09 ago 2020

Ir a contenido

REBROTE EN CATALUNYA

El Govern confina Lleida por decreto tras el veto judicial

El texto de la Generalitat permite limitar la movilidad en "ámbitos territoriales"

Las restricciones podrían durar un máximo de 15 días prorrogables

Fidel Masreal

El Govern aprueba el decreto para poder imponer restricciones por la pandemia. En la foto, Quim Torra, en la rueda de prensa del lunes por la noche. / EFE / TONI ALBIR / VÍDEO: EFE

El Govern acordó de urgencia y por decreto el confinamiento de Lleida tras horas de confusión añadida al enojo de los habitantes y responsables políticos del Segrià. El texto aprobado por el Consell Executiu en sesión extraordinaria consiste en una modificación de la ley de salud pública basada en que "mientras que la previsión de los estados excepcionales es una regulación de carácter general", en cambio la regulación específica de las emergencias sanitarias constituye "una legislación especial" fruto de la necesidad de adoptar medidas concretas para preservar la salud pública, garantizadas por la Constitución, a la que apela el Govern.

En concreto, el decreto modifica la ley catalana para que "en situaciones de pandemia declaradas por las autoridades competentes, se podrán adoptar medidas de limitación a la actividad, el desplazamiento de las personas y la prestación de servicios en determinados ámbitos territoriales".

Limitación de desplazamientos

¿En qué se traducirá esto para los ciudadanos del Segrià? De entrada, el decreto habla de recomendaciones, que han de durar un máximo de 15 días prorrogables, y ajustado territorialmente al mínimo ámbito necesario para su efectividad". Y en concreto, respecto a los desplazamientos, se permiten solo los "esenciales" de forma individual o con "la unida de convivencia" y con todas las medidas de precaución higiénicas y de distanciamiento. ¿Cuales son los esenciales? Paseos individuales o con grupo de convivencia: cuida de huertos familiares, de autoconsumo, municipales, siempre que esten en el mismo término muncipal queel del domicilio o un municipio vecino; actividad deportiva sin contacto en el mismo término municipal  que el del domicilio; desplazamiento a supermercados y tiendas de alimentación en el mismo término municipal; desplazamiento por asistencia sanitaria e ir a la farmacia siempre que esté en el mismo término municipal; desplazamiento para ir a trabajar o a la escuela; desplazamiento para bodas o ceremonias funerarias con aforo limitado. "En ningún caso se pueden prohibir los desplazamientos con carácter absoluto", añade el decreto.

Transporte, viajes y reuniones

El decreto no limita el transporte de mercancías, permite viajes para movimientos esenciales pero solo con la "burbuja de convivencia", obliga a registrar los asistentes a reuniones si no se conocen; establece un control de apertura de espacios públicos y un registro de asistentes. En cuanto a los servicios de salud, se establece un control sobre la estrategia y planes de escalada, así como restricciones de visitas a instalaciones residenciales.

Respecto a los lugares de trabajo y comercio, se fija un control de apertura en cuanto a aforo y modalidad de los espacios de trabajo y se prioriza la gestión de horarios para garantizar la conciliación.

Este decreto viene precedido de un nuevo choque político-judicial tras la decisión judicial, la anterior madrugada, de atender a la petición de fiscalía y vetar el confinamiento decretado por la Generalitat. Lo cual motivó reuniones de urgencia a primera hora del 'president' con los servicios jurídicos y los 'consellers' implicados en la gestión de la covid-19, que actuaron de forma conjunta y sin fisuras.

Tras este acuerdo, compareció Torra pasadas las once de la mañana para pedir a los habitantes de Lleida y el Segrià que "sigan las indicaciones" del Govern de permanecer en sus domicilios -salvo excepciones- pese a la decisión judicial contraria al respecto. Torra aseguró que el Govern "no acepta" la decisión de la juez, pero asumió que hasta la regulación definitiva, los Mossos la cumplirían las resoluciones judiciales. "Si algún juzgado nos quiere impedir proteger la salud de nuestros ciudadanos, nosotros queremos contar con la colaboración de la gente", argumentó el 'president'. A su favor, entre otros, el jefe de los letrados del Parlament, Joan Ridao, que se preguntó porqué el Gobierno ha actuado sin aplicar ninguna ley orgánica en toda la pandemia.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Suscríbete

Torra argumentó que "en otros lugares del Estado se han tomado medidas más restrictivas como impedir el derecho a voto en Euskadi y Galicia y no ha habido ningún impedimento. ¿Hay algún hecho que nos afecte a nosotros, a nuestras capacidades y competencias?". Horas después, tras trascendir la intención de la fiscalía de Lleida de mantener el veto a la iniciativa del Govern, Torra respondió en Twitter, directamente: "¿Pero esto qué es?".