PLAN DEL GOBIERNO

La desescalada, en 4 fases

El desconfinamiento se hará por provincias y durará de 6 a 8 semanas, hasta llegar a la "nueva normalidad" a final de junio

Sánchez advierte de que entramos en la etapa más arriesgada y pedirá prórrogas del estado de alarma cada 15 días

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Iolanda Mármol

Hace hoy justo un año Pedro Sánchez se presentó a las elecciones generales del 28-A decidido a arriesgarse para fortalecer su posición como presidente, consciente de la debilidad con la que había nacido su mandato, en la alianza frágil de una moción de censura cuyo espíritu se diluía. Él y su equipo prepararon entonces todos los escenarios posibles dentro de las reglas de la política. Prepararon incluso lo imposible, pero no lo distópico.  En el primer aniversario de los comicios, al jefe del Ejecutivo no le queda ni un papel sobre la mesa de aquellos horizontes razonables, ni de las leyes que planeó para una legislatura que se ha ido por el desagüe. Sobre su mesa, y en la del Consejo de Ministros, estuvo este martes la decisión más arriesgada que ha tomado hasta ahora: el plan de desescalada para transitar hacia una "nueva normalidad". Sabe que su Gobierno no se puede permitir errores en el camino de desconfinamiento, sabe que enfrente tiene al PP, Vox y algunos presidentes autonómicos esperando a que se queme por ir demasiado rápido o demasiado lento. En esa tensión entre la prevención de contagios y la necesidad de reactivar una economía en 'shock', Sánchez se preparó a conciencia para anunciar cómo será la salida a un mundo que ya es otro, consciente de que no solo se juega la presidencia y su nombre en los libros de Historia, sino el futuro de un país entero.  La hoja de ruta es esta:

Por provincias, sin viajes

Fase cero, 4 de mayo: deporte y peluquerías

Fase uno, 11 de mayo: abren terrazas y comercio

Fase dos, 25 de mayo: cines y restaurantes

Se abre el espacio interior de bares y restaurantes con un tercio del aforo siempre que tengan garantías de  separación y solo para servicio de mesas. El curso escolar comienza en septiembre, pero se hace una excepción para que en esta fase dos, el 25 de mayo, si todo va bien y no hay que frenar el ritmo de la desescalada, puedan reabrir centros educativos con tres propósitos: actividades de refuerzo, garantizar que los menores de seis años puedan acudir en el caso de que ambos progenitores tengan que trabajar presencialmente, y para realizar las pruebas de acceso a la universidad (EBAU).  Reabren cines, teatros, auditorios y conciertos con aforo limitado a un tercio y butaca preasignado.  

También se podrán celebrar bodas, aunque con límites en el número de invitados. Podrán tener un número más alto de asistentes a partir de la fase tres.

Fase tres, 8 de junio: se abren las playas y piscinas

Se podrán celebrar seminarios, congresos y ferias científicas o de innovación respestando la distancia social de dos metros y con un tope de 80 personas. 

Las zonas comunes y las zonas recreativas de los centros comerciales ya se podrán usar. 

Nueva realidad, a final de junio

Te puede interesar

Franjas horarias, en estudio

Aunque la Generalitat viene reivindicando que la desescalada se acompañe de franjas horarias para salir a a calle, el Gobierno no ha adoptado esta decisión. Sánchez ha admitido que el Ejecutivo la está estudiando y analizando, puesto que hay territorios que lo piden y otros que no están de acuerdo.