La votación de los afiliados, el 13 de junio

Díaz acepta las primarias ya tras la presión de Ferraz y pugnará con el alcalde de Sevilla

  • La líder del PSOE-A se adelanta a la maniobra de la dirección federal y pide a su ejecutiva regional que avale la apertura inmediata del proceso

  • Juan Espadas, ungido por Ferraz, se ofrece a liderar un proyecto que sea "revulsivo" y confirma que se presentará a las primarias

  • Díaz insiste en que los más de 44.000 militantes del partido deberán votar "con autonomía y libertad", y "sin empujones", al candidato a la Presidencia de la Junta

Susana Díaz se suma a la petición de adelanto de primarias en el PSOE andaluz. / EFE / JULIO MUÑOZ / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Susana Díaz se sube al carro de primarias ya. Ella misma, y su ejecutiva regional, reclamaron este jueves la apertura inmediata del proceso, para que los más de 44.000 militantes de la federación más poderosa del PSOE voten "con libertad, y con autonomía" a quien será el nuevo candidato a la Junta de Andalucía. La líder regional se presentará, "por supuesto", como ya era conocido, y tendrá enfrente, como también se esperaba, al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ungido por Ferraz. Este confirmó poco después del anuncio de la baronesa socialista que sí se presentará a las primarias: se ofrece a liderar un proyecto que sea un "revulsivo". Y el aparato federal, ya por la tarde, puso fecha a la votación de los afiliados: será el 13 de junio.

Díaz respondió a la presión ejercida, de manera coordinada, por la cúpula de Pedro Sánchez y los críticos y varias direcciones provinciales. Los pronunciamientos a favor de una pronta convocatoria de las primarias para elegir al cabeza de cartel a las próximas autonómicas, antes de que se celebre el congreso regional -previsto para finales de año-, se habían sucedido en las últimas semanas. El mismo Espadas también lo había hecho, aunque no confirmó su candidatura hasta este mismo jueves, después de la comparecencia de la líder del PSOE-A en la que pidió a la dirección de Sánchez que convoque las primarias.

Porque es la dirección federal la que tiene la potestad de hacerlo de manera formal, y lo hizo en la reunión de la ejecutiva de esta tarde. Es más, Ferraz ya contaba con activar el proceso en la convocatoria de este jueves, lo hubiera reclamado la cúpula andaluza o no. Díaz, por tanto, buscaba sortear la imposición de las elecciones internas desde Madrid. Eso no quita para que la batalla vuelva a ser dura y reproduzca el esquema de la contienda fratricida de 2017. Entonces, ella se enfrentó directamente a Sánchez y fue arrollada por él (50,26% frente al 39,90%). Ahora, debilitada tras haber perdido la Junta y con un PSOE-A mucho más agrietado, tendrá como rival al aspirante promocionado por el equipo del presidente, Espadas.

Díaz, durante su comparecencia a mediodía ante los medios en la sede regional del PSOE-A, en Sevilla, defendió primero su labor de oposición al jefe de la Junta, el popular Juanma Moreno -"hemos presentado 25.000 iniciativas en dos años, el doble de lo que hizo el PP"-, la "escucha activa" con los ciudadanos, la "empatía con el sufrimiento de miles de andaluces". Pero el "ruido incesante" en el PSOE-A ha "impedido" que esos mensajes lleguen a los andaluces, dijo, culpando así a los críticos por opacar la actividad del partido, obligado a 'reinventarse' tras 37 años en el poder. Insistió en que el calendario de congresos no lo eligió ella -fue Ferraz-, en que no le interesa "el poder por el poder", ni "ascender" en su trayectoria política, sino su "compromiso con Andalucía", y en que ha "respetado los tiempos orgánicos", buscando no interferir en las "muy complicadas" elecciones autonómicas en Madrid, que se saldaron el 4-M con un enorme batacazo.

Decisión por "unanimidad"

La líder del PSOE-A critica el "ruido incesante" de las últimas semanas que ha "erosionado" la imagen del partido

"Pero no ha podido ser, por más que me pese", lamentó. "Mientras algunos compañeros hemos mantenido una posición de respeto, otros compañeros, a los que también respeto, han pedido adelantar las primarias cuando ni tan siquiera estaban convocadas unas elecciones en nuestra comunidad", criticó, en otro mensaje a Ferraz, al que indirectamente responsabilizó de haber azuzado a la dirigencia andaluza. "Nunca voy a negarme al debate sereno en mi partido, y menos voy a negarme a que sean los militantes los verdaderos protagonistas, quienes tomen la decisión en libertad, sin imposiciones y con autonomía, porque son ellos a los que les toca decidir quién les representa en unas futuras elecciones". Esa afirmación no era baladí: con la insistencia en una votación "libre", con "garantías" y "con autonomía" estaba apelando a Ferraz para que no interfiera en la votación. Y también porque su relato, en esta pugna, es el que usó Sánchez contra ella en 2017: quiere ser la candidata de las bases, no la impuesta por las alturas del partido.

El debate de primarias ya -la mayoría de las direcciones provinciales se ha pronunciado, a favor o en contra- estaba "consiguiendo erosionar la imagen del PSOE-A", y no lo podía "permitir". Esa es la razón, siguió, por la que quería que su ejecutiva regional pidiera a Ferraz que activara de manera inmediata el proceso. La cúpula autonómica, que se reunió justo después de la comparecencia de su líder, avaló esa petición "por unanimidad", según confirmaron fuentes oficiales de la federación.

El equipo de Sánchez argumentaba que había que elegir ya al aspirante a la Junta ante el temor de que Moreno convoque elecciones anticipadas. Es decir, para que no ocurra lo mismo que en Madrid, donde el anticipo decidido por la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, cogió sin los deberes hechos a los socialistas madrileños y sin margen para elegir a otro cabeza de lista que no fuera Ángel Gabilondo. El PSOE debe estar "preparado", defendió a primera hora, en 'Más de uno' (Onda Cero), la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, como por la tarde hizo el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos. Moreno, no obstante, y su socio en la Junta, Juan Marín (Cs), han descartado reiteradamente un anticipo electoral, pero esa promesa no inspira "confianza" en los socialistas, justificó el número tres.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, confirma su presentación a las primarias para la elección del candidato del PSOE a la Junta de Andalucía, este 6 de mayo en Alcalá de Guadaíra. 

/ EUROPA PRESS / MARÍA JOSÉ LÓPEZ

"Hubiera preferido hacer primero un debate de ideas, sereno, reflexivo, y después sobre las personas, pero no ha sido posible", esgrimió la dirigente andaluza, en otra línea de crítica. Ahí Díaz estaba asumiendo su giro: ella quería primero congreso regional, a finales de año, y luego primarias para elegir al candidato, un calendario que le habría permitido ganar tiempo. Pero la presión de Ferraz y de sus dirigentes le obliga a recular. "No hay más salida que la unión, recuperar al PSOE-A sin empujones, que nunca llevan a nada bueno. La única palabra la tienen los más de 44.000 militantes en Andalucía", proclamó.

La expresidenta de la Junta también quiso evidenciar que la tensión vuelve a ser total con la dirección federal. Relató que ayer miércoles mandó un mensaje a Sánchez, pero que no recibió respuesta. Y luego conversó con Ábalos, que no le informó, dijo, de la decisión de la cúpula de activar ya las primarias. Ella se enteró "por la SER", quien adelantó la noticia a las 20 horas. Ábalos, durante su rueda de prensa posterior, contó que la llamó para conocer "el orden del día" de la ejecutiva andaluza, porque es su "obligación", como responsable del aparato, saber qué "iniciativas" se van a llevar a debate en los territorios. No quiso entrar en más detalles para no desvelar una "conversación privada". Así que no aclaró si le concretó que Ferraz iba a activar las primarias sí o sí, ni desmintió la versión dada por Díaz. "Si ha habido un malentendido, lo siento", se disculpó.

Las primarias "generan ilusión"

Espadas agradece la paciencia de quienes querían que diera el paso ya: "Pueden contar conmigo para ello"

Díaz no quiso empezar ya la guerra con Espadas. "Cuantos más compañeros se presenten, más rico será el proceso. Después serán los compañeros los que tomen la decisión, en una votación en libertad, con autonomía y con muchísimo respeto entre unos y otros", manifestó. Su carta de presentación, añadió, será su trabajo como líder de la oposición, su "autonomía y libertad". De nuevo, ambas palabras, que presumiblemente se convertirán en el 'leitmotiv' de su campaña.

Abierta ya la carrera, Espadas, en un acto en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) compartido con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dio el paso que los críticos con Díaz esperaban. Confirmó su postulación, su disposición a trabajar en un "gran proyecto municipalista" que sea el "revulsivo" que necesita Andalucía, informa EFE. "Gracias por haber tenido algunos la paciencia de esperar a que esta decisión se produjera y evidentemente pueden contar conmigo para ello", apuntó, en respuesta a los que le estaban empujando para que anunciara su candidatura. Espadas defendió que se "escuche la voz de lo local" para a partir de ahí construir el proyecto regional, y él tiene la "ilusión de convertir esto en el revulsivo" que necesita, a su juicio, la comunidad.

El regidor hispalense, como Díaz, insistió en que no quiere unas primarias broncas, porque "no son una confrontación entre compañeros, es un debate de ideas y propuestas". "Y ahí me van a encontrar", señaló. Las elecciones internas "no generan ruido, generan ilusión" y agregó que los compañeros con los que se ha reunido en las últimas semanas le han trasladado que "la fuerza del cambio ahora mismo en Andalucía es imparable" y que el PSOE debe liderarlo.

Noticias relacionadas

Díaz, durante su rueda de prensa en la sede del PSOE-A también mostró el "apoyo" de la federación a los socialistas madrileños, "en especial a Ángel Gabilondo", hacia quien ha aumentado la presión para que dimita. "Han realizado un esfuerzo enorme, han defendido un proyecto de altura, progreso, igualdad y de derechos sociales", pero "es el momento de hacer una reflexión interna desde la unidad", porque la derecha de PP y Vox, que pactaron primero en Andalucía para descabalgarla del poder, han ido avanzando. "Algo no estaremos haciendo del todo bien cuando miles de ciudadanos nos han vuelto la espalda", sostuvo, lanzando otra advertencia.

Entre un 2% y un 4% de los avales y 45 días de duración estándar

Tras el último congreso federal, el que ganó Pedro Sánchez a Susana Díaz, se rebajó mucho el número de avales necesarios para convertirse en candidato en un proceso de primarias. En el caso de una competición a nivel regional, como establece el artículo 240 del reglamento de los estatutos, los aspirantes deberán presentar la firma del 2% de los militantes censados. También hay un tope por arriba, el del 4%. Dado que hay unos 44.000 afiliados en el PSOE-A, la expresidenta de la Junta y el alcalde de Sevilla deberán recoger entre 880 y 1.760 apoyos. Al establecer un umbral mínimo y máximo muy bajo, se quita tensión a la pugna por los avales, que se había convertido en una suerte de primera vuelta del proceso y, de hecho, cuando Sánchez presentó en mayo de 2017 un número de rúbricas casi tan alto como Díaz, la favorita del aparato, se visualizó que él podía ganar, como así sucedió.


El reglamento, en su artículo 228, también indica que, "con carácter general", las primarias entre militantes no pueden durar más de 45 días, aunque Ferraz puede acortar el calendario. La previsión que tenía la cúpula federal es que los 44.000 afiliados del PSOE-A puedan votar a mediados de junio. La ejecutiva federal puede abrir las primarias, aunque luego requerirá de la ratificación en la siguiente reunión del comité federal, el máximo órgano de dirección del PSOE, prevista para mediados de julio. En esa cita se convocará además el 40º Congreso Federal, que se celebrará el 15, 16 y 17 de octubre de 2021 en Valencia.