Traspaso de carteras

Podemos se arroga las medidas sociales en la despedida de Iglesias

  • Los morados se enorgullecen de los ertes, el escudo social y la construcción de la mayoría de los Presupuestos

  • Díaz reivindica la importancia que adquirirá Trabajo bajo su vicepresidencia

David Castro

Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Pablo Iglesias consumó este miércoles su relevo en el Gobierno en Yolanda Díaz e Ione Belarra. Las dos dirigentes moradas, que prometieron sus cargos junto a Nadia Calviño a primera de la mañana ante Felipe VI, recibieron de manos del líder de Unidas Podemos sus nuevas cartas: Díaz la de vicepresidencia tercera y Belarra la de ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. Un acto que, en plena precampaña de las elecciones madrileñas del 4-M, ninguno de los tres quiso desaprovechar. Entre elogios cruzados, se arrogaron las medidas sociales que puso en marcha el Ejecutivo durante los meses iniciales de la pandemia. Y lanzaron un aviso al PSOE: seguirán firmes en su empeño de hacer cumplir el acuerdo de coalición. 

Rodeado por el resto de ministros morados (Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells) y la responsable de Educación, Isabel Celaá, en representación de los socialistas, Iglesias señaló que la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno fue lo que permitió encarar esta crisis según los intereses de la mayoría y no de unos pocos privilegiados. En lo concreto, el líder morado aplaudió la importancia de Díaz como la impulsora de los ertes. "La herramienta de protección social más poderosa", sentenció. 

Díaz y Belarra no se quedaron atrás. La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo ensalzó el trabajo de exvicepresidente durante el primer confinamiento, frente "al ruido y la furia" de la oposición. "Pablo impulsó la articulación de un escudo social de derechos que es un ejemplo para las democracias europeas y una promesa de porvenir y dignidad para este país", afirmó tajante. Belarra, por su parte, agradeció a Iglesias el haber "demostrado se puede gobernar de otra manera" y haber consolidado la "mayoría progresista" de los Presupuestos Generales del Estado

Nuevas dinámicas

El acto también le sirvió a Díaz para mandar un mensaje claro sobre su intención, ahora como vicepresidenta tercera, de dar un impulso a la cartera de Trabajo. "Nunca antes como ahora, bajo el amparo de esta vicepresidencia, el ministerio de trabajo había adquirido el peso y relevancia política en el seno del Gobierno de España". Además, haciendo gala de su estilo de gestión, agradeció a los agentes sociales su compromiso con el diálogo: "Gracias por vuestra generosidad, por el esfuerzo, por vuestra voluntad compartida de encontrar siempre soluciones y llegar siempre a acuerdos".

Noticias relacionadas

No obstante, está por ver cuál será el papel que termine jugando Díaz en el Ejecutivo. En una entrevista en la Cadena Ser, Iglesias señaló que la política gallega es la nueva líder de Unidas Podemos en el Gobierno y que, junto a Belarra y Montero, será la encargada de las negociaciones con el PSOE. Pero, no descartó que él también intervenga en estas conversaciones. "Jugaré mi papel", sostuvo antes de explicar que seguirá manteniendo una interlocución con Pedro Sánchez como secretarios generales que ambos son de sus respectivas formaciones.

Los socialistas parecen tener la misma intención. "A partir de ahora tenemos que distinguir el plano del Gobierno del plano de los partidos", dijo la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. "El señor Iglesias es ahora el líder de un partido que está presente en el Gobierno de coalición y que hablará cuando corresponda y sea necesario objetivamente con el secretario general del PSOE, que es el presidente del Gobierno, para seguir avanzando en el cumplimiento de los acuerdos de gobierno", detalló a continuación.