09 jul 2020

Ir a contenido

Puigdemont lamenta el "error histórico" de congelar la DUI

El 'expresident' dice que ha tomado un papel secundario para no hacer sombra a Torra en la gestión de la pandemia

Roger Pascual

Puigdemont, durante su comparecencia en el Parlament el 10 de octubre del 2017.

Puigdemont, durante su comparecencia en el Parlament el 10 de octubre del 2017. / JULIO CARBÓ

Carles Puigdemont sigue dándole vueltas a su gestión de la DUI. El ‘expresident’ reflexionó este lunes de nuevo sobre ello desde su refugio belga, señalando que su principal error fue congelar la independencia ocho segundos después de haberla declarado en el Parlament y que ahora no lo haría. «El 10 de octubre de 2017 tomé una decisión muy dura para intentar privilegiar un diálogo que parecía sincero pero que resultó falso. He asumido como un error histórico la congelación de la Declaración de Independencia de Catalunya. Ahora no lo haría", tuiteó Puigdemont, compartiendo una entrevista en LaMordaza.com en la que hizo esta autocrítica.

El  ‘expresident’ reconoció  que fue «muy duro y muy doloroso» congelar la DUI, pero que tomó esta determinación en base a «datos, indicios y también elementos probatorios de la voluntad real del Estado de iniciar un proceso de diálogo avalado por muchas personas de fuera del estado español».

Puigdemont, que dijo que habla diario con Quim Torra, señaló que ha apostado por un perfil bajo para no hacer sombra a su sucesor en la gestión de la pandemia. «He decidido tener un papel secundario públicamente porque le tocaba liderar a Torra. Le tocaba al ‘president’ Torra enviar mensajes en estos momentos delicados, sin distorsión». El ‘expresident’ consideró que ante el reto del coronavirus Torra ha «sabido dar la cara» después de haber sido «vilipendiado e humillado por proponer cosas que luego el Gobierno español ha propuesto». Tras señalar que "la 'receta Sánchez' no ha funcionado", le ha recomendado más humildad al presidente español.