Jordi Sànchez se desdice sobre el 1-O y niega la crisis interna

  • El secretario general, cuestionado, asegura ahora que el 1-O sí se hizo para proclamar la independencia

  • Sostiene que no ha habido peticiones de dimisión internas y asegura que no hay discrepancias y se cierra filas

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

2
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Donde dice digo, digo diego. El secretario general de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez ha comparecido de forma extraordinaria hoy para afirmar ahora que "ni escribí ni he pensado nunca que el 1-O no se hizo para ganar la independencia”, tras un artículo la semana pasada en el diario Ara, que el referéndum del 1-O pretendía forzar una negociación con el Estado y no proclamar "efectivamente" la independencia. Esta posición generó un notable malestar que ha llevado incluso a la recogida anónima de firmas pidiendo la dimisión del secretario general del partido, que ha visto como dirigentes como Laura Borràs -presidenta del Parlament-, Elsa Artadi y Aleix Sarri, entre otros, hayan reafirmado, en contra de las tesis de Sànchez, que el 1-O tiene legitimidad como referéndum de independencia.

Sànchez ha negado una y otra vez haber escrito lo que escribió. Y ha asegurado que se ha tratado de "manipulaciones" de sectores ajenos a JxCat. El secretario general ha insistido una y otra vez que "algunos han querido aprovechar de forma anónima una manipulación de una expresión de mi artículo para abrir una supuesta crítica”, en relación a su artículo.

Sànchez cierra filas en torno a su liderazgo

El secretario general ha tratado de quitar hierro a la situación pese a la existencia de voces críticas hacia su gestión, tanto por el artículo como por la negociación del pacto de Govern con ERC. "JxCat está absolutamente unido, compacto y cierra filas no sólo con el proyecto de la independencia sino también con todo el sentimiento de miles de personas y con todo el capital político que representa el otoño del 2017", ha proclamado. Por todo ello, ha subrayado que "nadie en la ejecutiva ha mostrado desacuerdo con este posicionamiento", que él mismo manifestó la semana pasada. "Cero peticiones de dimisión, gran ruido comunicativo y una inexistente crisis en la estructura del partido", ha añadido, y ha confirmado que habló al respecto con el 'expresident' Carles Puigdemont, con quien asegura que comparte las tesis expresadas hoy. "Me siento absolutamente acompañado", ha asegurado.

Noticias relacionadas

Acentuando ahora la crítica al Estado

"Lo volvería a hacer", ha afirmado Sànchez por otra parte respecto al 1-O y a sus actuaciones en esos meses en defensa del derecho a reunión y manifestación y a la libertad de expresión. Y ha asegurado que los indultos son solo un "pequeño grano de arena" en la resolución del conflicto. Los indultos, ha añadido, "no serán, no pueden ser, a cambio de ningún arrepentimiento por mi parte y estoy convencido de que por parte de ningún otro preso. No comportarán ninguna renuncia ni a los ideales ni a la legitimidad de continuar actuando democráticamente para que este país halle una solución política para ejercer la autodeterminación".