En el Congreso

Las claves de la 'comisión Kitchen'

  • PSOE y Unidas Podemos propondrán que comparezcan Rajoy, Fernández Díaz, Cospedal y Villarejo, entre otros

  • Los populares piden que las sesiones arranquen tras las elecciones catalanas para no influir en la campaña

Las claves de la 'comisión Kitchen'
3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Los casos judiciales del PP vuelven al Congreso. Tras la sentencia del caso Gürtel que precipitó la moción de censura con Mariano Rajoy, la Cámara baja del Congreso será escenario de la conocida como 'comisión Kitchen'. Una iniciativa del PSOE y Unidas Podemos para investigar los presuntos tejemanejes en el Ministerio del Interior durante el Gobierno de Rajoy para proteger al PP. La idea de los socios de coalición es que exaltos dirigentes conservadores –y de las llamadas 'cloacas del Estado'- desfilen por el Congreso. Pero ¿quiénes serán estos protagonistas?, ¿qué intereses persigue cada partido?, ¿cuándo arrancarán las sesiones? A continuación desvelamos las claves para comprender la 'comisión Kitchen':

¿Qué es el 'caso Kitchen'?

Se trata de una investigación judicial sobre una supuesta trama de espionaje en el Ministerio del Interior entre 2013 y 2015 para sustraer información comprometedora sobre las finanzas del PP al extesorero del partido, Luís Bárcenas. Los principales investigados son el excomisario José Manuel Villarejo, el exnúmero dos de la policía, Eugenio Pino y el antiguo chofer de Bárcenas, Sergio Ríos. A estos nombres, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón añadió a mediados de septiembre la imputación del exministrio del Interior Jorge Fernández Díaz por su posible relación con el espionaje.

¿Qué se pretende investigar?

La propuesta que presentaron PSOE y Unidas Podemos [Aquí en PDF] en septiembre y que fue aprobada por el Congreso tiene como objeto "investigar la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior y otras instituciones del Estado”. Según detallan socialistas y morados, es necesario esclarecer si los conservadores supuestamente llevaron a cabo estas prácticas “con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP, perseguir ilícitamente a personas y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción”.

¿Qué propósitos persiguen?

La 'comisión Kitchen' podría dar un poco de aire al Ejecutivo. A nadie se le escapa que el paso de altos exdirigentes del PP, entre ellos un expresidente del Gobierno, por la Cámara baja serviría a socialistas y morados para alejar el foco mediático de su gestión de la pandemia y para desgastar a los conservadores y, sobre todo, a su líder, Pablo Casado.

No obstante, los populares no parecen dispuestos a aceptar sin más esta comisión de investigación y también se preparan para sacar partido. Entre sus planes está solicitar la comparecencia de dirigentes del PSOE e investigar la presunta financiación irregular de Podemos.

¿Quién comparecerá?

La comisión, presidida por la socialista Isaura Leal, ha comenzado ya los trabajos para establecer la lista de comparecientes. Una tarea en la que los partidos, incluido el PP, deberán ponerse de acuerdo, pese a que socialistas y morados tendrán la última palabra al ser mayoría en la mesa de la comisión.

Uno de los pesos pesados que PSOE y Unidas Podemos están de acuerdo con que acuda al Congreso es Rajoy. El expresidente del Gobierno sería una de las mayores bazas para atacar al PP. Además, los socios del Ejecutivo parecen estar de acuerdo en llamar también a Fernández Díaz y al que fuera su número dos, Francisco Martínez, y a la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Fuera de dudas está también la asistencia de Villarejo como pieza clave de este entramado. Pese a la insistencia de los ‘podemistas’, los de Sánchez han salvado a Casado al considerar que no tuvo relación directa con el escándalo.

Noticias relacionadas

Por su parte, los conservadores tienen en mente solicitar la comparecencia de la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, ya que entienden que tuvo relación con Villarejo durante su etapa como secretaria de Estado de Interior entre 1994 y 1996, y de la fiscal general del Estado y exministra socialista de Justicia, Dolores Delgado, tras conocerse que se reunió en varias ocasiones con el excomisario. Además, la exdirigente del PSOE mantiene una relación personal con Baltasar Garzón, cuyo bufete de abogados coordina la defensa de varios mandos policiales en el ‘caso Villarejo’.

¿Cuándo arrancará la comisión?

La idea que barajan socialistas y morados es que a lo largo de enero se pueda concretar la lista de comparecientes y que la primera sesión de la comisión tenga lugar a comienzos de febrero. No obstante, los conservadores piden que se retrase hasta después de las elecciones catalanas, que se celebrarán el 14 de febrero, para que la acción del Congreso no interfiera en la campaña electoral.