidido en la necesidad de "coordinación" en una reforma troncal de la legislatura, y que se ha "implementado" en otras medidas, como la ley de vivienda o los Presupuestos Generales del Estado. "No estamos hablando de nada distinto que no se haya practicado ya en el Gobierno", ha reclamado.