15 ago 2020

Ir a contenido

El 'puigdemontismo' deja en bloque la cúpula del PDECat

Nogueras y Ciuró dejan la dirección, pero mantienen aún la militancia

Budó cree que Bonvehí ha tomado un rumbo "que la mayoría no comparte"

Xabi Barrena

Miriam Nogueras, candidata de Junts per Mataró.

Miriam Nogueras, candidata de Junts per Mataró.

La construcción del nuevo partido de Carles Puigdemont y el intento del ‘expresident’ de llevarse por delante el partido matriz, el PDECat, promete ser una de las serpientes de verano. Justo cuando parecía que el PDECat había contenido el golpe mediático de la fundación de Junts el pasado sábado y a las 12 horas de que David Bonvehí viniera a decir que si el ‘expresident’ quiere pacto tendrá que aceptar el talante de centroderecha de la heredera de CDC, los ‘puigdemontistas’ asestaron un golpe interno a los demócratas. 

Dos miembros de la dirección, entre ellas, una vicepresidenta, Míriam Nogueras, dimitieron ayer de sus cargos. Ella y Lourdes Ciuró, que también notificó la salida de la cúpula a lo largo de ayer, mantienen de momento el carnet de militante a la espera de lo que ocurra en la negociación entre el PDECat y el nuevo Junts.

No es, sin embargo, una sorpresa. Nogueras, además de diputada de JxCat en Madrid, es persona de la máxima confianza de Puigdemont, y era la principal voz en la dirección que abogaba por el 'hara-kiri' del partido para disolverse, militante a militante, en Junts. 

Ciuró, por su parte, fue diputada al Congreso hasta que en las últimas elecciones municipales se presentó como alcaldable del PDECat en Sabadell. Ella hizo público en las redes sociales que estaba participando en el nacimiento de Junts per Catalunya.

Deja poca huella

Fuentes del partido señalaron que la baja de Nogueras no supondrá un descalabro organizativo. "Hacía poco y en las ejecutivas ni hablaba", comenta una voz que tampoco quiere entretenerse mucho en la cuestión. Las dos se suman a la primera baja registrada el 23 de julio, la de Montse Morante.

La responsable del área de ámbitos temáticos (Ciuró lo era del ámbito territorial de Barcelona comarcas) participó en la operación por la que el ‘expresident’ pasase a controlar, legalmente, la marca de Junts per Catalunya, una de las bazas principales del PDECat en la negociación entre ambas fuerzas. Y lo hizo sin comunicarselo, previamente, al presidente del PDECat.

Morante también se integró en el equipo de Meritxell Budó en la Conselleria de Presidència. Precisamente la ‘consellera’  señaló ayer, como reacción a las bajas, que era "obvio" que la actual dirección del PDECat ha elegido un rumbo que no comparte la mayoría de asociados del partido.  En una entrevista a 'Catalunya Ràdio', Budó señaló que la decisión de Nogueras (la de Ciuró aún no se conocía) "la honra".