Los Mossos denuncian “una violencia extrema y gratuita” en las protestas por Hasél

  • El ataque a la comisaría de Vic es un hecho sin precedentes que amenazó la integridad de agentes y que obligará a revisar la seguridad de las sedes policiales

  • El ‘conseller’ Sàmper subraya que los ataques se dirigieron contra los funcionarios a pesar de que estos no trataron de impedir ninguna concentración

  • Hay 18 arrestados, 40 establecimientos destrozados o saqueados solo en Barcelona y 18 uniformados y 30 manifestantes atendidos por el SEM

Limpian las pintadas y reparan los destrozos de la comisaría de Mossos de Vic tras los incidentes por la detención de Pablo Hásel. / EFE / SUSANNA SÁEZ / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

El portavoz de los Mossos d’Esquadra, el comisario Joan Carles Molinero, ha calificado de "violencia extrema" los actos que protagonizaron algunos grupos de manifestantes movilizados contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. El ‘conseller’ d’Interior, Miquel Sàmper, ha subrayado en una rueda de prensa posterior a una cumbre extraordinaria que se ha celebrado en la sede central de Sabadell que hubo manifestantes que agredieron a los policías de forma “gratuita” dado que estos no trataron “en ningún momento” de impedir las “concentraciones”.

 

Sàmper, citando las directrices del Tribunal de Estrasburgo, ha criticado la prisión para el cantante, ha reiterado el compromiso con la libertad de expresión y con el derecho a la manifestación y ha concluido que el límite de este último según el organismo europeo son “las molestias”. Lo que sucedió ayer en las marchas “no son molestias”. Hay 18 agentes y 30 manifestantes heridos –una joven recibió un impacto supuestamente de foam en la zona del ojo–, 40 establecimientos asaltados o saqueados solo en Barcelona, graves enfrentamientos en Lleida, Reus o Girona, varias motocicletas quemadas y una comisaría destrozada en Vic.

 

El ataque de esta dependencia policial supone un hecho sin precedentes. “Hubo algunos cristales rotos en la misma comisaría hace un año y medio pero nunca había ocurrido nada similar”, ha explicado Molinero. El ataque puso en riesgo "la integridad" de agentes "indefensos" porque no tenían protección de orden público. "Hubo que dar aviso con el código 33 –máxima gravedad–", han remarcado Sàmper y Molinero. Los asaltantes lograron entrar al vestíbulo, sabotear la línea telefónica y las cámaras de seguridad. Fueron expulsados de allí cuando llegaron los refuerzos.

El hecho preocupa tanto que Interior se replantea un modelo de comisarías diseñado para reforzar la "proximidad" de los policías con los ciudadanos. El estudio sobre dónde deben estar ubicados estos inmuebles y de qué forma deben protegerse se llevará a cabo durante los próximos meses pero el objetivo es "garantizar la seguridad" de los funcionarios. Los sindicatos policiales han criticado la falta de previsión demostrada por la policía catalana para repeler esta agresión, algo que los Mossos también analizarán.

Más protestas

Para este miércoles se han convocado nuevas protestas por el encarcelamiento de Hasél. Sàmper ha rogado a la ciudadanía que se manifiesta "pacíficamente" respetando el derecho "a la vida" y a "la propiedad". Una súplica que no está exenta del "redimensionamiento" de las medidas preventivas que se van a tomar para evitar que se reproduzcan situaciones de indefensión como la vivida en la comisaría de Vic, que ejemplifica "la magnitud de la tragedia". Paralelamente, Molinero ha asegurado que los agentes de Información ya están trabajando para que los autores de los ataques en la capital de Osona y en el resto de ciudades sean "identificados, arrestados y trasladados a disposición de la justicia.

Visita a la comisaría de Vic

Sàmper y el major Josep Lluís Trapero, y el director general de la policía, Pere Ferrer, acudieron anoche a Vic para valorar la gravedad de lo ocurrido junto a la alcaldesa de la localidad y este miércoles se han reunido en el complejo Egara –sede central– para evaluar los graves disturbios registrados en Barcelona, Vic, Lleida, Girona y Reus durante las protestas apoyo al rapero y revisar qué ha fallado.

Las de ayer por la noche fueron las manifestaciones más multitudinarias que se han registrado durante la pandemia y que se llevaron a cabo incumpliendo las medidas decretadas desde hace un año para contener la propagación del virus. Sàmper ha explicado que ninguna había sido comunicada.

Reunión del 'conseller' Miquel Samper con la cúpula de los Mossos d'Esquadra tras los incidentes en las manifestaciones contra la detención de Pablo Hásel.

/ CONSELLERIA D'INTERIOR

Las protestas contra el encarcelamiento de Hasél se saldaron la noche del martes con 14 detenidos y 33 heridos, 17 de ellos policías.

Las protestas en Vic se saldaron con 4 detenidos. Algunos manifestantes, antes de atacar la comisaría, lanzaron piedras contra el edificio de los juzgados y contra los agentes que lo custodiaban. Más tarde se dirigieron a la comisaría, donde lanzaron grandes piedras contra el edificio, rompiendo varios cristales de la misma, y realizaron pintadas con lemas como 'Lluita al carrer' y 'Mort al feixisme'. Algunos vándalos intentaron incluso entrar en las dependencias policiales, siendo repelidos por agentes que la custodiaban, que cargaron contra los asaltantes. 

Asalto a la comisaría de Vic tras las protestas por la detención de Pablo Hasél.

"Se cruzó una línea roja" en Vic

La alcaldesa de Vic, Anna Erra, ha condenado la violencia que emplearon algunos de los manifestantes y ha asegurado que el martes "se cruzó una línea roja" en Vic. "Nunca se había terminado (una manifestación) con estos disturbios", ha añadido. "Ha sido una decepción. No podemos estar contentos de que la libertad de expresión termine en violencia. Lo condenamos", ha remachado.

En una entrevista en Rac-1, Erra ha explicado que los asaltantes estaban organizados y preparados. "El de la comisaría de los Mossos era un ataque muy bien pensado de un grupo muy reducido y muy bien preparado, pero no tengo suficiente información para saber si era premeditado", ha explicado. "Había gente que llevaba cosas preparadas para encender contenedores", ha asegurado la alcaldesa, que ha señalado que la Guardia Urbana de Vic cree que "tal vez había intención de que la manifestación acabara con estos disturbios".

Según sus datos, hay "cinco o seis personas detenidas y 11 'mossos' heridos". El consistorio no tiene constancia de que ningún ciudadano resultase herido.

Te puede interesar