Defensa

España gastó 758,3 millones en 2020 en misiones militares internacionales

  • Casi 90 millones de euros se gastaron en acciones contra la piratería marítima

  • La actuación militar en Irak y Afganistán ha costado más de 106 millones

Margarita Robles, ante la Comisión de Defensa del Congreso.

Margarita Robles, ante la Comisión de Defensa del Congreso. / EL PERIÓDICO

3
Se lee en minutos
Juan José Fernández

España gastó durante el año 2020 758.375.405,18 euros en mantener las 17 misiones militares internacionales en las que, bajo banderas de la ONU, la OTAN o la UE, participan los ejércitos de Tierra y Aire y la Armada. Durante el año pasado, Defensa desplegó 8.257 soldados, aviadores y marinos en esas misiones en países como Líbano, Mali, Lituania, Letonia, Somalia, Turquía o Colombia.

Son los principales datos numéricos que ha ofrecido la ministra Margarita Robles este miércoles en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso, en la que ha resumido el esfuerzo militar exterior español como "una muestra del compromiso de España, que es solidaria y no mira a otro lado ante los dramas que pasan en el mundo".

Las misiones más onerosas han consistido en el despliegue de unidades navales en misiones de seguridad en el Mediterráneo (151.507.903 millones de euros y 808 efectivos en el despliegue junto a fuerzas de la OTAN y 25.109.620 euros y 65 efectivos en un segundo despliegue, el Sea Guardian, en el Mediterráneo oriental) y la presencia de fuerzas españolas de pacificación y vigilancia en Líbano, que ha supuesto un desembolso de 108.796.000 euros para mantener allí a 1.924 militares durante todo 2020, "con gran prestigio para España", según la ministra.

Una de las misiones más rentables en coste/resultado ha sido el apoyo a fuerzas aliadas en la lucha contra el yihadismo en el Sahel Occidental. En esa misión, el destacamento aéreo Marfil, con base en Senegal, ha trasladado a 39.000 soldados y 6.000 toneladas de material con un coste de 51.380.000 euros y la dedicación de 322 militares en diversos relevos.

El apoyo a la seguridad de las repúblicas bálticas ha supuesto para el presupuesto español de Defensa más de 120 millones de euros. En apoyar el batallón multinacional de apoyo a la defensa de Letonia, España ha empleado 743 efectivos, con un coste de 72.725.337 euros. En labores de policía aérea en los cielos de Lituania y de Rumanía, han sido 49.301.128 euros gastados y 254 soldados desplegados.

Apoyar a Turquía en la defensa antimisil en su frontera con Siria ha supuesto para España el despliegue de una batería de misiles Patriot, servida por 285 efectivos en 2020, con un coste de 29.874.000 euros.

África y Oriente

La guerra contra la piratería en el Golfo de Guinea y en el océano Índico ha supuesto una inversión de casi 90 millones de euros, con liderazgo español en ambos escenarios. En la cara occidental africana fueron desplegados 227 marinos, y gastados 2.128.104 euros. En el cuerno de África, la misión Atalanta ha supuesto un desembolso de 2.838.146,18 euros y 46 soldados en tierra en Somalia, y 79.197.963 millones de euros en la vigilancia marítima de esa parte del Índico, con 1.358 marinos.

La misión militar EUTM RCA en la República Centroafricana supuso el despliegue en 2020 de 30 efectivos con un presupuesto de 3.239.164 euros.

Dos guerras ya veteranas en Oriente Medio, la de Irak y Afganistán, siguen contando con presencia española en reducción. La ministra Robles ha explicado el espíritu in together/out together (juntos dentro/ juntos fuera) que une a los aliados en ambos países. En Irak, uno de los escenarios más onerosos, Defensa se gastó en 2020 98.606.000 euros, con un despliegue de 1.373 efectivos. En Afganistán, mantener 159 soldados y sus actuaciones supuso 8.017.000 euros de gasto.

Noticias relacionadas

Actuar en Mali, donde a España le corresponde el liderazgo en esta fase de las misiones internacional europea EUTM y EUCAP, supuso gastar 75.655.000 euros y mantener 863 militares.

España además ha enviado 9 observadores militares para verificar el proceso de paz en Colombia.