"Es irreal"

El independentismo arremete contra Colau por aparcar su apuesta por un referéndum

  • La alcaldesa defiende que una consulta sobre la desconexión es "irreal" y que " la gente ya no está por tonterías", refiriéndose al choque constante por este asunto

  • ERC y Junts acusan a los morados de menospreciar al 80% de la sociedad catalana y el PSC celebra la aproximación de Colau

Ada Colau.

Ada Colau. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La reculada de los 'comuns' en la defensa del referéndum ha arreciado una nueva disputa entre el espacio morado y el independentismo. Después de que el líder del partido en el Congreso, Jaume Asens, defendiera que la consulta sobre la desconexión debería guardarse para una segunda fase, la alcaldesa de Barcelona y líder de los 'comuns', Ada Colau, ha defendido este lunes sin tapujos que "no hay ninguna condición para plantear un referéndum a corto plazo" y que es "irreal" celebrarlo antes del 2030 como planteó el 'president' alegando que "la gente está cansada de este pim-pam-pum por cosas menores" y "ya no está por tonterías".

En una entrevista en TV-3, Colau ha cargado contra las idas y venidas del independentismo, tachando de "autoengaño" y de "grandilocuencia" algunas de sus promesas, y ha aparcado la posibilidad de llamar a las urnas para consultar sobre la desconexión en un horizonte cercano. Ahora bien, sí ha defendido esta vía como el camino a seguir para resolver el conflicto político, aunque considera que no se está en esta fase, porque para ello se precisa de "mucha negociación": "El tema político de fondo algún día se deberá de abordar y de alguna manera se deberá de votar [...] Algún día se deberá hacer alguna propuesta política trabajada y buscando el consenso dentro de Catalunya y entre Catalunya y el Estado", ha apostillado.

El pim-pam-pum

Desde ERC, la portavoz del partido, Marta Vilalta, ha replicado que la "tontería es no hacer caso al 80% del país que pide una solución democrática en base a la autodeterminación y a la amnistía", y se ha mostrado "sorprendida" por la "tozudez de los comunes en caer en la irrelevancia política". Su homóloga en Junts, Elsa Artadi, ha hurgado en la misma línea, señalando a los 'comuns' por su "aproximación insuficiente", ya que, a su juicio, no están al lado de la "mayoría de los catalanes". "Sus declaraciones son muy decepcionantes. Están degradando la ciudad de Barcelona y perdiendo el control, y ahora ella entra en otros tema para ver si tapa así su nefasta gestión", ha remachado. 

Ante el alud de criticas, Colau ha emitido un comunicado clarificando que no había dicho que el referéndum fuera una tontería, sino el choque incesante por la consulta; al tiempo que el portavoz del grupo en el Parlament, David Cid, ha salido en defensa de la alcaldesa insistiendo en que ella no estaba menospreciando la defensa del referéndum acordado, sino que estaba expresando su rechazo al "pim-pam-pum" y a las "constantes polémicas" sobre detalles menores como "quién va o no a la mesa de diálogo". "Nosotros, y también lo ha hecho la alcaldesa, siempre hemos defendido el referéndum acordado con el Estado y ha sido siempre nuestra propuesta, cuando el resto iba cambiando", ha inquirido.

Noticias relacionadas

En la bancada del PSC han celebrado que sus socios en el Gobierno se acerquen a sus postulados: "Nos daba lecciones en el pasado sobre esta cuestión y parece haber venido a posiciones cercanas al socialismo", ha deslizado el diputado Ferran Pedret, puntualizando que el conflicto político "no es una tontería, sino un debate político de primer orden" y abogando por la búsqueda de consensos.