Críticas entre socios de Govern

Borràs y Torra censuran la estrategia de ERC a un mes de la mesa de diálogo

  • La presidenta del Parlament pide negociar "o un referéndum o la independencia" y recela del diálogo

  • Torra: "Le hemos regalado al Estado dos años de forma gratuita"

Laura Borrás, presidenta del Parlament de Catalunya

Laura Borrás, presidenta del Parlament de Catalunya / Quique García (EFE)

2
Se lee en minutos
El Periódico

A medida que se acerca la reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, que tendrá lugar en un mes, aumenta la intensidad de los dardos de Junts per Catalunya (JxCat) hacia su socio de Govern, ERC, abanderado de la estrategia de la negociación. Durante todo el verano diversos dirigentes han expresado muestras de escepticismo respecto a la vía elegida por los republicanos hacia la independencia. Y este jueves ha sido el turno de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, acompañada del 'expresident' Quim Torra, inhabilitado el pasado año por colgar una pancarta en favor de los presos independentistas. Ambos han aprovechado su intervención en la Universitat Catalana d'Estiu para cuestionar y directamente criticar la posición de Esquerra.

Según han afirmado, esta estrategia "ha regalado dos años al Estado". Una referencia a los dos años que en el pacto de Govern tanto JxCat como ERC han acordado darse de margen para explorar el diálogo con el Ejecutivo español. JxCat lleva semanas sugiriendo que este plazo podría acortarse si se constata, como prevé la formación del 'expresident' Carles Puigdemont, que la negociación no avanza.

Borràs ha expuesto su programa de máximos, en el que el 'president' Pere Aragonès "o negocia un referéndum o proclama la independencia". Y no ha dudado en contrastar su papel como segunda institución, respecto al Govern. "El Govern hará su trabajo, el Parlament el suyo; por mi parte, estoy absolutamente comprometida a conseguir la independencia", ha proclamado.

Una legislatura "lamentable"

En su discurso no ha dudado incluso en recordar la investidura fallida de Puigdemont en enero de 2018 (un reproche que JxCat saca a relucir a menudo). Y ha calificado de "lamentable" la legislatura anterior, en la que el republicano Roger Torrent presidió el Parlament. "Su actitud preventiva y temerosa no evitó que el aparato judicial español acabara actuando contra los miembros de la mesa por la monarquía española", se ha quejado, al tiempo de que sacaba pecho afirmando que ella ha tratado de devolver la dignidad a la institución.

Y, sobre el inicio del diálogo con el Estado, ha vuelto a mostrar su descreimiento respecto a esta iniciativa y ha reclamado que consista en cualquier caso en una negociación real en la que se aborde la amnistía y la autodeterminación.

"Nos estamos cerrando en la jaula"

Noticias relacionadas

En este ataque a ERC ha participado también el 'expresident' Torra: "Le hemos regalado al Estado dos años de forma gratuita. A la mesa de diálogo tenemos que ir diciendo que si no permiten el referéndum, declararemos la independencia", ha señalado. Para JxCat, Esquerra debe emprender ya un plan alternativo al de la mesa de diálogo. Y esto es lo Torra ha reprochado precisamente a los republicanos: "El independentismo debe exigir un programa de cómo llegar a la independencia. No puede ser que dejemos dos años y después ya veremos".

El 'expresident' ha insistido en su controvertida tesis de que la autonomía es un freno para la independencia, que ha vuelto a desplegar: "Nos estamos volviendo a cerrar en la jaula desde dentro, cuando el 1-O significó abrir la puerta de la jaula de la Constitución española”. De este modo, Torra ha reivindicado la importancia "constituyente" de esa consulta, mediante un método que según él la comunidad internacional puede validar como válido hacia la independencia: un proceso democrático impecable y una mayoría social.