07 ago 2020

Ir a contenido

congreso de los diputados

ERC votará en contra del decreto de 'nueva normalidad' del Gobierno

Los republicanos reprochan a Sánchez no haber negociado con ellos, pero sí con Cs y PNV

Esquerra insta al independentismo a buscar una posición conjunta para evitar más choques

Júlia Regué

Marta Vilalta, portavoz de ERC.

Marta Vilalta, portavoz de ERC. / ACN / GUILLEM ROSET

La geometría variable del Gobierno arrecia la competición a veto cruzado entre ERC y Cs por asentarse como socio preferente. Los republicanos se plantaron este lunes ante Pedro Sánchez por no haber tenido en cuenta sus escaños en el Congreso para convalidar el decreto de ‘nueva normalidad’ el jueves y, por contra, haber negociado con los naranjas y el PNV el previsible plácet del hemiciclo. "Estamos en una nueva realidad, no en una nueva normalidad", deslizó la portavoz republicana Marta Vilalta, quien hizo valer sus diputados contraponiéndolos a los de "quienes le dan los votos más baratos, que es con Cs, a cambio de nada".

"Teniendo en cuenta que el Gobierno no ha querido negociar el decreto con nosotros, estamos instalados en el 'no' y que no cuenten con nuestros votos", avisó, acusó a Sánchez de "rebajarse" a pactar con Cs para desplazar a ERC -y la consiguiente mayoría que le llevó a la Moncloa- y se dirigió a Unidas Podemos para que aclare si se siente "cómoda" con los acuerdos firmados junto a la formación de Inés Arrimadas. Cs reaccionó con sorna: "¡Qué alegría!", espetó el portavoz adjunto de los naranjas en el Congreso, Edmundo Bal, ante el "enfado" de ERC con el Gobierno, que a su parecer confirma que su partido "lo hace bien".

Vilalta puntualizó que la letra pequeña del texto no les agrada porque discrepan sobre cuestiones competenciales en cuanto a materia sanitaria y porque no garantiza que no habrá una nueva recentralización de competencias en caso de un rebrote de covid-19. 

Los votos de ERC son "incompatibles" con los de Cs, dijo, por lo que los republicanos emplazan a Sánchez a decidirse por uno u otro para encauzar los Presupuestos Generales del Estado: "Representamos modelos diferentes y estamos a las antípodas ideológicamente", sostuvo Vilalta sobre Cs. Esquerra ya advirtió de que su apoyo a las cuentas va atado a avances en la mesa de diálogo, que por ahora sigue sin tener fecha para un segundo encuentro que tendrá lugar previsiblemente en julio, y que Esquerra quiere que sea presidido por Sánchez y el ‘president’ Quim Torra.    

Llamamiento

Ante una legislatura de futuro incierto, Vilalta urgió una estrategia conjunta del independentismo que frene los choques internos en el Govern y evite ahondar en la discrepancia generalizada; y llamó a JxCat y la CUP a entablarse para encarar los próximos meses, que estarán marcados por la probable inhabilitación del ‘president’ a manos del Tribunal Supremo, y ante la que Esquerra apuesta por perfilar ya el final de la legislatura que el jefe del Govern dio por terminada en enero.

Vilalta sorteó desvelar el sentido del voto de ERC en la votación del suplicatorio del Tribunal Supremo, y aseguró que "todavía hay margen" para que los independentistas acuerden una posición conjunta, pese a que JxCat se decanta por le ‘no’ -aunque propuso días atrás no asistir a la votación como gesto de protesta-, ya que el suplicatorio saldrá igualmente adelante porque los votos de JxCat, ERC y la CUP no son decisivos. La opción de no participar, según Esquerra, sigue sobre la mesa y, de hecho, es la postura que adoptaron en la comisión del diputado, el primer paso antes de que la pérdida de inmunidad de Borràs llegue al pleno. Por su parte, los anticapitalistas pidieron a Borràs que abandonara su escaño para que dejara de estar aforada y el caso volviera a la justicia ordinaria, donde creen que tendría "un juicio justo", pero la portavoz de JxCat se niega a abandonar su puesto en el hemiciclo.

Los republicanos intentan equilibrar la tolerancia cero con la corrupción, más aún cuando la Sindicatura de Cuentas acreditó indicios de corrupción al detectar varios contratos de la etapa de Borràs al frente del Institut de les Lletres Catalanes (ILC) que incumplían la legalidad vigente en materia de contratación, con evitar que el caso acabe en manos de la sala que preside Manuel Marchena, el encargado de la sentencia del 'procés' que condenó a la cúpula del 1-O.

Preguntada por las declaraciones de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzieen una entrevista en EL PERIÓDICO, en la que emplazó directamtente a republicanos y ‘cupaires’ a votar en contra de la pérdida de inmunidad de Borràs, Vilalta avisó que ERC toma sus propias decisiones y, tras felicitar a Paluzie por su reelección por dos años más al frente de la entidad independentista, espetó que le gustaría que los miembros de la nueva dirección "trabajen para que la ANC vuelva a ser la organización amplia y transversal que había sido" en su primera etapa, a fin de que "aglutine a un movimiento independentista que es muy diverso y variado".