29 oct 2020

Ir a contenido

DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

El independentismo tumba la petición de elecciones de la oposición

El 'president' se aferra al cargo, pero el Parlament avala una moción de Esquerra que reclama consensuar la respuesta al Supremo

ERC vota en contra de llamar ya de urnas, pese a reclamarlas, porque la iniciativa buscaba "desgastar" al Govern

Júlia Regué / Fidel Masreal

El ’president’ Quim Torra y la ’consellera’ de Presidència, Meritxell Budó, en el Parlament.

El ’president’ Quim Torra y la ’consellera’ de Presidència, Meritxell Budó, en el Parlament. / JOAN CORTADELLAS

La oposición ha clamado este viernes al unísono para que el 'president' Quim Torra apriete el botón electoral. Tras la vista en el Tribunal Supremo, Torra descartó convocar elecciones (pese a la insistencia de ERC) y abogó por aguantar en el cargo, como mínimo, hasta que el tribunal resuelva. El camino que pretende recorrer después es incierto, porque no ha desvelado si abrazará la 'vía Venturós', es decir, ejercer funciones de 'president' sin tareas administrativas, o si se apartará. De todos modos, el presidente del Parlament, Roger Torrent, prevé desbloquear la cuenta atrás electoral si acaba siendo inhabilitado.   

La mayoría independentista en la Cámara catalana, sin embargo, ha tumbado todas las propuestas de resolución que pedían elecciones. También han caído las del PSC relacionadas con la "mala gestión" de la pandemia y la reprobación de Torra por su ausencia en la conferencia de presidentes en La Rioja, con el "incumplimiento" de los acuerdos del Parlament por parte del Govern y sobre la "falta de diálogo político y degradación institucional". Las impulsadas por Cs, que abogaban por evitar un "bloqueo" en caso de inhabilitación y por respetar la sentencia que se dicte, han sido rechazadas. En cuanto a la reforma del delito de sedición propuesta por los 'comuns', JxCat se ha abstenido y ERC ha votado a favor, por lo que se ha aprobado. Los socios en el Govern también se han dividido en la votación sobre la anulación del acuerdo del Consell Executiu según el cual Incasol avanzará 96 millones de euros para la compra de los terrenos de Hard Rock. Los republicanos se han abstenido y los posconvergentes han votado en contra.

JxCat, ERC y CUP han avalado una propuesta en defensa de Torra que evita fijar una estrategia concreta ante la posible inhabilitación eventualidad pero se critica la posibilidad de que el 'president' sea despojado de su cargo. El texto, reivindica "la voluntad soberana de la ciudadanía de Catalunya" por encima de cualquier "criminalización, amenaza o intimidación o intento de deslegitimación por parte de la judicatura o la fiscalía española" y en este sentido afirma que "sólo la mayoría de este Parlament tiene legitimidad para otorgar o retirar la confianza al 'president y el Govern". Esquerra ha hecho prosperar una iniciativa propia por la que pide una estrategia conjunta ante la posible inhabilitación del 'president'.

Ovación a Torra y réplica de JxCat a la oposición

Torra se ha reunido con el grupo parlamentario de JxCat minutos antes del inicio de la segunda ronda del debate de política general en uno de los despachos del Parlament. Los diputados han arropado a Torra y le han ovacionado, antes del que podría ser su último pleno si el Tribunal Supremo ratifica su inhabilitación por desobediencia. La diputada Gemma Geis ha criticado desde el atril que los partidos den a Torra por inhabilitado: "Ustedes piden elecciones pero, "respetarán los resultados electorales?". 

JxCat arropa a Torra tras la vista en el Tribunal Supremo. / ACN / GERARD ARTIGAS / VÍDEO: EFE

Los republicanos han apostado por consensuar una respuesta a la previsible inhabilitación: "Tenemos que responder conjuntamente, no podemos volver a caer en un episodio de desorientación independentista. Estamos a tiempo. El presidente hablaba del círculo perfecto de la represión, tenemos que hacer posible el circulo perfecto de la democracia", ha considerado Marta Vilalta, en sintonía con el texto de los republicanos en este sentido que ha sido aprobado.

El PSC ha hecho una enmienda a la totalidad y ha votado en contra de todas las propuestas de resolución del Govern. "Hemos dicho basta", ha espetado la diputada Alícia Romero. La socialista ha exigido la convocatoria inmediata de elecciones ante un Govern que "agoniza": "No nos merecemos más este Govern roto, que hace meses que está en una carrera electoral, que no resuelve los problemas de Catalunya, y que sigue confrontando", ha añadido. Romero ha insistido en que "hay que pasar página" ante un Ejecutivo que "desprestigia las instituciones", que "desobedece a conciencia", que "recorta milímetros de soberanía menospreciando lo que se aprueba en el Parlament".

En nombre de Cs, la diputada Lorena Roldán ha cargado contra el Govern por "seguir dividiéndonos y enfrentándonos". "Le escuché decir los recursos desaparecen en el agujero negro del Gobierno. El único agujero negro es el suyo", ha aseverado. Ha cargado contra la apertura de nuevas 'embajadas' catalanas y ha reclamado unos nuevos presupuestos de emergencia en Catalunya y que Torra finiquite la legislatura: "Si de verdad usted está tan preocupado como quiso hacer ver el miércoles, demuéstrelo y ponga fin a su etapa como presidente de la Generalitat".

Por su parte, el diputado del PPC Santi Rodríguez ha insistido en que Torra "ha utilizado la institución para defender a unos catalanes frente a otros". "Para nosotros, la legislatura se ha perdido. Si tiene sentido de la responsabilidad, puede evitar una parálisis que puede ser de cuatro meses o más. Puede hacer que sólo pasen 54 días", ha inquirido.

Los 'comuns' han tirado de la emblemática frase de la expresidenta del Parlament, que pronunció cuando ocupada el cargo como líder de la ANC, Carme Forcadell: "Presidente, ponga las urnas", ha proclamado la diputada Susana Segovia. Y ha instado al jefe del Govern a dejar de ser presidente "por unas elecciones, no por dejar unas horas de más una pancarta colgada": "Presidente, lo que es una irresponsabilidad es no convocarlas: elija entre 54 días y dos meses, o 124 días y dos meses. Por tanto sí, está en sus manos, es su responsabilidad".