25 oct 2020

Ir a contenido

DECISIÓN JUDICIAL

El juez permite a los hermanos Jordi y Oleguer Pujol viajar a Andorra pero les prohíbe ir a entidades financieras

Los hermanos no viajarán al final porque el tribunal andorrano les tomará declaración por videoconferencia desde Barcelona

Europa Press

Jordi Pujol Ferrusola, el pasado febrero, a su llegada a la Audiencia Nacional.

Jordi Pujol Ferrusola, el pasado febrero, a su llegada a la Audiencia Nacional.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga el presunto origen ilícito de la fortuna de la familia Pujol, el llamado 'caso Pujol', ha autorizado a Jordi Pujol Ferrusola y a su hermano Oleguer a desplazarse a Andorra en julio para asistir a una audiencia judicial en calidad de perjudicados. En la providencia les prohibía expresamente "acudir a cualquier institución financiera de cualquier naturaleza" con sede en el Principado, si bien finalmente los hermanos no realizarán ese viaje.

Esta decisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 llegaba después de que así lo solicitaran los hijos del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol el pasado 1 de junio. Argumentaban que debían acudir a Andorra el 8 de julio para asistir al acto de una audiencia judicial en la que han sido citados ambos en calidad de perjudicados.

Sin embargo, tras recibir la aprobación del juez, los Pujol han remitido un nuevo escrito al juzgado informando de que dado que el Tribunal de Corts de Andorra les cita ahora a declarar por videoconferencia desde el Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona, solicitan que De la Mata "deje sin efecto la solicitud formulada" para viajar a Andorra.

El mayor de los hermanos Pujol, Jordi, está en libertad bajo fianza después de que en diciembre del 2017 abandonara la prisión madrileña de Soto del Real, en la que permaneció ocho meses, tras abonar 500.000 euros. Entonces, el juez como medidas cautelares le prohibió salir de España, le retiró el pasaporte y se acordó que debía acudir semanalmente a firmar en los juzgados.

Ahora, dos años y medio después, y con la instrucción aun abierta, De la Mata atendía la solicitud de los hermanos y les autorizaba a viajar "exclusivamente el día 8 de julio de 2020" para cumplir con esa citación de la autoridad judicial extranjera. "Con el único, exclusivo y excluyente propósito de comparecer en el acto del juicio oral", indica en su providencia.

Además, el magistrado señalaba que con el objetivo de "mantener la virtualidad de las medidas cautelares personales" acordadas les prohíbe no solo entrar en entidades bancarias si no también mantener cualquier encuentro o reunión en cualquier lugar del Principado "con personas vinculadas directa o indirectamente a entidades bancarias, financieras o mercantiles".

La investigación del juez De la Mata

El magistrado investiga desde hace años al expresidente catalán Jordi Pujol, a su mujer, Marta Ferrusola, y sus siete hijos por el presunto origen ilícito de su fortuna y, en el marco de esta instrucción, ordenó en abril de 2017 el ingreso en prisión del hijo mayor por los delitos de blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental. Permaneció en prisión preventiva hasta diciembre de ese año, cuando el magistrado redujo la fianza inicial de tres millones a 500.000 euros.

El pasado mes de septiembre, De la Mata acordó prorrogar hasta el 23 de marzo del 2021 la instrucción del 'caso Pujol', en el que se investiga a más de 30 personas y que declaró compleja por recaer supuestamente sobre una "organización criminal", tiene por objeto numerosos hechos punibles, muchos investigados y por tanto es necesario analizar abundante documentación y realizar actuaciones en el extranjero.

En dicho momento, el juez todavía tenía pendiente practicar diligencias como las comisiones rogatorias y órdenes europeas de investigación a Andorra y Luxemburgo y otra de Dinamarca pendiente de cumplimentar.

Las últimas diligencias conocidas se centraban en las actividades de una nueva Fundación, denominada Paty, vinculada a Josep Pujol Ferrusola, en un banco de Andorra en el que se ha identificado un ingreso de 600.000 euros y que ha motivado una nueva petición de la Fiscalía para cursar otra comisión rogatoria internacional al Principado "a fin de obtener información sobre este nuevo instrumento societario opaco tras el que se parapetaba" el investigado.

Según uno de los últimos informes de la UDEF incorporado al sumario de la causa, en la dirección de la Fundación Paty figura la sociedad panameña Gesfund INC, en la que estaban como apoderadas personas "vinculadas en los órganos sociales de las entidades andorranas Neith y Advocats i Consultors Associats. En la cuenta de la fundación, añade el informe, se contabilizó el abono mediante transferencia de 600.000 euros, cantidad cuyo origen radica en la cuenta que Josep Pujol tenía en el banco andorrano Andbank.