Urnas en suspenso

La exigencia de ERC de más coordinación en el Govern enerva a JxCat

  • Aragonès pide renegociar el acuerdo de gobernabilidad tras la inhabilitación de Torra, pero no concreta medidas

  • Junts también exigió el viernes mejorar los mecanismos internos y acusa a Salud y Exteriors de "ir por libre"

Pere Aragonès.

Pere Aragonès. / David Zorrakino / Europa Press

Se lee en minutos

Tras la inhabilitación del 'president' Quim Torra, los dos socios del Govern, Junts per Catalunya y ERC, emprendieron una nueva negociación interna para gestionar el reparto de poder. Ese partido acabó en tablas. Ni Esquerra logró que se convocaran elecciones antes de que la sentencia a Torra llevara automáticamente a las urnas, ni JxCat pudo lograr que el presidente del Parlament, Roger Torrent, dilatara los plazos para votar más tarde. Después de aquel acuerdo, llegaron los detalles: Aragonès no ejercería de 'president' ni en el Parlament ni en mensajes institucionales como el de Fin de Año. Ese acuerdo se tradujo, en la práctica, en dos gobiernos actuando en paralelo en la mayor parte de los casos.

Ahora, Esquerra -que siempre tuvo interés en ir cuanto antes a las urnas- reclama renegociar ese pacto. Lo afirmó este lunes, en una entrevista en Europa Press, el vicepresidente, 'president' en funciones y candidato de ERC, Pere Aragonès, que propuso "mejorar los mecanismos de coordinación", pero no añadió cómo.

La réplica de Junts

Conocidas estas declaraciones, la mitad del Govern de Junts per Catalunya respondió que son precisamente ellos los que han reclamado recientemente en el seno del Ejecutivo catalán mejorar la coordinación. Concretamente, en la reunión del Consell Executiu del pasado viernes que sirvió para acordar la suspensión de las elecciones. El partido de Puigdemont afea a los republicanos que vayan por libre en las áreas de Salut y Exteriors. Y cree que Aragonès se limitó ayer a lanzar "humo" sin más.

Preguntada al respecto, la portavoz de Junts, Elsa Artadi, dijo que las palabras del vicepresidente no eran, por el momento, más que eso, unas declaraciones. "Las pugnas en el Govern no hacen bien a nadie, no sé qué ha querido decir ni qué propone", respondió Artadi, que emplazó a ERC a que las mejoras se logren mediante una mejor "empatía", que haría innecesaria la creación de más mesas de coordinación internas.

Deberes para Exteriores de difícil aplicación

Te puede interesar

Por otra parte, Artadi aprovechó para lanzar un nuevo dardo a ERC y, en concreto, a su 'conseller' de Exteriors, Bernat Solé, en relación con la preparación de los comicios fijados ahora para el 30 de mayo. Junts plantea un decálogo de medidas, la mayor parte de las cuales, según admitió la portavoz del partido, requerirían de una aprobación en el Congreso, dado que el Parlament está disuelto por la convocatoria electoral.

Entre estas medidas están vacunar a los miembros de las mesas electorales, incrementar el número de puntos de votación, efectuar tests masivos a la hora de ir a votar, poder votar por correo hasta dos días antes de las elecciones, votar físicamente durante dos días, crear "urnas móviles" para que los afectados por el covid no tengan que salir de sus domicilios e implantar el voto electrónico. Respecto al voto electrónico, Solé ya avanzó este mismo lunes, en declaraciones a SER Catalunya, que no es posible de cara al 30 de mayo. En respuesta implícita a las críticas de Junts, aseguró que tenía todo el operativo preparado para votar el 14-F.