Una semana de sobresaltos

Los 7 traspiés de la convención del PP

Los 7 traspiés de la convención del PP
  • La 'semana grande' de los populares ha estado jalonada de frases desacertadas e invitados inoportunos y lenguaraces

6
Se lee en minutos
El Periódico

Pablo Casado propuso en febrero organizar una convención nacional para "rearmar ideológicamente" al PP. Veía el "pozo ideológico" seco, decía. Creía necesario sentarse, debatir ideas y "abrir" la formación "a izquierda y derecha" para atraer a antiguos votantes que se han ido a Cs y a Vox. Ese era el objetivo que, a falta del colofón, este fin de semana en València, ha quedado algo desdibujado, ya que ni logró atraer a dirigentes o intelectuales de izquierdas ni tampoco ha habido debates concretos sobre propuestas económicas, políticas o sociales nuevas.

Las cinco jornadas, además, han estado jalonadas de algunos tropiezos e invitados inoportunos, como Nicolas Sarkozy, y lenguaraces como Mario Vargas Llosa y José María Aznar. Aquí van las principales:  

Daniel Lacalle, secretario de Economía del PP.

/ J. J. Guillén / Efe

Falta de propuestas

Daniel Lacalle es el secretario de Economía del PP. Participó en la convención el primer día, el lunes, en Santiago de Compostela, en la mesa sobre "Sostenibilidad y crecimiento" con los exministros Juan Costa e Isabel García Tejerina y Pedro Barato, presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja). Lacalle cargó contra el Gobierno de coalición y en concreto el PSOE por "utilizar el medio ambiente y el cambio climático para imponer su ideología, pese a que en España esas medidas siempre las han liderado los gobiernos del PP”.

“El socialismo siempre destruye lo que finge proteger: la igualdad, el medio ambiente o el feminismo”, se quejó antes de defender la necesidad de “abandonar el alarmismo y fomentar el ingenio humano para poner en marcha políticas de sostenibilidad y crecimiento”. ¿Qué políticas de sostenibilidad propone? "Todo aquello que proponga Alberto Garzón, pues lo contrario", soltó ante las carcajadas de los presentes.

Vidal Quadras, en un acto de 2014 de Vox, con los que se presentó a las elecciones europeas.

/ Miguel Lorenzo

Freno a una tesis incómoda

El martes por la tarde, en Valladolid, Casado intentó escenificar esa unión del centro-derecha al que aspira. Invitó a un debate sobre la unidad de España a Juan Carlos Girauta, exportavoz de Cs, y Alejo Vidal-Quadras, exfundador de Vox y antiguo miembro del PP durante 31 años. Vidal-Quadras, que ya mostró su radicalización cuando dejó el partido de la gaviota y participó en la creación del partido de extrema derecha, cargó abiertamente contra el Estado de las autonomías. “Cuando todavía escucho a destacados dirigentes del partido que hoy es nuestro anfitrión en esta convención, afirmar que el Estado de las autonomías es la historia de un éxito, cuesta sobreponerse al estupor”, les lanzó.

La moderadora del acto y también coordinadora de la convención, Edurne Uriarte, se revolvió en la silla y, pese a ser una convención para debatir ideas, respondió al invitado que el modelo autonómico funciona y que "el problema nacionalista" hay que mantenerlo al margen del Estado autonómico.

Nicolas Sarkozy y Pablo Casado se saludan, este miércoles en Madrid.

/ Agencias

Sarkozy, un invitado que no se entiende

Casado, que convive con el lastre que supone la larga lista de escándalos ligados al PP, ha invitado a la convención a Nicolas Sarkozy. El expresidente francés lleva años bajo la lupa de la justicia por diversos casos y fue condenado en marzo por una trama de corrupción de escuchas judiciales. La respuesta que dio la dirección conservadora cuando se le preguntó por qué se le había animado a participar si pesa ya sobre él una sentencia, fue que se le invitó en febrero, antes de que el fallo del tribunal se hiciera público.

Pero todavía podía haber sido peor. Sarkozy participó en una mesa de debate con Casado, los dos solos codo con codo, el miércoles a la una de la tarde en Madrid. Solo 20 horas después, el jueves, otro tribunal francés dictó una segunda condena sobre él, esta vez por financiar ilegalmente la campaña presidencial de 2012.

Paula Gómez de la Bárcena, invitada a la convención del PP, denuncia la falta de mujeres en el cónclave. / VÍDEO: PP

Queja por la escasez de mujeres en la convención

En la mesa sobre "feminismo liberal" que el PP organizó el miércoles en Madrid, una de las invitadas hizo la crítica de cajón: en esta convención nacional, las mujeres no han superado el 25% de las invitadas y, en muchos casos, han tenido el papel de moderadoras, no de participantes.

La crítica la lanzó Paula Gómez de la Bárcena, directora de la organización Inspiring Girls. "¡En esta convención hay menos representantes femeninos que en cualquier consejo de administración del Ibex! Yo estoy convencida de que hay muchísimas mujeres que hablarían de los temas que habéis abordado igual de bien que los invitados que habéis traído. ¡Buscadlas, por dios. Están ahí!", denunció.

Aznar, desatado contra el Papa

El expresidente José María Aznar habló tan claro como acostumbra y, en la charla que protagonizó el jueves en Sevilla con Casado, se metió él solo en la polémica sobre la petición de perdón del Papa a México. El presidente de aquel país, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lleva años reclamando a la monarquía española y a la Iglesia que pidan perdón por las "atrocidades" de los conquistadores. El Pontífice, como en el pasado hicieron algunos de sus antecesores, ha pedido en una carta perdón, algo que ha enervado a Isabel Díaz Ayuso, como dejó claro esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, y también, en la convención, al propio Aznar.

El exjefe del Ejecutivo se burló de la petición de López Obrador y subrayó que tanto su nombre como los apellidos tienen origen español. "'¿Y usted cómo se llama? Yo me llamo Andrés Manuel López Obrador'. Andrés por los aztecas; Manuel por parte de los mayas; López es una mezcla", ironizó Aznar frente a un Casado que no hizo ningún comentario. Ya el viernes, el actual líder del PP se sumó a la opinión de sus compañeros de filas.

Vargas Llosa y "votar bien"

El intelectual de más renombre que ha participado en la convención es Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura. El peruano, sin embargo, hizo una polémica reflexión sobre la libertad de voto. "Lo importante de unas elecciones no es que haya libertad en esas elecciones sino votar bien", sostuvo Vargas Llosa. El escritor condenó las dictaduras latinoamericanas y señaló que en algunos de esos países no han votado "bien" y lo han pagado "muy caro".



Noticias relacionadas

Miguel Carballeda, presidente de la ONCE y del Comité Paralímpico Español, en agosto.

/ Agencias

Amonestación por no querer eliminar la palabra "disminuido"

Esta semana ha habido un debate en el Congreso para acometer una reforma de la Constitución promovida por el Gobierno para sustituir el término "disminuido" por "persona con discapacidad". El PP y Vox votaron en contra y amenazan el éxito de la iniciativa. Este viernes, en una mesa sobre "Educación y familia" celebrada en Murcia, Miguel Carballeda, presidente de la ONCE, cargó contra la posición de los populares. "Hoy no es el mejor día para la discapacidad", lamentó frente a Casado. "Hemos demostrado que somos muy capaces", le dijo.

El PP y Vox consideran que la reforma no cuenta con el necesario consenso que la modificación exige, carece del rigor jurídico necesario y podría abrir una crisis institucional si los aliados nacionalistas e independentistas del Gobierno aprovechan para exigir otras reivindicaciones