05 jul 2020

Ir a contenido

EN PLENA POLÉMICA POR LOS ESCRACHES

Marlaska destituye al jefe de la Guardia Civil en Madrid por los informes que vinculan el 8-M y el coronavirus

El ministerio del Interior alega "pérdida de confianza" en el coronel Pérez de los Cobos y desvincula su cese de los escraches en la casa de Pablo Iglesias

El mando destituido ahora fue el encargado de dirigir el dispositivo policial contra el referéndum del 1-O en Catalunya en 2017

Luis Rendueles

Marlaska destituye al coronel Diego Pérez de los Cobos (en la foto). / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destituido al jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos, por "pérdida de confianza". Fuentes de Interior no han querido concretar los motivos por los que se ha perdido la confianza en el coronel, pero los desvincularon con rotundidad de la polémica suscitada en los últimos días por el dispositivo de seguridad organizado para proteger la vivienda del vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero en Galapagar (Madrid).

Fuentes de la Guardia Civil en Madrid explicaron a EL PERIÓDICO que "el detonante" de la destitución del coronel Pérez de los Cobos fue "el tono y el contenido" de los informes de la Guardia Civil que constan en la investigación abierta por la celebración autorizada de las manifestaciones del 8-M en Madrid, que pudieron contribuir al contagio del Covid-19. En esa investigación, que dirige la juez Carmen Rodríguez-Medel, la Guardia Civil que dirigía Pérez de los Cobos apuntó la posibilidad de que el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, hubiera cometido un delito de prevaricación al autorizar las concentraciones. El delegado del Gobierno está imputado y ha sido citado a declarar en el juzgado el 5 de junio.

Contra el doctor Simón

La pasada semana, otro informe de la Benemérita apuntaba que incluso el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas del Ministerio de Sanidad, manejaba datos que alertaban de la gravedad de la crisis al menos días antes de las manifestaciones en Madrid. Y que por ese motivo, el 5 de marzo no se autorizó la celebración de un congreso religioso evangélico en Madrid. La Guardia Civil de Madrid que dirigía Pérez de los Cobos había reclamado al Centro de Coordinación que dirige Simón toda la documentación sobre el Covid-19.

La pérdida definitiva de confianza en el coronel Pérez de los Cobos vendria motivada porque no habría comunicado a sus superiores en el ministerio del Interior el contenido de esos informes y averiguaciones. Otras fuentes añaden que algunos sectores del nacionalismo catalán también verían con buenos ojos esa destitución. Pérez de los Cobos coordinó el dispositivo policial con motivo del referéndum unilateral del 1-O del 2017 en Catalunya, ya que en ese momento era el director del Gabinete de Coordinación y Estudios dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad.

El líder del PP, Pablo Casado, considera que la destitución del coronel Pérez de los Cobos supone una "agresión" a la Guardia Civil, informa Pilar Santos. Casado anunció que pedirá la comparecencia en el Congreso del ministro para que dé explicaciones. En la misma línea, Ciudadanos pidió también la comparecencia del ministro del Interior para que explique los "motivos reales" del cese de Pérez de los Cobos.

Ceses anteriores

El coronel juró en abril del 2018 su cargo como jefe de la comandancia madrileña en sustitución de Santiago Caballero, que dejó este puesto tras ascender a general. No es el primer mando del instituto armado al que destituye Marlaska por falta de confianza.

Pérez de los Cobos fue un testigo esencial en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo, donde criticó duramente la actuación de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O y que calificó de "insuficiente, inadecuada e ineficaz", "una estafa".

Durante el juicio, se llegó a plantear la posibilidad de un careo con el comisario de los Mossos Ferran López, número dos entonces del mayor de la policía autonómica Josep Lluís Trapero, debido a las divergencias en sus declaraciones como testigos, pero finalmente el Supremo lo rechazó.

El ahora cesado también compareció en el juicio contra Trapero y la cúpula de los Mossos en la Audiencia Nacional (suspendido temporalmente por la pandemia del coronavirus), donde aseguró que el mayor estaba alineado con los convocantes del 1-O.