JUICIO DE LOS ATENTADOS DEL 17-A

Mossos declaran ante el tribunal cómo las furgonetas ayudaron a identificar la célula terrorista

Describen cómo supieron que Es Satty viajó a Marruecos o que Alcanar tenía relación con el atentado de La Rambla

El tribunal ve las imágenes del atropello de Barcelona y cómo su autor huyó andando y luego en coche

Un ’mosso’ que se cruzó con Younes Abouyaaqoub tras el atropello de la Rambla dice que tenía cara de satisfacción. En la foto, los acusados Mohamed Houli Chemial, Driss Oukabir y Said Ben Iazza, durante el juicio en su contra que se celebra en la Audiencia Nacional. / EFE / POOL / VÍDEO: SEÑAL AUDIENCIA NACIONAL

Se lee en minutos

Ángeles Vázquez

La sesión de este miércoles del juicio de los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017 se centró prácticamente en las furgonetas con las que la célula terrorista quería atentar con los explosivos que preparaban en Alcanar contra el Camp Nou o la Sagrada Familia. Los mossos que inspeccionaron la que tenía el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, la que se utilizó para cometer el atropello de La Rambla y la abandonada cerca de Cambrils por Mohamed Hichamy detallaron al tribunal lo que encontraron en ellas y cómo esos indicios les permitieron avanzar en la investigación.

La prueba más elocuente fue hallar el pasaporte del principal acusado, Mohamed Houli Chemlal, en la furgoneta con la que se asesinó a 14 personas en La Rambla. Había sido alquilada por su compañero de banquillo, Driss Oukabir, y la conducía Younes Abouyaaqoub, que huyó del lugar a pie y luego, en el coche de Pau Pérez, al que también mató. Durante el juicio se proyectó un vídeo con las cámaras de seguridad privadas y públicas que permitieron luego reproducir el intinerario que siguió hasta que fue abatido cinco días después en Subirats.

Encontrar el pasaporte de Houli supuso relacionar la explosión de la víspera en Alcanar, en la que murió Es Satty, con el atentado, lo que permitió detener al acusado, que hasta entonces se creía que era una mera víctima de la explosión. 

Viaje a Marruecos

Por su parte, uno de los mossos que analizó lo localizado en la furgoneta de Es Satty, que fue localizada en Sant Carles de la Rapita, explicó que gracias a los papeles y recibos que había en ella se determinó que el imán estuvo en Marruecos entre el 19 de julio y el 9 de agosto, para vender electrodomésticos.

En el vehículo también había un croquis de municipios próximos a Ripoll que Houli identificó como posibles lugares donde el imán podía haber guardado explosivos. El agente explicó que eran de la ruta del Ferro y se investigaron sin encontrar nada.

También declararon los agentes que acudieron al aviso de un accidente de tráfico en el kilómetro 266 de la AP7, del que Hichamy huyó andando, pese a que la furgoneta en la que viajaba podía seguir circulando. Fue recogido por los otros terroristas y juntos cometieron el atropello de Cambrils, donde fueron abatidos por un mosso.

Huida desde La Rambla

Te puede interesar

Los mossos que inspeccionaron las imágenes del atropello grabado por las cámaras de La Rambla, que fue visto por el tribunal, explicaron que gracias a ello se identificó a Abouyaaqoub como autor del atentado y se supo en qué dirección había huido.

También se exhibieron las imágenes grabadas por distintas cámaras una vez se hizo con el coche de Pau Pérez y en una gasolinera, en la que busca algo en un contenedor. La grabación policial, en la que los agentes admitieron que no incluía los tres días en que se le perdió el rastro, acabó con el terrorista abatido en Subirats.