Discurso en el Congreso

Casado denuncia la "agenda suicida" de Sánchez y niega que sea el momento de "perdonar" a los líderes del 1-O

  • El líder del PP se revuelve contra el apoyo de los empresarios a los indultos y les llama "subvencionados"

  • Vox acusa al Gobierno de "arrodillarse ante la barbarie" y Cs denuncia la "debilidad" del jefe del Ejecutivo

El líder del PP, Pablo Casado

El líder del PP, Pablo Casado / JOAN CORTADELLAS (EPC)

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Mientras Pedro Sánchez defendía su decisión de aprobar los indultos a los dirigentes del 1-O en un gran acto en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, Pablo Casado reunía a sus diputados y senadores en el Congreso. Exactamente en la sala Ernest Lluch, un político catalán referente cuando se habla de diálogo y de tender puentes. En un discurso de unos 20 minutos de duración, el líder del PP ha admitido de nuevo (ya lo hizo el sábado) que siente las "presiones" para no rechazar la medida de gracia a los independentistas, pero ha argumentado que todavía no ha llegado el momento de perdonarles.

España sabe perdonar, pero sabe cuándo perdonar y cuándo defenderse. Nosotros también y nosotros decimos que ahora es el tiempo de la defensa de España. Nunca permitiremos que nadie la destruya para perpetuarse en el poder”, ha declarado el líder del PP. En su opinión, el jefe del Ejecutivo “quiere que el PP” y lo que representa “dejen de existir”. “Y Sánchez necesita a los nacionalistas para que el PP deje de existir. Ese es el pacto de los indultos trampa”, ha continuado.

Casado ha cargado contra el dirigente socialista, al que ha acusado de imponer una "agenda extravagante y suicida” a los españoles y promover la “deslealtad hacia el sistema”. Considera que Sánchez está a punto de "blindar un segundo 'procés'" y pretende hacer un "cambio de régimen" y por eso, en su opinión, "destruye las bases del sistema de convivencia" y "desarma al Estado" con varias "iniciativas letales". A su juicio, quiere entregar "España a los nacionalistas" y dar un "golpe de gracia a la legalidad".

El máximo dirigente de los populares sigue molesto por las declaraciones de las asociaciones de empresarios que han mostrado su apoyo a los indultos. Foment del Treball y también la CEOE aunque su líder, Antonio Garamendi, matizó sus palabras después, han destacado estos días atrás las consecuencias positivas que la libertad de los políticos puede tener para la sociedad y la economía. En su discurso ante los suyos, Casado dijo que ,si los empresarios dan ese respaldo, es porque están a punto de recibir dinero de los fondos europeos aprobados por Bruselas para luchar contra el covid. El presidente del PP declaró que el acto del Liceu había sido "una ópera bufa" con una "platea subvencionada por los fondos europeos, un palco virtual en Lledoners que ha escrito el libreto y una fila 0 en Waterloo, que en vez de aplaudir ha empezado a patear hoy mismo".

Debilidad y collejas

Por su parte, el portavoz de Vox, Jorge Buxadé, ha atacado al presidente del Gobierno por “volver a arrodillarse ante la barbarie, la desorganización, el caos y la violencia” que el independentismo ha instalado en las calles catalanas en los últimos años. El dirigente ultra ha avisado de que el separatismo “va a reinterpretar (los indultos) como una debilidad del Estado y como el momento adecuado para golpear a la nación”. Buxadé también se ha referido a los gritos de “amnistía” que se han escuchado en el Liceu mientras hablaba Sánchez: “Cuando uno se arrodilla y agacha la cabeza, lo normal es que le caiga una colleja”. 

El dirigente ultra ha aseverado en varias ocasiones que una vez se aprueben los indultos Vox presentará un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. El partido de Santiago Abascal, al haber ejercido la acusación popular en el juicio a los líderes del ‘procés’, podrá recurrir la decisión del Ejecutivo. En la misma línea, Buxadé no ha descartado tomar otras acciones penales contra los miembros del Consejo de Ministros. 

Abandono y humillación

La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, al igual que Buxadé, ha criticado que Sánchez esté “arrodillado” ante el separatismo. “El Gobierno lo ha vuelto a hacer. Nos ha vuelto a abandonar, a humillar. Ha vuelto a confundir el separatismo con Catalunya”, ha sentenciado en una rueda de prensa celebrada en Barcelona. La líder naranja ha reprochado al jefe del Ejecutivo que haga “teatro del malo” en el escenario del Liceu “disfrazándose de hombre de Estado cuando lo único que le importa es seguir en la Moncloa”.

Noticias relacionadas

Arrimadas también ha tenido un mensaje para los políticos catalanes presos: “No se pongan tan contentos porque esto lo que demuestra es la debilidad de Pedro Sánchez, no la debilidad de España”. Tras recalcar que los líderes independentistas no se arrepiente, sino “todo lo contrario”, ha recordado que no se debe confundir “la democracia española con el Gobierno de España”.