Memoria histórica

El Gobierno reconoce que la jefatura de Via Laietana fue un centro de torturas

  • Aragonès ha anunciado que trabajrá para convertir la comisaría policial de Via Laietana en centro de memoria histórica

La comisaría de Via Laietana en Barcelona.

La comisaría de Via Laietana en Barcelona. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
El Periódico

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha reconocido este martes que el Gobierno sí cree que la comisaría de la Policía Nacional en la Vía Laietana de Barcelona fue "un lugar de represión y tortura", y ha argumentado que lo que quiso hacer el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, al alabar esa comisaría fue "poner en valor" el papel "fundamental" que ejerce el cuerpo de la Policía Nacional.

Tras hacer estas declaraciones, Pere Aragonès, el 'president' de la Generalitat, ha anunciado durante el Debate de Política General celebrado este mismo martes en el Parlament que el Govern trabajará para convertir la jefatura de Via Laietana en un centro de memoria histórica y de "denuncia del franquismo". "Trabajaremos para convertir la Prefectura Superior de Policía de Via Laietana en un centro de interpretación de la memoria y denuncia del franquismo", ha anunciado Aragonès, que ha defendido que "las torturas que se produjeron allí" durante la dictadura franquista "nunca más vuelvan a pasar en ninguna parte y contra nadie". Esa sede, ha remarcado, "no es un símbolo democrático, y si alguien lo considera un símbolo democrático demuestra cuál es su definición de democracia".

Represión y tortura

La polémica, fue generada por las declaraciones del 'número dos' del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y han llevado a ERC a pedir su dimisión y a ser desautorizado por Unidas Podemos, por ensalzar esta comisaría, sin hacer referencia a su pasado durante el franquismo. La portavoz del Gobierno se ha negado en primer lugar a interpretar las palabras del secretario de Estado, y a continuación ha querido aclarar que la opinión del Gobierno es que el mencionado lugar fue escenario de "represión y de tortura". A este respecto, ha defendido que el Ejecutivo se puede "sentir orgulloso" de "dignificar la memoria democrática" de España y de "dar respuesta a la memoria de quienes sufrieron la persecución y la dictadura en otros momentos de la historia".

Noticias relacionadas

A continuación ha apostillado que, a su juicio, lo que hizo el secretario de Estado de Seguridad cuando habló de esta comisaría "es algo que es compartido por todo el Gobierno", que es "poner en valor el papel de la Policía Nacional en todo el territorio". "En España, y también en Catalunya y en Barcelona", ha zanjado. "Creo que es también una parte de nuestro Estado muy valorada por la ciudadanía y desde luego ejerce un papel fundamental en lo que al orden público se refiere", ha añadido Rodríguez.

El PSOE ya respaldó en el año 2019 en el Congreso una proposición no de ley de ERC para trasladar la jefatura de la Policía Nacional a otra ubicación y convertir esta comisaría en un museo, si bien esta iniciativa, que rechazan de plano los sindicatos policiales nunca se ha hecho realidad. Ahora, ha sido Aragonès quien ha defendido que el Govern trabajará para convertirlo en un centro de interpretación de la memoria y denuncia del franquismo para que "las torturas que se produjeron allí" durante la dictadura franquista "nunca más vuelvan a pasar en ninguna parte y contra nadie".