Diálogo

Los obispos de Catalunya, a favor de los indultos de los presos del 'procés'

  • "Hay que imaginar una solución satisfactoria que se aleje de actitudes inamovibles", afirman

Joan Josep Omella.

Joan Josep Omella. / EFE / Quique García

1
Se lee en minutos
EFE

Los obispos de las diez diócesis de Catalunya se han pronunciado a favor del diálogo y de "las medidas de gracia" para resolver "todas las situaciones de conflicto", tras analizar el contexto social y político de Catalunya. Los obispos mantuvieron ayer en el Seminario Conciliar de Barcelona una reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a todas las diócesis catalanas, y este jueves han hecho público un comunicado "ante el contexto social y político que vivimos en estos momentos en Catalunya", en el que se reafirman en su convencimiento "de la fuerza que tienen el diálogo y las medidas de gracia en todas las situaciones de conflicto".

"Creemos que el logro de un recto orden social que permita el desarrollo armónico de toda la sociedad necesita algo más que la aplicación de la ley. Es por este motivo que hay que proponer el diálogo siempre como vía efectiva que da respuesta a la esperanza de resolver las divisiones", defienden los prelados.

"Si el diálogo es serio, capaz y abierto, y si se admite que dialogar siempre significa renunciar a las propias exigencias para encontrarse en el camino con las renuncias del otro, habrá avances", añaden.

Noticias relacionadas

Los obispos catalanes, entre ellos el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, que también es el presidente de la Conferencia Episcopal Española, opinan que "avanzar teniendo sentimientos de misericordia y perdón sinceros, respetando la justicia, ayudará a que los acuerdos que todos esperamos se logren pronto".

"Hay que imaginar una solución satisfactoria que se aleje de actitudes inamovibles que no ayudan a construir armónicamente la sociedad. Será entonces cuando se irán venciendo las dificultades y la capacidad de diálogo empezará a aportar posibles soluciones", concluyen los obispos.