FRENTE A LA DERECHA Y ANTE EL RUMOR INTERNO

El Gobierno se defiende del pacto con Bildu en los Presupuestos

Calvo subraya que se ha hablado con "todos" los partidos que han respondido a la llamada de "coordinación y unidad" que pide el país

La vicepresidenta primera recuerda al PP que también, a lo largo del tiempo, ha llegado a pactos con los aberzales o Vox

Carmen Calvo acusa el PP de crear una inestabilidad insoportable cuando no gobierna. / INMA MESA (FLICKR PSOE) / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

El Gobierno intenta que su victoria, con holgura, en el primer examen de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, el pasado jueves, no quede eclipsada por la negociación con Bildu. A la lluvia de críticas de la derecha se ha sumado, en los últimos días, el intenso ruido interno de una parte del PSOE, que ha recibido con "decepción", recelo, disgusto o inquietud. La cúpula busca combatir ambos frentes haciendo pedagogía, recordando que el PP no ha ayudado nada porque su propósito es que las cuentas se estrellen, y que también se ha entendido con la izquierda aberzale o la ultraderecha cuando le ha convenido. 

"Hemos abierto la posibilidad de hablar con todos, de negociar con todos", explicó este sábado Carmen Calvo desde Ferraz en unas breves declaraciones enviadas a los medios. "Hay quienes han respondido a una llamada de coordinación y de unidad que necesita nuestro país", apuntó la vicepresidenta, aludiendo a grupos como ERC, Bildu o también Cs, que ayudaron al Ejecutivo y rechazaron las siete enmiendas de totalidad que, entre otros, presentaron el PP, Vox o JxCat. Los populares, siguió, "que han llegado a acuerdos a lo largo del tiempo con Bildu y Vox, no pueden estar una posición de irresponsabilidad, el PP no quiere que haya Presupuestos". Calvo no enumeró los pactos de los conservadores con los aberzales, pero el PSOE siempre cita aquellos a los que llegó su hoy portavoz en el Senado, Javier Maroto, cuando era alcalde de Vitoria (2011-2015)

La también secretaria de Igualdad del PSOE reprochó al PP que, cuando pierde elecciones y no gobierna, "establece líneas de inestabilidad insoportables", actitud que ve más grave ahora por la pandemia. Es momento de la "unidad, de la responsabilidad", de estar en los "problemas" reales de los ciudadanos, dijo.

Calvo subraya que los argumentos de la derecha en este debate "son trileros" y no se ajustan a la realidad

Así, insistió, "todos los argumentos que circulan en este debate por parte de las derechas son trileros, nada tienen que ver con la realidad de la política, ni del futuro, ni de la estabilidad o de la gobernanza". Pero la incomodidad con Bildu también está dentro del PSOE. La dirección ha intentado cerrar las grietas de los últimos días, explicando sus argumentos. El pasado miércoles sí conversó el número tres del partido, José Luis Ábalos, con el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, cuya queja daba la medida de hasta qué punto había prendido el malestar interno. Pero Ferraz, según insistieron a EL PERIÓDICO fuentes de la cúpula, no se ha movilizado para llamar a los territorios porque "no hay más", no quiere dar más vuelo a la polémica. 

Calvo, este sábado desde la sede federal, remarcó que son imprescindibles unos PGE "de país" —la expresión que la Moncloa usa para enfatizar su deseo de que sean transversales—, que apuntalen el Estado del bienestar, promuevan el empleo y protejan a empresas y ciudadanos y desarrollen la agenda verde y feminista.

"Que diga la verdad"

Pablo Casado aprovechó la clausura del 17º Congreso Provincial del PP de Zaragoza, emitida por el canal del partido a través de YouTube, para cargar contra los pactos de Pedro Sánchez con Bildu o los independentistas, "de una indignidad moral que tiene que acabar". "No se puede mandar un mensaje de que la gente que ha matado 850 personas en España son socios homologables", dijo. 

Casado cree que las alianzas de Sánchez con ERC o Bildu son de una "indignidad moral que tiene que acabar"

Te puede interesar

Para el líder del PP, los Presupuestos no solo son "equivocados" desde el punto de vista económico, sino que "los vende a cambio de los acuerdos más inconfesables". Por ello, instó a Sánchez a que "diga la verdad". Casado recordó que esta es la sexta vez que el PSOE, pero "la primera que lo hace sin necesitar sus votos". "Sin decir qué ha pactado, tenemos que imaginarlo", deploró.

El PP sostiene que el Gobierno no pacta "por obligación", sino "con quien quiere", porque su idea de España "no es homologable en otro país europeo". "No conozco ningún país europeo que defienda a dictaduras latinoamericanas o que se sustente en un partido que está justificando el asesinato político o no condena el terrorismo", remachó el presidente de los populares, informa Efe.