El 1-O en Estrasburgo

Las claves de la vía europea: el periplo de los recursos del 'procés' al TEDH

  • Si las demandas son admitidas a trámite, el tribunal deberá decidir si condena o absuelve a España por vulneración de derechos

Los políticos presos Forn, Forcadell, Romeva, Sanchez, Cuixart, Junqueras, Rull, Turull y Bassa, en los jardines del Palau Robert tras leer un manifiesto en favor de la amnistía.

Los políticos presos Forn, Forcadell, Romeva, Sanchez, Cuixart, Junqueras, Rull, Turull y Bassa, en los jardines del Palau Robert tras leer un manifiesto en favor de la amnistía. / JORDI COTRINA

6
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

El 'procés' ha llegado a Estrasburgo y los ya ex-presos independentistas exploran la vía europea con la presentación de recursos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra sus condenas por sedición y malversación. Después de haber agotado todas las vías judiciales en España, los líderes del 1-O emprenden un nuevo un periplo judicial, el último que tienen a su alcance para tratar de revocar la sentencia del Tribunal Supremo.

¿Cuál es el recorrido de los recursos en Estrasburgo?

El TEDH está compuesto por 47 jueces elegidos por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa a propuesta de cada Estado. El tribunal tiene cinco secciones que se constituyen en distintas salas y estas, configuradas por siete togados, son las que se encargan de examinar los recursos.

Cuando este se registra, un juez único decide sobre la inadmisibilidad cuando "se impone claramente" y, si hay jurisprudencia, entra en juego un comité de tres jueces. "Este punto es muy importante porque el 95% de las demandas son inadmitidas. Unas por cuestiones formales y otras porque el tribunal no le ve interés", expone uno de los abogados de Cuixart, Benet Salellas. Este primer paso puede tardar meses.

Si se admite, se da traslado del recurso a la sala de siete jueces que comunica dicha demanda al representante del Gobierno de España, en este caso la Abogacía del Estado, que tiene un margen de tres meses para contestar. La respuesta se envía al denunciante para que pueda replicar y así se abre el intercambio de argumentos entre las partes. Este "juego de pregunta - respuesta" suele solventarse por escrito aunque también puede abrirse una vista oral, aunque Salellas subraya que "no es lo más habitual".

Con toda la información, el tribunal dicta sentencia. "El procedimiento se puede alargar entre dos y cinco años", apunta el abogado. El profesor titular de Derecho Internacional Público de la UB y presidente del Institut de Drets Humans de Catalunya, David Bondia, lo fija en un margen de dos a cuatro años. Estrasburgo mantiene que "se esfuerza en que las demandas sean tratadas en el plazo máximo de tres años desde su presentación", pero varia en función del asunto en cuestión.

¿En qué sentido puede resolver el TEDH?

La sentencia debe ser condenatoria o absolutoria para el país contra el que se presenta la demanda, aunque Bondia indica que puede haber pronunciamientos particulares aunque haya unanimidad. En el caso de los presos del 'procés', el tribunal puede centrarse sólo en si ha habido un "juicio justo" (siendo un aspecto formal que, de estimarse la demanda podría conllevar la repetición del juicio) o entrar a valorar si se ha incurrido en una vulneración de derechos (como el derecho a la libertad, de expresión o de reunión y de asociación, como alegan algunas defensas), hurgando en una cuestión de fondo que, de admitirse, comportaría la excarcelación si siguen en prisión, además de una reparación económica.

"Hay varias formas de pronunciarse. El tribunal puede condenar al Estado por vulneración de derechos y después debe ser este quien concrete la efectividad del pronunciamiento y aplique las medidas oportunas", señala Salellas. Por su parte, Bondia recuerda que uno de los argumentos que tienen los presos a su favor es que "unos mismos hechos se han juzgado en el Tribunal Supremo, en la Audiencia Nacional [Josep Lluís Trapero] y en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya [la Mesa del Parlament] " y que la "fragmentación de la causa puede ser impugnada por el TEDH".

Más allá de esto, no descarta que los jueces se queden en un balance de los fallos formales del juicio y de la instrucción y que no entren a valorar si ha habido vulneración de derechos. En eso coincide la catedrática de Derecho Constitucional de la UAB, Mercè Barceló: "Puede ser que cuando vean esta situación decidan devolver el caso a España y no pronunciarse sobre el resto de cuestiones. Si el TEDH se quiere mojar, analizará el resto de cuestiones", apunta.

Lo que sí vaticinan es que el tribunal se pronunciará sobre si las penas son desproporcionadas o no, e incluso apuntan que podría aconsejar modificaciones como la reforma del delito de sedición en el Código Penal

¿Influyen los indultos en la resolución del tribunal?

La concesión de indultos a los independentistas provoca su salida de prisión y este extremo impacta en los recursos a Europa. El abogado de Cuixart opina que si no están en prisión "algunas de las peticiones concretas como el derecho a la libertad pierden vigencia" y concluye que la medida de gracia "tiene como finalidad desactivar el impacto en la gravedad y la urgencia" del recurso a Estrasburgo. Además, cree que el perdón del Gobierno puede ralentizar el caso en Estrasburgo porque el encarcelamiento es un agravio que se apremian a resolver, sea en un sentido u otro.

Bondia advierte de que los indultos pueden interpretarse como "un reconocimiento de los hechos" por parte de los presos, aunque hay otra lectura, la que ofrece Barceló, que considera que las medidas de gracia pueden favorecer a los presos porque "el Gobierno enmienda al propio Tribunal Supremo" con la concesión del perdón. Sea como sea, ambos creen que quita presión al TEDH.

Si se estima el recurso, ¿hay reparación para los dirigentes del 1-O?

Al estar ya en libertad, la reparación se daría en términos económicos y de rehabilitación jurídica (si siguieran en prisión, se decretaría la excarcelación). Podría darse también la situación de que el TEDH acordara que debe repetirse el juicio del 'procés' por fallos en el procedimiento o falta de garantías jurídicas.

Ante este escenario, la pena inicial quedaría revocada y se reeditaría el juicio en el Tribunal Supremo con la diferencia de que descontaría de una eventual nueva condena el tiempo que ya han pasado entre rejas, tanto en prisión provisional como tras el primer fallo del alto tribunal.

¿El fallo se puede recurrir?

La sentencia será definitiva cuando trascurran tres meses. Antes, tanto los demandantes como el Gobierno pueden solicitar la presentación de un recurso -llamado 'reenvío'- a la Gran Sala, formada por 17 jueces, una solicitud que se acepta en "contadas ocasiones". El colegio de la Gran Sala es el que decide si se puede o no volver a revisar la sentencia. Si lo acepta, una vez examinada, acaba siendo firme.

Los fallos son de obligado cumplimiento y el Estado debe ejecutarlos. El Comité de Ministros del Consejo de Europa supervisa el cumplimiento de las sentencias y que las indemnizaciones que se establezcan sean efectivamente satisfechas a los demandantes.

Noticias relacionadas

¿El tribunal resolverá de igual forma para todos los presos?

Los recursos de los independentistas no se han presentado de forma conjunta, sino que cada uno ha registrado su escrito a través de abogado según ha agotado las vías jurisdiccionales en España a medida que el Tribunal Constitucional ha ido resolviendo. Las defensas, pese a estar coordinadas, han acentuado aspectos diferentes en los textos y cabe señalar que ni su papel en el 1-O, ni las condenas, son iguales para todos.

El TEDH deberá decidir si incluye todos los recursos en un mismo examen o si los estudia de forma separada. "Todo es posible, hay opciones intermedias como que, por ejemplo, resuelva uno y luego use esa doctrina para resolver el resto o las determine en algún aspecto", explica Salellas. De ahí que pueda resolver de forma distinta cada demanda.

Tanto Bondia como Barceló auguran que el tribunal acumulará todos los recursos del 'procés' y que resolverá conjuntamente. "El TEDH es muy operativo, las acumulará y si entran nuevas las añadirá a las presentadas", opina el primero.