Congreso de València

El PSC ahonda en la pluralidad de España en sus enmiendas a la ponencia del PSOE

  • Los socialistas catalanes reivindican la plurinacionalidad del Estado y piden dar amparo a su "riqueza lingüística y cultural"

Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto de campaña en Tarragona

Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto de campaña en Tarragona / MARIA BELMEZ (ACN)

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSOE vivirá la semana que viene un 40º congreso federal que se prevé plácido. Al contrario de lo que sucedía en los últimos cónclaves, esta vez el partido ostenta el Gobierno y tiene un líder, el presidente y secretario general Pedro Sánchez, sin contestación interna reseñable. Pero todo eso no es obstáculo para que las diversas almas del socialismo español muestren sus diferencias -en ocasiones muy importantes- en las enmiendas a la ponencia marco, que se discutirá el próximo fin de semana en València.

El PSC, muy alineado con la actual dirección del PSOE, aprovechará la cita para subrayar sus reivindicaciones tradicionales. Los socialistas catalanes enviarán una delegación de más de 300 personas al congreso del partido con el que están federados, y en las enmiendas que se tramitaron en la asamblea de delegados del pasado sábado están presentes las que ahondan en la pluralidad del Estado.

El PSC ha enviado enmiendas al punto en el que la ponencia habla del Estado autonómico. Los socialistas catalanes piden añadir una alusión a la "Declaración socialista de Granada", del año 2013, que propugna una reforma federal de la Constitución. Esa misma enmienda contiene también una mención a la necesidad de "reconocer y amparar la pluralidad lingüística y cultural" de España. Y, además, reivindica las "resoluciones del 39 congreso", el anterior cónclave socialista, que por primera vez incluyó una alusión al "carácter plurinacional" del Estado que ahora se ha abandonado.

Además, el PSC subraya que las conversaciones entre el Gobierno y la Generalitat deben ir acompañadas de un "reencuentro" también "entre catalanes", en referencia a la mesa de diálogo entre partidos catalanes que defiende Salvador Illa, por ahora sin éxito. Al margen de eso, los socialistas catalanes afirman que llegan al congreso con la voluntad de reforzar el liderazgo de Sánchez y de "contribuir a la cohesión y la unidad del socialismo español", además de consolidar "el feminismo, el ecologismo y las políticas sociales" como banderas del partido. En otra enmienda, el PSC habla también de que es deseable la "restitución del modelo republicano" como "reparación final" a las víctimas del franquismo.

Nacionalidades históricas y comunidades insolidarias

Noticias relacionadas

Pero un vistazo al resto de enmiendas revela que el modelo territorial sigue siendo el punto que más pasiones despierta entre las diferentes agrupaciones socialistas. Una, llegada desde Ourense, cita a "las nacionalidades históricas de Galicia, Euskadi y Catalunya" donde en la ponencia marco solo se habla del caso catalán. Otra, de la agrupación de Castelló, que se preocupa por subrayar la necesidad de "más autonomía y más autogobierno de los valencianos".

La más contundente en sentido contrario es seguramente una llegada desde Sevilla, que propone que entre los objetivos del PSOE se incluya también el de "no generar agravios comparativos en materia de financiación que ahonden el surco ya abierto entre Catalunya, Navarra y el País Vasco con el resto de los territorios del Estado". "Al fin y a la postre", concluye la enmienda, "los temas económicos son los importantes para esas comunidades ricas e insolidarias".