Moción de censura a Albiol

Guanyem se abre ahora a gobernar con el PSC en Badalona

  • Fuentes del partido afirman que si los socialistas recuperan su propuesta de "coliderazgo", entrarán a formar parte de la junta de la ciudad

Reunión de los grupos d ela oposición de Badalona el pasado martes 19 de octubre para negociar la moción de censura a Albiol.

Reunión de los grupos d ela oposición de Badalona el pasado martes 19 de octubre para negociar la moción de censura a Albiol. / Àlex Rebollo

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

El próximo 8 de noviembre Xavier García Albiol (PP) deberá entregar la vara de mando a Rubén Guijarro (PSC) después de toda la oposición haya cursado una moción de censura contra el alcalde tras destaparse que recibió un poder general de una sociedad de Belice, un pequeño paraíso fiscal. Lo que no está claro es qué equipo de gobierno se configurará bajo su batuta.

La pretensión inicial era configurar un gobierno unitario que luciera mayoría absoluta, pero aparecieron los recelos entre el PSC y Guanyem Badalona En Comú, hasta el punto en que los anticapitalistas comunicaron que no querían formar parte de la junta de gobierno. Según fuentes de este partido, los socialistas les plantearon un "liderazgo compartido" una "bicefalia" que evidenciara una conjunción de fuerzas. Guanyem llegó a discutir la propuesta y la aprobó el pasado domingo en asamblea, pero con la apertura formal de las negociaciones a cinco (con ERC, Badalona En Comú y Junts), el PSC se desdijo. Pero después del registro de la moción de censura, han acercado posturas. "Nos miramos por el retrovisor, pero no queremos que suceda lo mismo que en 2020", alegan fuentes de este espacio, recordando que en aquel entonces los vetos desencadenaron en un nuevo mandato de Albiol.

Noticias relacionadas

Guanyem abre así la puerta a no quedarse al margen de la toma de decisiones, aunque afirman que, desde la oposición, garantizarían igualmente la gobernabilidad. Estas fuentes afirman que, si el PSC recupera la propuesta inicial, entrarán en la junta de gobierno y recalcan que están abiertos incluso a debatir internamente una nueva propuesta socialista. "Es una cuestión de agilidad. La junta de gobierno se reúne cada semana y, el pleno, cada mes. Si formamos parte de la junta hay cuestiones que podemos avanzar y necesitamos trabajar cuanto antes", inquieren, conscientes de que este gobierno sólo durará un año y medio, hasta la celebración de las municipales del 2023. Tras conocer este cambio de postura, Guijarro clamó por un gobierno amplio y de unidad.