juicio histórico

Testigos confirman el uso de personal y fondos públicos para mantener el Pazo de Meirás

Un guardia civil jubilado ha declarado que prestó servicios en el recinto hasta los años 90 y dos vecinos relataron que era frecuente la presencia de personal de Comandancia de Obras y del Ayuntamiento de A Coruña para realizar arreglos

Vista del Pazo Meirás, en el municipio coruñés de Sada, propiedad de los herederos de Franco.

Vista del Pazo Meirás, en el municipio coruñés de Sada, propiedad de los herederos de Franco. / Xurxo Lobato

Se lee en minutos

Antarés Pérez (La Opinión de A Coruña)

La primera sesión del juicio por la titularidad del Pazo de Meirás ha arrancado con la declaración de varios testigos que han confirmado el uso de personal y medios públicos en el mantenimiento del pazo durante la dictadura, adelanta 'La Opinión de A Coruña', del mismo grupo editorial que 'El Periódico de Catalunya'.

Los testimonios fueron solicitados por la Abogacía del Estado o alguna de las tres administraciones personadas.

Uno de los testigos, un guardia civil jubilado, afirmó que había prestado servicios hasta los años 90. Dos vecinos de Meirás relataron que era frecuente la presencia de personal de Comandancia de Obras y del Ayuntamiento de A Coruña para realizar arreglos y adecentar los jardines.

Un funcionario de A Coruña confirmó estos extremos y el desplazamiento de los Bomberos durante los años 60 para suministrar agua en julio y agosto sin que constase ningún pago por parte de los Franco.

Te puede interesar

El juicio arrancó a las 09.30h y estuvo precedido de una protesta convocada por la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica (CRMH) para exigir la devolución del Pazo de Meirás.