27 oct 2020

Ir a contenido

AÚN SE ESTÁ REDACTANDO EL TEXTO

El Congreso investigará al PP por la 'operación Kitchen'

Los socialistas dan el paso y registrarán la petición en el Congreso con Unidas Podemos

La Cámara baja aceptará la solicitud, que contaría con mayoría suficiente para salir adelante

Juanma Romero Miguel Ángel Rodríguez Pilar Santos

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, el pasado 8 de septiembre en la Cámara baja. 

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, el pasado 8 de septiembre en la Cámara baja.  / Emilio Naranjo (EFE)

Los fantasmas del pasado siempre vuelven. Y el PP de Pablo Casado, que pensaba haberlo conjurado, se tendrá que enfrentar a ellos otra vez, dos años después de que una moción de censura, fruto de la condena judicial al partido por corrupción, tumbara a Mariano Rajoy y aupara al poder a Pedro Sánchez. Ahora ya no es la Gürtel, ahora es 'Kitchen', el presunto espionaje al extesorero Luis Bárcenas que puede llevar a la imputación de los exministros Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal y al marido de esta, Ignacio López del Hierro, como ha pedido la fiscalía.

El caso tiene por delante un largo periplo judicial. Pero también será un calvario parlamentario para el PP. Porque el Congreso abrirá una comisión de investigación para examinar los supuestos seguimientos a Bárcenas y el montaje de una estructura parapolicial que pudo servir para espiar a rivales políticos. Los números dan, ya sí, y el Gobierno y sus socios –y tal vez Ciudadanos, que se lo están pensando– están dispuestos a acorralar a un PP que aún carga con el fardo de la corrupción a sus espaldas. 

El escrito se pretende cerrar "este jueves o viernes" para que lo califique la Mesa la semana próxima

La iniciativa la llevaban los grupos minoritarios, liderados por ERC. El martes, el PSOE no descartaba apoyar la solicitud de creación de una comisión de investigación. Este miércoles, ya la decisión estaba tomada: los socialistas comenzaron a redactar con Unidas Podemos una petición que esperan tener lista en las próximas horas, "este jueves o viernes", y a la que esperan que se adhieran los demás grupos.

En principio, el escrito será calificado por la Mesa del Congreso la próxima semana, y después será respaldado por el pleno. Socialistas y morados contarían, a priori, con el apoyo de los pequeños que ya se habían alineado con ERC –JxCat, Más País, Compromís, Bildu, BNG o la CUP–. 

Los grupos minoritarios se habían movido a raíz de las informaciones de los últimos días a partir del levantamiento del secreto del sumario de la 'operación Kitchen'. En él aparecen conversaciones entre Fernández Díaz, su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y mandos policiales que apuntarían al montaje de una estructura parapolicial para destruir las pruebas que pudiera tener Bárcenas. 

"Qué no habrán hecho con otros"

"Si se hacían esto entre ellos, qué no habrán hecho para con otros, sobre todo en el sector del independentismo y el republicanismo catalán, con Unidas Podemos o con cualquier disidencia política al denominado régimen de 1978", apuntó el portavoz republicano, Gabriel Rufián. Revelaciones "extraordinariamente graves", señaló Íñigo Errejón, líder de Más País, para quien de confirmarse significaba que el PP en el Gobierno usaba estructuras públicas y sectores de las Fuerzas de Seguridad del Estado para "espiar y robar documentos, hostigar o chantajear". 

Cs no descarta apoyar la comisión, aunque cree que también hay que investigar a Podemos

En un primer momento, la posición del PSOE no fue cien por cien contundente. La portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, señaló que no descartaba apoyar la petición, aunque advirtió de que su grupo quería estudiar "bien" el informe de la Fiscalía y del sumario, e insistía en que Pablo Casado debía dar explicaciones, tesis que secundó la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. Pero este miércoles el giro era completo: es el PSOE el que se decide a presentar la solicitud, de la mano de Unidas Podemos, para a partir de ahí buscar el respaldo mayoritario. 

El PNV ya se mostró este martes proclive. El miércoles, el PSOE trasladó al grupo nacionalista su intención de presentar el escrito y ambas partes quedaron en seguir hablando para ir conociendo la redacción del texto. La formación 'jeltzale' no se pronunciará hasta conocer la literalidad de la petición, aunque avanza que el 'caso Kitchen' es "grave" y requiere de "explicaciones" por parte del PP. La duda es, en consecuencia, si finalmente habrá una solicitud conjunta o bien los minoritarios respaldarán la impulsada por el PSOE y Unidas Podemos. 

¿Qué hará Ciudadanos? Es la incógnita. Como este martes indicaba el portavoz adjunto del grupo, Edmundo Bal, los naranjas nunca se oponen a que se investiguen hechos de posible corrupción de "cualquier partido", y eso incluye a Podemos. Pero esa última vía está cegada por ahora, porque el PSOE frenó este martes la comisión de investigación en la Junta de Portavoces, por lo que esa solicitud de la oposición no llegará siquiera a debatirse en el pleno.

El líder del PP, Pablo Casado, junto al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el pasado 5 de septiembre en Santiago de Compostela, tras la ceremonia de toma de posesión de Alberto Núñez Feijóo como presidente de la Xunta.  / lavandeira jr (efe)

Los liberales indican que no han visto "los términos" del papel sobre el que trabajan socialistas y podemistas, y cuando lo lean, decidirán. El PP, naturalmente, se opone, porque liga las pesquisas judiciales al pasado, a la época de Mariano Rajoy

La 'operación Kitchen' está ahondando la sima que ya separaba al Gobierno y a los conservadores. Un abismo que se agrandó este miércoles en la sesión de control en el Congreso, por el choque entre Pablo Iglesias y el número dos de los populares, Teodoro García Egea, y antes por Pedro Sánchez y Pablo Casado. El presidente convino que los morados proponen cuestiones que exceden la Constitución, pero a día de hoy cumple con la Carta Magna, no como el PP, reprobó, que la "incumple" al negarse a proceder al relevo de las instituciones. "Pretenden utilizar al poder judicial para atacar al Gobierno y están bloqueando su renovación de la manera más patética. Esa desfachatez no revela ya su poder, revela ya su impotencia y decadencia", lanzó Iglesias.