Exsecretaria general del PP

Casado vuelve a proteger a Cospedal pese a estar imputada en el 'caso Kitchen'

  • El PP solicita al Congreso que dé por realizada la comparecencia de la exsecretaria general del partido en la comisión que investiga el uso ilegal de fondos públicos para eliminar pruebas de corrupción

  • El líder conservador no ha abierto un expediente informativo a la exdirigente pese a que lo marcan los estatutos y sí lo hizo a Jorge Fernández Díaz, investigado en el mismo escándalo

María Dolores de Cospedal al salir del Congreso el pasado día dos. Al fondo, Ignacio López, su marido, también imputado en el caso Kitchen.

María Dolores de Cospedal al salir del Congreso el pasado día dos. Al fondo, Ignacio López, su marido, también imputado en el caso Kitchen. / José Luis Roca

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Cuando estos meses atrás se le ha preguntado por la corrupción del PP, Pablo Casado ha dicho que él, en esta nueva etapa, no va a dejar "pasar ni una". Sin embargo, la imputación de la exsecretaria general María Dolores de Cospedal en el 'caso Kitchen' le ha hecho romper esa máxima. El presidente de los conservadores no le ha abierto un expediente informativo, pese a que lo marcan sus estatutos, algo que sí hizo con Jorge Fernández Díaz, investigado en ese mismo escándalo. Él era el ministro del Interior cuando, supuestamente, el Gobierno de Mariano Rajoy organizó la 'operación Kitchen' para eliminar pruebas de corrupción del PP que estaban en poder de Luis Bárcenas.

Este trato privilegiado a la exsecretaria general se ha visto reforzado ahora con una carta, adelantada por 'Infolibre' y a la que ha tenido acceso este diario, en la que el grupo parlamentario ha solicitado a la Mesa del Congreso, presidida por Meritxell Batet, que dé por realizada su comparecencia en la comisión de investigación sobre la 'Kitchen'.

Todo parte del 2 de junio, día en que Cospedal estaba convocada por la tarde en ese órgano parlamentario. Por la mañana, había saltado la noticia de que el juez le había imputado a ella y a su marido, Ignacio López del Hierro. Esa jornada, la comisión había echado a andar con las comparecencias agendadas, entre ellas la de López del Hierro, que se negó a declarar, y José Antonio Nieto, exsecretario de Estado de Seguridad. A las dos y media, cuando acabó Nieto, recuerda el PP en su misiva, la presidenta de la comisión, Isaura Leal (PSOE), pidió a los portavoces de los grupos continuar la sesión a puerta cerrada. En ese momento, acordaron suspender la comparecencia de Cospedal, prevista para las tres y media, una idea a la que se opuso sin éxito el PP.

Los servicios de la Cámara telefonearon a la exdirigente para comunicárselo, pero no cogió el teléfono. También le mandaron un mail y hablaron con su secretaria, que aseguró que le informaría, según fuentes del PSOE. Sin embargo, pese a estas gestiones y a la información que tenían sus compañeros de filas sobre el aplazamiento, Cospedal apareció minutos después para comparecer, un episodio, en la que se vio recorriendo los pasillos de la Cámara, un episodio que grabaron las cámaras de TVE.

Batet rechaza la petición

El PP considera que la comisión "ha vulnerado de forma palmaria" los derechos de la convocada y ha reclamado a la Mesa que salvaguarde "el respeto a la intimidad y el honor y los derechos constitucionales de las personas que sean llamadas a comparecer", revierta el acuerdo de último momento de la comisión y dé a Cospedal como "comparecida".

Los letrados del Congreso analizaron la solicitud y han concluido que no procede un pronunciamiento, porque las comisiones de investigaciones gozan de autonomía para organizarse y adoptar sus acuerdos. Los expertos consideran la comparecencia de Cospedal como "decaída" y recuerdan la posibilidad de volver a convocar al mismo compareciente. La exsecretaria general declarará el día 29 ante el juez.

Noticias relacionadas

Hasta final de año

La comisión de investigación, en la que está representada la mayoría parlamentaria de izquierdas, acordó alargar la continuidad de sus trabajos durante los próximos meses y aplazar la comparecencia, entre otros, de Rajoy.